coaching empresarial

¿Cuántos problemas has tenido que afrontar en tu vida? ¿Cuántas dificultades has superado? Piensa en todo lo que has conseguido hasta ahora ¿Crees que los demás lo han tenido más fácil? El Coaching empresarial te ayuda a desarrollarte en tu negocio.

Los problemas y las dificultades son universales, forman parte de la vida pero lo que diferencia a las personas “exitosas” (es decir, las que han conseguido sus propósitos) y las que no lo han logrado, no es que no vivan contratiempos, sino su capacidad para seguir adelante a pesar de todo.

Y esto requiere actitud y motivación, lo cual no es nada fácil porque nuestro cerebro está programado para esperar siempre lo peor, como mecanismo de protección y suele sabotearnos.

actitud ganadora

Coaching Empresarial: ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra motivación?

  1. Cultivar la confianza en ti mismo, muchas veces minada por enfocarte más en lo que no tienes que en lo que has conseguido ¿Ves el potencial de este cambio de perspectiva?
  2. Foco, ¿Cuántas veces has oído a alguien decir que no sabe lo que quiere pero sí lo que no quiere? Si te concentras en lo que no quieres será eso lo que acabarás consiguiendo porque el miedo no es un buen compañero para la acción y además, en lo que pones el foco pones la energía, así que céntrate en lo que quieres, pero antes define tu meta.
  3. Dirección, si sabes lo que quieres y has definido una meta concreta pero no tienes una estrategia de acción para conseguirla, la frustración está a la vuelta de la esquina. Sin embargo, si defines las actividades necesarias para llegar a la meta, las ordenas según su grado de importancia y estableces un plan de acción diario para acercarte a ellas tú tendrás el control.
actitud ganadora

Aunque siempre vamos a tener altibajos, lo importante es ser conscientes de nuestro entorno y darnos cuenta de que hay mucho más que nuestra rutina diaria y ser conscientes también de cómo nuestros pensamientos, sentimientos y emociones influyen en nuestro comportamiento y por tanto en nuestros resultados.

actitud ganadora

¿Por qué no empezar a pensar en nuestra responsabilidad ante nuestros logros? Empezar a pensar que la fuente de energía más poderosa está en nosotros mismos y es nuestra actitud.

Una actitud vital adecuada nos empuja a adquirir cualidades que una vez hechas hábitos nos aportan fortaleza, recursos, seguridad y seguramente, felicidad.

Te invito a desarrollar ciertas habilidades que te ayudarán a conseguir lo que quieres. La resiliencia es la capacidad de superar los retos, dificultades y problemas a los que tenemos que enfrentarnos, pero no simplemente para sobrevivir e ir tirando sino para salir fortalecido.

 

“Con los años te das cuenta

de que no puedes cambiar el mundo,

pero sí la mente”

Eduard  Punset.

Coaching Empresarial: ¿Cuáles son las características de las personas invencibles?

  • Saber encontrar y aprovechar nuestros propios recursos internos para superar las dificultades.
  • A través del autoconocimiento y el autocontrol mantener una distancia emocional con los problemas que te da perspectiva.
  • Confiar en nosotros mismos, saber que puedes conseguir lo que te propongas.
  • Utilizar la creatividad para explorar nuevas opciones.
  • Comunicarse y buscar apoyos de otros que puedan ayudarte.
  • Utilizan el sentido del humor para relativizar las situaciones.
  • Ser positivo.
  • Aprender a dar y a recibir.
  • Tener capacidad para perdonar.
  • Decisión y valor para actuar.

Nadie dice que sea fácil, pero… ¿Son fáciles la desesperación, el desaliento, la frustración, la insatisfacción…?

Me gustaría ofrecerte un truquillo que funciona… Se ha comprobado que los bebés ya lo hacen en el vientre materno; es la expresión facial que se reconoce a mayor distancia; es un gesto universal, inherente al ser humano; es muy contagiosa; nos hace sentirnos bien y alarga la vida un 10%… Efectivamente, la sonrisa, pero… ¿Sabes qué es un camino de doble dirección?… Si estás mal tu lenguaje corporal así lo expresa, cara seria, hombros caídos, pero lo curioso es que si cambias tu postura tu ánimo también cambiará; sonríe, camina con la espalda recta, levanta la cabeza y verás las cosas de otro color.

“Nuestra suerte está a merced

de nuestros propios recursos,

de lo que seamos capaces de hacer y poco más”

Luís Rojas-Marcos.

 

Como una empresa es un organismo vivo, creado, formado y alimentado por personas, todas estas pautas se pueden trasladar al ámbito empresarial.

Es decir, para conseguir metas concretas en tu negocio puedes seguir el mismo esquema:

 

  1. Conocer y definir las características, valores y diferencias de tu negocio te hará creer en él y en todo lo que puedes conseguir. Fíjate en todo lo que has construido hasta ahora y dale valor.
  2. Piensa en lo que quieres lograr, sin miedo, sé ambicioso, imagínate a ti mismo en tu vida ideal y plásmalo en objetivos concretos, temporales, alcanzables pero retadores al mismo tiempo. Pequeños hitos que vayan configurando la gran meta final.
  3. Plan de acción, qué necesitas hacer cada día para acercarte a los objetivos que te has marcado, planifícalo y hazlo, verás como tu motivación y tu autoestima suben puntos y cómo lo que parecía imposible cada vez está más cerca.

Es una filosofía de vida con la que puedes estar de acuerdo o no, pero si sospechas que algo puede haber de cierto entonces tienes una gran ventaja, tu actitud, tu voluntad y tu motivación te harán llegar a donde quieras, que a lo mejor es a la vuelta de la esquina, cada uno tiene su definición de éxito. Lo importante es que sabes que depende de ti, tú eres el responsable.

“Tanto si crees que puedes hacerlo

como si crees que no,

en los dos casos estás en lo cierto”

Henry Ford.

[Total:3    Promedio:5/5]