¿Cómo puede ayudar el Branding a un pequeño negocio?

El Branding es la forma en que haces sentirse a tus clientes… Simple y complicado a la vez… ¿No crees?

Se trata de ponerle alma, corazón y sentimientos a tu negocio, humanizarlo y conectar emocionalmente con tu público, ofreciéndoles un negocio con “personalidad”, con el que quieran identificarse.

¿Quieres triunfar con tu negocio?

Uno de tus mayores deseos es que tus esfuerzos, tu compromiso y tu dedicación con tu negocio y tus clientes se vean recompensados con una empresa que funciona, que gusta y, por supuesto, que da beneficios.

Pero las cosas han cambiado, de hecho lo único que permanece inalterable es el cambio. Lo que hace diez años funcionaba ya está en el olvido y lo que funcionaba hace dos ya está obsoleto.

El público quiere más, no quiere comprar sólo productos o servicios, quiere experiencias y por tanto, la necesidad de ser diferentes se hace esencial.

El Branding le aporta identidad a tu negocio, alma, valores y reputación.

Comienza con un nombre pero se va desarrollando con cada acción.

La imagen del establecimiento, lo que publicas, tu actitud con los clientes, conforma una personalidad que hará que el público te elija o no.

Y combinada con el Marketing esa identidad tendrá voz, un mensaje que debe conectar emocionalmente con el consumidor, una historia, una forma de sentir.

Tener claro el “por qué” y el “para qué” de tu negocio te permite innovar y reinventarte, adaptándote a los cambios del entorno sin perder el norte, tu misión y los valores que defiendes con pasión.

Está claro que cuando eliges los productos o servicios que vas a comercializar, estás poniendo tu criterio al servicio de clientes que tienen tus mismos gustos, valores, aficiones, etc.

Además estás aportando un formato particular; tu establecimiento, tu atención al cliente, tu presentación, tu comunicación, deben añadir un valor diferencial que cale en la mente de tu público.

Por tanto, trabajar tu marca, mediante estrategias de Branding, es comunicar tus diferencias, tus peculiaridades, tu forma de ser y de hacer, y ésto actúa como un imán que atrae clientes a tu negocio.

Definir, desarrollar y gestionar tu marca es un elemento diferenciador frente a la competencia de precio.

Hidden Content

Multiplica tus ventas definiendo tu Propuesta de Valor

La supervivencia de cualquier negocio depende de su Propuesta de Valor.
El cliente no te compra por tu producto sino por el valor que le aportas.
El valor es lo que te hace diferente y te permite competir y a la vez aumentar el precio de venta.
Si solo vendes producto, sin aportar nada más, acabarás basándote en el precio como elemento para competir.

leer más

Desigual, las claves del éxito.

Desigual "no es lo mismo", la marca catalana ha sabido posicionarse como una firma provocadora, sorprendente y diferente... Thomas Meyer, su fundador, nacido en Basilea (Suiza), ha conseguido trasladar su espíritu libre a un interesantísimo caso de éxito. El...

leer más

The Body Shop

The Body Shop: La marca activista de cosméticos naturales, es un ejemplo de Estrategia de Océano Azul. La fundadora de The Body Shop se basa en sus propios valores y en su criterio para rechazar las prácticas habituales del sector en ese momento, basadas en modelos...

leer más

Natura

Natura: todo un ejemplo de Marketing Sensorial. Esta empresa familiar catalana fundada por Sergio Durany , "el vendedor de emociones", comercializa productos exóticos procedentes de distintos rincones del mundo; artículos para el hogar, moda, complementos, música,...

leer más

Tiger

Tiger Las tiendas Tiger son un híbrido entre tiendas de decoración, papelería, juguetería, hogar, etc., y todo a precios notablemente bajos. Se trata de una cadena danesa con productos de marca propia, con estilo y un espíritu divertido. Su fundador Lennart...

leer más

Diferenciarte de la competencia: Claves

Cómo diferenciarte de la competencia        Todos tenemos algo muy claro por lo presente que resulta en nuestras vidas, la competencia está ahí, es enorme y para los que somos pequeños resulta feroz, porque nuestros recursos nunca pueden competir con esos grandes...

leer más