Seleccionar página
análisis dafo

Un análisis DAFO es una herramienta que nos permite realizar un examen estratégico de nuestro negocio.

Nos ayuda a conocer la situación real del negocio para poder implementar una estrategia de futuro que nos acerque a lo que queremos conseguir.

Los pequeños negocios solemos ser muy conscientes de nuestras dificultades, pero generalmente nos centramos en factores externos que no dependen de nosotros; económicos, políticos, legislativos o sociales.

Y, por supuesto en la competencia.

Factores, todos ellos que hay que tener en cuenta pero que difícilmente podemos controlar.

De modo que la pasividad o, en el mejor de los casos, las acciones a corto plazo, dispersas e inconsistentes, suelen ser la solución que damos a nuestros problemas.

Sin embargo, si observamos nuestra situación con un poco más de distancia descubriremos que no estamos teniendo en cuenta todos los factores.

Por un lado, no estamos viendo las oportunidades que nos puede estar brindando el entorno y que dejamos escapar.

Y por otro, tampoco nos miramos a nosotros mismos para descubrir qué debemos potenciar y que hay que mejorar para que la situación vaya como queremos.

Hay dos reacciones típicas cuando las cosas no van como nos gustaría; quedarse quieto, reducir costes y esperar a que escampe o lanzarse a probar nuevas tácticas sin estudiar antes el conjunto.

Siempre será mejor pasar a la acción que quedarse parado, pero aunque las actuaciones aisladas pueden tener un efecto positivo, será la aplicación simultánea de varias acciones dirigidas al mismo fin, lo que supondrá un mayor impacto en nuestros resultados.

Lo que nos falta es combinar dos elementos fundamentales para conseguir el éxito en todo lo que hagamos.

Primero la reflexión y luego la acción.

Antes de hacer nada es importante dedicar un tiempo a lo más importante, pensar lo que queremos conseguir para descubrir las acciones que nos ayuden a conseguirlo.

Luego será cuestión de probar y quedarnos con las más eficaces.

Índice

Imagina tu negocio como un gran puzzle cuya caja se ha perdido.

Para solucionar el puzzle primero tenemos que tener una idea de la imagen completa.

Algunas piezas saltarán a la vista; las esquinas, los bordes.

Pero no lo podremos solucionar sin primero dedicar tiempo a disponer las piezas correctamente e identificar cuáles son las primeras que hay que colocar.

Si ponemos piezas sueltas al azar será muy difícil que podamos terminarlo y solo nos provocará frustración.

Tenemos que aprender a compaginar las piezas concretas y la imagen general, el resultado final.

Pues bien, un análisis DAFO te va a ayudar a analizar tu negocio desde una perspectiva más amplia, lo que te facilita la toma de decisiones eficaces.

Es una manera de visualizar todas las piezas del puzzle para identificar cuáles son las primeras que hay que colocar.

Qué es un Análisis DAFO

El análisis DAFO es una técnica que te ayuda a conocer y posicionar mejor tu negocio.

La técnica DAFO supone estudiar de forma estructurada una serie de datos esenciales para tomar mejores decisiones.

El método DAFO nos permite tomar cierta distancia de nuestro negocio, sacar la cabeza de los problemas diarios para definir la situación de nuestro negocio mirándola desde fuera y poder pensar en el futuro.

La matriz DAFO nos ayuda a identificar y entender mejor los aspectos esenciales de nuestro negocio, a conocernos mejor a nosotros mismos y nuestro entorno.

Se trata de un método para estudiar la situación del negocio mediante el análisis de sus características internas y su situación externa.

Es una herramienta muy útil en la fase inicial del negocio, para planificar una estrategia de futuro.

También resulta muy efectiva para solucionar los problemas del negocio en una fase posterior, al determinar una situación de partida y las palancas sobre las que debemos apoyarnos para mejorar los resultados.

Cómo hacer un Análisis DAFO

Para realizar el análisis DAFO primero vamos a definir los conceptos que lo componen.

^

Oportunidades

Son los factores externos, es decir aquellos que no podemos controlar, que favorecen o pueden favorecer nuestros objetivos.

Como muchas veces vienen disfrazadas de problemas, es importante desarrollar cierto instinto para desenmascararlas.

^

Amenazas

En contraposición a las oportunidades se encuentran las amenazas como factores externos que perjudican o pueden perjudicar nuestros objetivos.

^

Fortalezas

Son los factores internos propios de nuestro negocio que favorecen o pueden favorer nuestros objetivos.

Se trata de tus puntos fuertes, de los factores que pueden suponer una ventaja frente a tus competidores.

^

Debilidades

Son los factores internos propios de nuestro negocio que perjudican o pueden perjudicar el cumplimiento de nuestros objetivos.

Son las desventajas que tienes frente a tus competidores.

De lo que se trata es de utilizar nuestros puntos fuertes para aprovechar las oportunidades que nos puede brindar el entorno.

Y, al mismo tiempo, reducir o eliminar las amenazas corrigiendo en la medida de lo posible nuestras debilidades.

Lo ideal será detectar ventajas y desventajas competitivas.

Está claro que va a ser mucho más fácil descubrir nuestras desventajas que dar con ventajas competitivas reales.

Estas ventajas van a surgir del valor que seamos capaces de ofrecer al cliente.

Para la creación de ese valor tendremos que preguntarnos ¿qué quiere nuestro cliente? y para contestar esta pregunta es fundamental conocerlo.

Ese valor que nos facilite una ventaja frente a nuestra competencia puede venir de diferentes actividades:

$

Valor del producto:

 

Si somos capaces de ofrecer a nuestro cliente un producto que destaque por su calidad, innovación, packaging, salud, ecología o cualquier otra característica funcional.

$

Valor de precio:

 

Si ofreces unos precios o condiciones más favorables para el cliente.

$

Valor de servicio:

 

Si tu oferta es superior a la de tu competencia en la gama, la comodidad, el asesoramiento, la rapidez, el trato, etc.

$

Valor de Identificación:

 

Cuando tu marca, tu imagen, genera asociaciones positivas, confianza, fidelidad.

Por tanto, tus ventajas competitivas van a surgir de los beneficios que tus clientes perciben al elegir tu propuesta frente a tu competencia.

Solo si los beneficios que aportas a tus clientes superan los costes tendrás una ventaja.

Si tus clientes piensan que tus productos o servicios tienen mayor valor que los de tu competencia a igual precio te elegirán.

Si tus clientes piensan que tus precios son inferiores a los de tu competencia a igual valor también te elegirán.

Si eres mejor que tu competencia en algo que tu cliente valore, tendrás una ventaja competitiva.

De ahí la importancia de conocer a tu cliente y sus necesidades, problemas, deseos… Incluso adelantándonos a lo que puede desear.

Porque los clientes son lo único que te proporciona seguridad.

Generar y desarrollar ventajas reales y ser capaz de mantenerlas y adaptarlas a los cambios del entorno es la clave para construir un negocio de éxito.

Piensa en satisfacer las necesidades de tu cliente mejor que la competencia, mediante atributos que te diferencien y hagan tu negocio único.

Para conseguirlo debes tener en cuenta que atributos como la calidad o el precio son fáciles de igualar, de modo que no van a resultar duraderos.

Sin embargo, los aspectos psicológicos, como la marca, el servicio, etc. son más difíciles de copiar.

Cómo definir la Estrategia

El informe DAFO nos ayuda a plantearnos las acciones que deberíamos poner en marcha.

Una vez que tenemos claros nuestros objetivos, tendremos que elegir la mejor estrategia para conseguirlos.

Estas estrategias pueden ser:

E

Defensiva

Si estamos preparados para enfrentarnos a las amenazas acentuando nuestras fortalezas, si somos capaces de destacar nuestras diferencias y retener a nuestros clientes.

E

Ofensiva

Si apostamos por crecer, utilizando nuestras fortalezas para aprovechar las oportunidades, podemos atacar a nuestra competencia con nuestras ventajas e incluso hacernos con parte de su clientela.

E

Reorientación

Si superar tus debilidades te permite aprovechar nuevas oportunidades, puedes reinventar tu negocio para adaptarlo a esas oportunidades detectadas en el mercado.

E

Supervivencia

Cuando las amenazas no nos permiten luchar contra la competencia podemos intentar superar nuestras debilidades para disminuir esas amenazas.

En todo caso, ten en cuenta que tener claros tus objetivos es fundamental para no perder el foco.

Al mismo tiempo, cuanto mejor conozcas a tu cliente y sus necesidades más posibilidades tendrás de ofrecerle lo que quiere y diferenciarte de tu competencia.

Del mismo modo potenciar los aspectos psicológicos de tu negocio que conectan emocionalmente con tus clientes, desarrollando una imagen de marca fuerte es esencial y te ayudará muchísimo en el camino.

DAFO del pequeño comercio

analisis FODA

Para ayudarte en la tarea de desarrollar tu matriz DAFO personalizada vamos a hacer un estudio, a modo de ejemplo, de los principales factores que intervienen, en general, en los pequeños negocios de caracter comercial.

Muchos de estos factores estarán presentes en tu negocio pero deberás adaptarlos a tu caso concreto.

DEBILIDADES

^

Características Generales:

 

La actividad comercial suele llevarse a cabo por empresas familiares, de dimensiones reducidas, mediante una oferta poco diversificada y con un planteamiento básicamente local.

Su capacidad de financiación y sus recursos son escasos por lo que los niveles de inversión en el sector comercial son bajos.

^

Estrategia Empresarial:

 

No definir un Plan de Gestión anual que recoja las acciones y objetivos a alcanzar hace que las decisiones que se toman en el negocio resulten improvisadas y reactivas.

La gestión profesionalizada de la actividad comercial es imprescindible para obtener buenos resultados.

El caracter empresarial de tu gestión es el motor para gestionar el cambio, innovar, tener una visión de futuro, etc.

^

Formación:

 

La actividad comercial es compleja; la atención al cliente, la estrategia empresarial, las técnicas de venta, las nuevas tecnologías, las técnicas de marketing, el branding, el visual merchandising, las técnicas de escaparatismo…

Al tratarse de una actividad con un contacto tan directo con el público la psicología también es muy importante.

Además como empresari@ las técnicas de coaching y mindset te acercarán a tus metas.

Por tanto, es imprescindible desarrollar una formación continua en todos los aspectos que afectan a nuestro negocio para mantenerse siempre al día y poder ofrecer a nuestros clientes la mejor experiencia de compra.

Del mismo modo resulta complicado encontrar personal cualificado debido a las retribuciones, a las condiciones de trabajo y a la falta de motivación.

^

Cooperación Empresarial:

 

En las circunstancias actuales las alianzas estratégicas resultan muy eficaces, de hecho vemos como muchas grandes empresas las están utilizando para reforzar su posición.

Sin embargo, en el caso de los pequeños negocios, no resulta tan habitual.

Somos muy independientes y no me refiero solo a pertenecer a asociaciones, sino a la colaboración entre los comerciantes de un barrio o de una misma calle.

Incluso a establecer acuerdos con cualquier otro negocio del entorno que beneficie a ambos.

^

Nivel Tecnológico:

 

La carrera tecnológica es tan acelerada que resulta difícil estar al día, tanto en equipamiento como en conocimientos.

Sin embargo, es fundamental disponer de los medios necesarios, no solo para desarrollar nuestra actividad de una forma óptima para el cliente, sino también para disponer de los datos necesarios que nos permitan evaluar nuestras acciones y tomar mejores decisiones.

También debemos utilizar la tecnología para conocer mejor y fidelizar  a nuestros clientes.

Por otro lado, tendremos que estar al día en los medios tecnológicos que puedan acercarnos a nuestros clientes; redes sociales, blog, web…

Los avances tecnológicos han hecho fácil y barato lo que hace unos años resultaba impensable, así que ¿por qué considerarlos  un enemigo?

^

Falta de adaptación:

 

La adaptación a las nuevas demandas y necesidades de los consumidores puede resultar difícil para un pequeño negocio.

Los nuevos hábitos y costumbres sociales, las franjas horarias, la apertura en festivos…

La renovación de la imagen comercial para hacerla más actual y atractiva.

^

Inversiones:

 

La inversión en marketing, comunicación y publicidad o promoción es importantísima para atraer nuevos clientes y fidelizar los existentes.

Comunicarte con tus potenciales clientes, darte a conocer y obtener visibilidad puede parecer un reto difícil de alcanzar.

A falta de recursos económicos la creatividad será nuestro mejor aliado, además la tecnología nos permite acceder a nuevas formas de darnos a conocer.

La cooperación entre negocios para fomentar la animación de las calles comerciales, así como apostar por los valores sociales y económicos del pequeño comercio como elemento identificador y diferenciador de nuestras ciudades, también supone una forma de comunicarnos.

^

Poder de negociación:

 

El poder de negociación con los proveedores para obtener condiciones de compra más favorables es bajo, dado el reducido volumen de compra.

Si relacionamos este punto con la colaboración con otros comerciantes vemos que podríamos convertir una debilidad en fortaleza.

^

La actitud:

 

Tu actitud como gestor del negocio afecta al desarrollo de la empresa.

La resistencia a adaptarse a los cambios del entorno y a los nuevos hábitos, necesidades y exigencias del consumidor no nos permitirá avanzar.

Del mismo modo una actitud pesimista afectará a las expectativas de futuro.

Una actitud positiva y activa nos facilitará gestionar el cambio y la modernización y adaptación de nuestro negocio.

AMENAZAS

^

Cambios sociales:

 

La nuevas generaciones totalmente digitales son el consumidor del futuro.

Al mismo tiempo la población envejece y la esperanza de vida se alarga, lo que acarrea cambios en la forma de consumir.

^

La competencia aumenta:

 

Las grandes y medianas superficies, los centros comerciales, apoyados en una oferta de ocio y entretenimiento para toda la familia, las marcas cada vez más potentes, las franquicias…

A esta competencia hay que añadir Internet como una forma de competencia a nivel mundial donde conviven grandes y pequeños.

^

Las Administraciones Públicas:

 

Las normas municipales y autonómicas se suman a la legislación estatal sobre comercio.

A esto hay que añadir la regulación legal de los empresarios autónomos en temas fiscales, laborales, etc.

Podríamos incluir aquí la implicación o no de la Administración local para ayudar a la dinamización de las zonas comerciales, así como las normas urbanísticas, infraestructuras, servicios públicos, seguridad, etc.

^

La situación económica y política:

 

Las condiciones económicas y políticas influyen en el poder adquisitivo, la confianza y el consumo de nuestros clientes.

Del mismo modo, el precio del arrendamiento o venta de los locales comerciales también se verá afectado por este tipo de variables.

Las crisis y la incertidumbre económica afectan negativamente al consumo, igual que las épocas de bonanza lo potencian.

FORTALEZAS

^

Atención al cliente:

 

El trato personalizado y el asesoramiento experto supone un valor para el cliente difícil de encontrar en otros modelos comerciales.

Al mismo tiempo la reputación y la confianza generada entre tus clientes también supone un valor al alza.

Ese contacto directo con el cliente te facilita poder conocer sus necesidades y problemas de una forma privilegiada, e incluso adelantarte a sus deseos, algo que para las grandes cadenas resulta mucho más difícil.

Del mismo modo el contacto directo facilita la conexión emocional con el cliente lo que supone un factor de fidelización muy importante.

^

Diferenciación:

 

En un mundo cada vez más globalizado donde podemos adquirir el mismo producto en Madrid o en Londres en una tienda prácticamente igual.

Donde las prendas o la decoración de la casa se replica una y otra vez, resultando todo y todos cortados por el mismo patrón.

Tú puedes aportar diferencias.

No solo en los productos, que también, sino también en los locales, en la experiencia de compra, en la forma de comunicarte y de relacionarte con tus clientes, en el público al que te diriges…

Sin duda ésta debe ser una de tus mayores fortalezas, ofrecer algo diferente, algo único.

La especialización también supone una forma de diferenciarse muy adecuada para pequeños negocios y con una gran variedad de orientaciones.

Puedes ser especialista en determinados productos, servicios, públicos, problemas, necesidades…

^

La Experiencia:

 

Tu experiencia en el sector también puede ser una gran fortaleza, tanto por el conocimiento del producto o servicio como del perfil de cliente a quien te diriges.

^

La Ubicación:

 

La situación de tu negocio puede constituir un punto fuerte bien por estar situado en el centro urbano con gran afluencia de potenciales compradores, incluso de turismo.

O bien por situarte en un punto estratégico donde la oferta no sea superior a la demanda.

Además debes aprovechar esta situación de proximidad como elemento para competir.

A pesar de que ya no supone un elemento diferenciador debido a que las grandes marcas, las franquicias o incluso los grandes distribuidores ya cuentan con locales muy próximos al consumidor.

^

Fidelización:

 

Disponer de una clientela habitual que te es fiel es una gran ventaja.

^

Flexibilidad:

 

Una de las grandes ventajas de cualquier negocio pequeño es su capacidad de adaptación a los cambios de una forma fácil y rápida, algo que para los grandes resulta muy costoso.

^

Financiación:

 

Si el difícil acceso a la financiación tiene alguna ventaja es que no nos endeudamos.

Un bajo nivel de endeudamiento aumenta la capacidad de resistencia.

^

Valor Social:

 

El comercio desempeña un papel fundamental en la vida económica, social y cultural de las ciudades.

Su un alto grado de generación de empleo.

Su condición de activador de relaciones y contactos humanos.

Su contribución para dotar de personalidad, imagen y vitalidad a las ciudades.

El comercio es una actividad que genera riqueza, aporta bienestar y calidad de vida, a la vez que resulta un elemento dinamizador y vertebrador del espacio urbano.

Es un intermediario necesario entre el productor y el consumidor.

Se relaciona estrechamente con otras actividades económicas como el ocio, la restauración o el turismo.

Y es algo nuestro, del pueblo, específico y particular de cada rincón.

Potenciar y fomentar los valores que los pequeños comercios aportan a la sociedad para conectar con quienes los comparten es una gran fortaleza con la que pocas grandes empresas cuentan.

OPORTUNIDADES

^

Experiencia de compra:

 

Los consumidores valoran más que nunca la experiencia de compra en el punto de venta.

La tienda física tiene que saber ofrecer al cliente una experiencia fácil, cómoda, agradable y divertida.

A la vez, tiene que buscar vivencias especiales donde los estímulos conecten con los sentidos del cliente de una forma emocional.

Ser percibidos por el cliente como una opción singular y original al mismo tiempo que les aportamos valor, supone una gran oportunidad para destacar.

Además la creciente demanda de productos y servicios cada vez más personalizados abre oportunidades de especialización y segmentación en determinados nichos de mercado.

^

Nuevos canales:

 

La tecnología ha puesto a disposición de grandes y pequeños, oportunidades que no hace mucho resultaban impensables.

Los pequeños comercios tienden a ver los nuevos canales como una amenaza pero en realidad esto no es del todo cierto.

Aprovechar los nuevos canales para llegar a nuestros clientes, atraerlos, conectar con ellos e incluso vender, está al alcance de todo el mundo.

Con esto no quiero decir que sea fácil pero sí que se trata de una oportunidad que debemos plantearnos.

El comercio electrónico, las compras a través del móvil, las compras a través de Facebook u otras redes sociales, las combinaciones del canal on-line y off-line.

Así como todas las herramientas de comunicación y atracción que pone a nuestro servicio el mundo digital de una forma muy asequible.

La Web, los Blogs, las campañas publicitarias de Facebook Ads, Google Adwords, el email marketing, etc.

^

El desarrollo del Turismo:

 

Estamos en un país turístico y esto puede suponer una oportunidad.

La oferta turística, cultural y gastronómica de tu ciudad puede beneficiarte.

Es una cuestión donde la colaboración, de nuevo tiene mucha importancia.

Al mismo tiempo, el potencial crecimiento de la demanda de productos autóctonos o de producción local también es algo a tener en cuenta.

^

La oferta educativa:

 

Como decíamos antes, la formación puede suponer un punto débil para muchos.

Sin embargo, el acceso al conocimiento nunca fue tan democrático.

Internet está lleno de información, Blogs (como el nuestro ;)), cursos, libros, información de organismos públicos, vídeos, lo que quieras…

^

Cambios sociales:

 

Los movimientos sociales y sus cambios de hábitos pueden suponer una amenaza si no somos capaces de adaptarnos.

De lo contrario las oportunidades son numerosas.

Por una lado, el comercio tradicional cuenta con unas connotaciones atractivas para muchos.

Además el aumento de la esperanza de vida, la conciencia ecológica, los nuevos modelos familiares, el creciente cuidado de la imagen personal, etc. son tendencias que abren un mundo de oportunidades que puedes aprovechar.

Hablaremos de ellas en profundidad más adelante.

^

Las Instituciones:

 

La creciente sensibilización de los problemas del comercio y su importancia en la actividad económica y social está calando en algunas instituciones.

La disponibilidad de servicios tanto de instituciones públicas como privadas, es algo que también debes valorar.

Además las medidas urbanísticas de muchos ayuntamientos reduciendo el tráfico rodado y aumentando las zonas peatonales también puede beneficiarte en tus objetivos.

^

Asociacionismo:

 

Una debilidad que puede transformase en oportunidad es la capacidad de asociarse.

Incluso con la competencia, si es preciso.

De nuevo Internet es una vía de acercamiento para llegar a acuerdos con otros negocios del mismo sector o de otros, con la misma actividad o diferente, para por ejemplo, comprar con mejores condiciones al aumentar el volumen.

^

El personal:

 

Las facilidades a la hora de disponer de una plantilla flexible para horarios o periodos de incremento de actividad supone para ti una ventaja que puedes aprovechar.

Tendencias que puedes utilizar para impulsar tu negocio

El comercio se encuentra en un proceso de cambio derivado de las nuevas condiciones del mercado: el aumento de la competencia, la evolución demográfica, las nuevas tecnologías, los nuevos hábitos de consumo, etc.

Estos cambios afectan de forma directa e indirecta al sector comercial y dependiendo de cómo los gestionemos podrán suponer una oportunidad o una amenaza.

Entender en profundidad estas tendencias puede ser la base de nuevas oportunidades para el comercio.

Para gestionar adecuadamente estos cambios e incluso adelantarnos a ellos, es fundamental trabajar una actitud abierta, de continuo aprendizaje y adaptación.

De hecho en la actualidad una parte del comercio está en proceso de modernización, de transformación y adaptación.

Existe una nueva mentalidad entre los comerciantes que buscan hacer frente a la competencia mediante nuevos planteamientos más activos y menos tradicionales.

Mientras, otra parte resistente al cambio, sufre un impacto negativo.

Los cambios que se están produciendo

]

Tendencias Económicas

$

El desarrollo tecnológico favorece la competitividad, la especialización y la flexibilidad empresarial.

$

La globalización convive con el auge de lo local, que considera el pequeño comercio como una actividad fundamental para las ciudades.

$

El creciente poder del consumidor, mediante el aumento de sus posibilidades de elección de productos y servicios debido a la gran oferta disponible, aumenta sus exigencias.

$

La enorme diversidad del mercado y el auge de la demanda de productos y servicios personalizados, hace necesaria la segmentación para atender las demandas de cada fracción.

$

El auge del “hazlo tu mismo” o DIY abre nuevas posibilidades de comercio.

$

El crecimiento del turismo y los cambios de hábitos relacionados con la gestión del tiempo y la importancia del ocio.

$

La consideración de las personas como el principal activo de las organizaciones, la importancia de la motivación y el talento en las relaciones laborales y el aumento de la productividad relacionado con el desarrollo tecnológico y la flexibilidad laboral.

$

El conocimiento, la creatividad y la innovación como principal instrumento de crecimiento empresarial.

$

El desarrollo de la responsabilidad social de las empresas, asumiendo un mayor compromiso con la comunidad local.

$

La creciente aparición de nuevas profesiones y de la figura del “experto asesor” como facilitador del camino para los que comienzan a recorrerlo.

]

Tendencias Demográficas

$

El descenso de la natalidad y el consiguiente envejecimiento de la población.

$

El creciente aumento de la esperanza de vida.

$

El aumento de los movimientos migratorios como elemento de equilibrio económico y social.

]

Tendencias Territoriales

$

El papel estratégico de las ciudades en el crecimiento económico y la creciente concentración de las actividades económicas en sus áreas de influencia.

$

Los nuevos modelos urbanísticos con ciudades más habitables y un impacto medioambiental más sostenible.

]

Tendencias Ecológicas

$

El aumento de la conciencia ecológica y la proliferación de actitudes de respeto hacia la naturaleza que fomentan reducir, reciclar o reutilizar.

$

El desarrollo de energías renovables y la nueva cultura del ahorro energético.

$

La alimentación ecológica, los productos locales, alimentos enriquecidos, complementos nutricionales.

]

Tendencias Sociales

$

El ocio como nueva tendencia de consumo.

$

Las nuevas formas de familia.

$

El hogar como centro de trabajo, de compras, de ocio, de relaciones sociales.

$

El culto al cuerpo y el cuidado de la imagen personal.

$

La aparición de diferentes tribus urbanas identificadas por características comunes muy definidas.

$

La creciente búsqueda de realización personal.

]

Tendencias Culturales

$

La convivencia en el ámbito local de la identidad y la diversidad.

$

La cultura como bien de consumo.

$

El desarrollo del entretenimiento como fenómeno cultural y económico.

Principales retos del pequeño comercio

Los grandes retos del comercio y de los pequeños negocios en general, suponen superar sus puntos débiles para, apoyados en sus fortalezas, aprovechar las nuevas y diversas oportunidades que brinda el mercado, donde hay sitio para todos, y vencer las amenazas.

Podrían resumirse en 4 pilares:

Z

Estrategia de adaptación

 

La gestión profesional de la actividad comercial dirigida a la adaptación del negocio a los cambios y tendencias que se imponen en el mercado resulta imprescindible.

Z

La formación continua

 

El nuevo escenario exige un aprendizaje continuo en todas las áreas de negocio.

Teniendo en cuenta que nuestros negocios suelen ser de carácter unipersonal tendremos que compatibilizar las competencias adquiridas mediante la experiencia con aquellas otras que nos resulten prioritarias como el marketing o la tecnología.

Z

La Colaboración

 

Cooperar con otros negocios para el bien de la comunidad es prioritario.

Los pequeños negocios unidos constituirían un gigante multinacional.

No vamos a aspirar a tanto, pero pequeñas colaboraciones puntuales para dinamizar los ejes comerciales, ofrecer un servicio diferenciado al turista diseñando itinerarios turístico-comerciales, obtener ventajas sobre los costos en equipamiento comercial, tecnología, etc., solucionaría muchos problemas.

Z

La diferenciación y el valor social

 

Apostar por la diferenciación, haciendo de cada negocio una marca única basada en una experiencia diferente para el consumidor, es un pilar fundamental para los pequeños negocios.

Al mismo tiempo apostar por el valor social y económico de los negocios locales hará que podamos hacernos un hueco importante en la mente del consumidor.

Como ves los retos son concretos y claros.

No se van a conseguir de la noche a la mañana, ni va a suponer un proceso fácil.

Pero cuanto antes empecemos, primero nos acercaremos a los objetivos que deseamos.

¿Y tú? ¿Qué estás haciendo ya para acercarte a tus objetivos? ¿Qué otras soluciones se te ocurren, que se nos hayan escapado en este análisis?

[Total:2    Promedio:5/5]