¿Cómo puede ayudar el Coaching a un pequeño negocio?

Tener un negocio que funciona depende de muchísimos factores, pero en el caso de un negocio pequeño, uno de los aspectos fundamentales es nuestra mentalidad. Por eso el Coaching estratégico puede ayudarte en el desarrollo de un negocio más rentable, porque adquiriendo una mentalidad empresarial de crecimiento, abierta a los cambios y al aprendizaje, estarás mejor preparad@ para llegar a donde quieres.

"No hay nada más innovador que ser uno mismo"

Prof. Pascual Montañés.

Cuando tienes un pequeño negocio ya sea vendiendo productos o servicios, lo que necesitas es vender lo suficiente para mantenerte.

Pero, lo que de verdad te gustaría es alcanzar la calidad de vida a la que aspiras; un nivel económico que se ajuste a tus necesidades y además que te procure tiempo para disfrutar de la vida; sentirte una persona de éxito, respetada y con confianza; y, por supuesto, sentirte realizad@, a gusto con lo que haces, útil y valioso para los demás, así como fiel a tus valores.

Pero en muchas ocasiones a pesar de tu esfuerzo y dedicación parece imposible avanzar.

El Coaching es un excelente aliado para tu desarrollo como empresari@ porque aumenta tu rendimiento y, por tanto, el de tu negocio.

Conocerte a ti mism@ y la realidad de tu entorno y hacerte responsable de lo que de ti depende, te ayuda a avanzar.

Liberarte del corsé de los condicionamientos sociales y culturales, de las creencias y suposiciones obsoletas, así como eliminar el miedo, te abrirá las puertas del cambio y la mejora.

Pararte y pensar:

N

¿Qué es lo que realmente quiero?

N

¿Cuál es mi realidad?

N

¿Qué opciones tengo?

N

¿Cuál será el primer paso?

N

¿De verdad estoy comprometid@?

Todo ello está al alcance de todos nosotros, pero a veces se necesita ayuda para establecer objetivos y para cumplirlos y es ese apoyo el que te llevará más allá de donde llegarías por ti mism@.

El poder de los hábitos en el éxito empresarial

Nuestra forma de pensar tiene mucho que ver con los resultados que obtenemos con nuestras acciones. Nuestros hábitos influyen en nuestro éxito empresarial.
Lo que hacemos está directamente relacionado con lo que pensamos.
Por tanto, nuestra mentalidad dirige nuestro destino.
En este artículo vamos a estudiar esta relación y a plantearnos nuevas perspectivas para mejorar nuestros negocios y también nuestras vidas.
Lo primero será plantearnos nuestra relación con el dinero.
Para que un negocio perdure y prospere tenemos que obtener rentabilidad, de lo contrario y por definición dejará de ser un negocio y se convertirá en otra cosa; un hobby, una ONG…
Sin embargo, esto no quiere decir que sólo debamos centrarnos en ganar dinero.
De hecho los negocios suelen cerrar cuando sólo buscan ganar dinero, cuando no ponen pasión en lo que hacen, cuando no están respaldados por unos valores que sepan transmitir a sus clientes.
Podemos entender esto muy bien con la Fábula de Esopo, la de la gallina de los huevos de oro.

leer más

El camino al éxito es una cuestión de actitud

Una actitud positiva te ayuda a tener éxito a la hora de tomar decisiones acertadas y resolver problemas en tu negocio.
Vamos a ver un caso real que lo demuestra.
El salto de altura es una disciplina olímpica desde 1896.
Hasta la década de los 60, todos los saltadores abordaban el listón de frente, primero con una pierna y después con la otra, tumbándose al final en la colchoneta…

leer más

Coaching empresarial: Actitud ganadora

¿Cuántos problemas has tenido que afrontar en tu vida? ¿Cuántas dificultades has superado? Piensa en todo lo que has conseguido hasta ahora ¿Crees que los demás lo han tenido más fácil? El Coaching empresarial te ayuda a desarrollarte en tu negocio. Los problemas y...

leer más