como atraer clientes

Cómo atraer clientes a un negocio es una de las cuestiones más importantes en cualquier momento de la vida de una empresa, tanto cuando empieza, como cuando necesita revitalizarse o crecer.

Una forma de aumentar las ventas es mediante la captación de nuevos clientes.

Después, tendremos que definir cómo fidelizarlos, cómo aumentar su frecuencia de compra, el ticket medio o el margen, como fórmulas para aumentar los ingresos.

Pero en este artículo nos vamos a centrar en un objetivo, conseguir nuevos clientes…

Y además, vamos a hacerlo buscando ideas para captar clientes sin tirar los precios, ni gastar mucho dinero, en la adquisición de clientes potenciales.

Convertir esos clientes en compradores será el siguiente paso, pero antes necesitamos visitas.

Está claro que hay una correlación positiva entre el número de visitantes y la cifra de ventas.

Así que vamos a empezar por aumentar el tráfico de tu establecimiento.

Si tienes tráfico y una alta tasa de conversión, es decir, si la relación entre los clientes que entran en tu tienda y los que acaban comprando es muy elevada, es que estás haciendo muchas cosas bien.

Conoces a tu cliente, les aportas valor, conectas con tu público, tu establecimiento está diseñado para vender, etc.

Pero, imagínate lo que pasaría si las visitas aumentan, si entran más personas en tu negocio, evidentemente las cosas serían mucho mejor.

Si tienes tráfico pero tu tasa de conversión no es muy elevada, es decir, entran muchos curiosos y se van sin comprar, entonces tienes que trabajar bien otros aspectos, aquí tienes un artículo donde te lo explicamos.

En todo caso, si tienes más visitas, seguramente, tendrás más ventas, así que también te interesa saber cómo atraer a nuevos clientes a tu establecimiento.

Si no entra nadie, sigue leyendo…

El tráfico está muy ligado a la ubicación del negocio, pero cuando esta variable no se puede cambiar, siempre nos quedará el marketing y la comunicación.

Tendrás que salir de la cueva y proyectar tus bondades más allá del punto de venta, siempre teniendo en cuenta que para atraer nuevos clientes también hay que trabajar desde el establecimiento.

Cuanto más diferenciada y auténtica sea la experiencia de compra que ofreces a tus clientes, más se expandirá tu área de influencia y tu capacidad para atraer tráfico desde mayores distancias.

Qué es el tráfico de clientes

El tráfico de clientes mide la capacidad de tu negocio de ser elegido por potenciales clientes.

Además, te permite conocer los hábitos de compra de tus clientes, los días y horas de más afluencia, permitiéndote adaptar el horario de tu negocio a las necesidades o preferencias de tu clientela.

El tráfico se mide con la siguiente fórmula:

[100 x (Tráfico periodo actual – Tráfico periodo anterior)] / Tráfico periodo anterior

Estos datos puedes obtenerlos a través de un conteo de personas manual o de un contador colocado en la entrada.

El tráfico puede verse influido por factores tan difíciles de controlar como puede ser la climatología, de modo que tendrás que tenerlo en cuenta a la hora de evaluar los resultados.

Otros factores que también influyen son las campañas promocionales, eventos puntuales de tipo deportivo o social, o la apertura/cierre de determinados negocios, que pueden desplazar el tráfico de clientes de un eje comercial a otro.

De modo que a la hora de comparar unos periodos con otros, para evaluar el aumento o disminución de las personas que entran en tu negocio, tendrás que tener estos aspectos en cuenta.

Ideas para captar clientes potenciales

N

Imagen exterior del Establecimiento:

 

La imagen exterior de tu establecimiento es tu tarjeta de presentación ante las personas que pasan por delante de tu negocio.

Las pelusas y las moscas muertas no atraen clientes…

Limpieza, iluminación, claridad en los mensajes y un escaparate que transmita lo que haces y despierte la curiosidad, el interés, la imaginación y las emociones del cliente a quien te diriges, suponen el imán de tu establecimiento.

Atrae a los clientes mediante los sentidos; los colores, las imágenes, la decoración, la música, el olfato, el tacto o el gusto pueden salir a la calle para llamar la atención de tus clientes y ofrecerles una experiencia emocional.

Hidden Content
N

Campañas promocionales

 

Los descuentos atraen a los clientes.

Siempre debes tener en cuenta su impacto en el margen y qué número de ventas necesitas para que el aumento de tráfico lo compense.

Puedes llevar a cabo muchos tipos de campañas, desde las típicas rebajas hasta artículos con precios gancho que colocas en el escaparate o a la entrada del establecimiento.

También descuentos a mitad de temporada para liquidar productos que no han tenido mucha salida.

Otro tipo de campañas promocionales pueden estar dirigidas a determinado tipo de clientes como los vip, familiares y amigos, clientes recomendados o clientes especiales interesados en un determinado tipo de producto que quieras impulsar.

Puedes hacerlo a través de invitaciones personalizadas para unos días y horas muy concretas y que transmitan cierta exclusividad.

Son interesantes también las ofertas personalizadas a través de SMS o email para los clientes que llegan a un determinado nivel de gasto o que han comprado un producto que necesita accesorios, etc.

También puedes personalizar la oferta ofreciendo packs que resulten de interés para determinados clientes.

Otro tipo de ofertas son las dirigidas a colectivos; parados, jubilados, jóvenes, etc.

O incluso ofertas puntuales en momentos determinados, el día de cobro o el vencimiento de las tarjetas.

Contar con un canal especial tipo outlet para liquidar el stock sobrante, también es una buena idea.

N

Otras Promociones

 

Regalar algún detalle bonito cuando el cliente entre en tu establecimiento, una cestita de tallas mini o cualquier otra cosa.

Realizar degustaciones de producto y demostraciones de cómo utilizarlo.

Ofrecer más por el mismo precio, puede ser un servicio complementario o un producto accesorio.

Captar a los enfadados con tu competencia ofreciéndoles exactamente lo que tu competencia no les da.

Hacer sorteos o concursos originales donde la gente pueda participar como protagonista, por ejemplo, compartiendo un selfie mientras utiliza tu producto o servicio.

Ofrecer muestras gratis en la entrada del establecimiento.

Descuentos especiales en la próxima compra antes de una fecha determinada u ofertas en fechas concretas.

N

Campañas de publicidad

 

Puedes utilizar medios tradicionales o campañas menos costosas y mucho más segmentadas, a través de las redes sociales como Facebook, Twitter o YouTube.

También puedes echar a volar tu imaginación y realizar campañas creativas, que acaben teniendo impacto en los medios.

Otra posibilidad es realizar campañas conjuntas con otras tiendas, negocios o asociaciones con las que colabores.

N

Marketing directo

 

El marketing directo utiliza técnicas que facilitan el contacto directo e inmediato con el cliente potencial muy bien segmentado, mediante criterios sociales, económicos o profesionales, así como por hábitos de compra, intereses o gustos.

El objetivo de estas técnicas puede ser la promoción de un producto o servicio y también, la promoción de una idea o una marca.

Los sistemas empleados para este contacto directo pueden ser el emailing, llamadas telefónicas, SMS, buzoneo, publicidad en mano, etc.

N

Viejas fórmulas renovadas

 

La celebración de eventos; fiestas, desfiles, demostraciones, exposiciones, actividades familiares, etc., haciendo participar a los propios clientes, seguro que anima las ventas.

Adherirse a una causa en la que creas, alineada con la filosofía de tu negocio y con tus valores, donando una parte del importe a ella, puede ser una ONG o una causa local, también será bien recibido.

Buscar grupos relacionados con tu oferta es otra forma de dirigirte a muchos potenciales clientes.

Dirigirte a nuevos segmentos de clientes, nuevos nichos de mercado, adecuando tus productos o servicios o mediante nuevos usos de los mismos.

Apuntar hacia mercados emergentes, nuevas tendencias, hábitos o momentos de consumo poco explotados.

También puedes recurrir a la venta de productos o servicios que no tengan nada que ver con tu actividad principal pero que sean útiles para tu cliente; una peluquería con café, una cafetería con arte…

N

Fórmulas de otros sectores adaptadas

 

El Plan Renove de los coches puede ser aplicado a otro tipo de negocios.

El alquiler de productos también es una buena opción.

Buscar fórmulas para cobrar solo por lo que se consume, una tarifa plana o un precio base al que se le puedan añadir extras.

Un sistema de reciclado de productos.

Utilizar fórmulas de afiliación, ofreciendo a tus clientes o a otros negocios una comisión por las ventas que te traigan.

Ofertas especiales para incentivar las recomendaciones o comentarios, mediante un programa de prescriptores puedes premiar a otros clientes, negocios o profesionales para que te recomienden.

La captación cruzada a través de talleres, cursos o demostraciones, piensa en cosas sencillas, un taller sobre nudos de corbata, nutrición, peinados, bricolaje, maquillaje, moda o tecnología, con ofertas específicas para ese momento.

Regalar o financiar producto o servicio, a cambio de una permanencia más a largo plazo, como hacen las empresas de telefonía.

Adherirse a una red de empresas que te recomienden o que requieran tus productos o servicios, o incluso tus instalaciones.

Contactar con influencers, personas cuya opinión tiene peso en una comunidad, para que pruebe tu oferta.

Realizar una venta cruzada con negocios complementarios o llegar a acuerdos para utilizar el club de fidelización de otras empresas.

Utilizar la plataforma de un gigante para darte a conocer.

N

Atracción Digital

 

Contar con una web o blog dinámico, donde compartas contenido de interés para tus clientes.

Compartir videos caseros a través de YouTube, de tu web o de las redes sociales, con consejos que tu público valore.

Utilizar la publicidad digital para darte a conocer.

Tener en cuenta las distintas opciones que el móvil ofrece para la atracción de clientes.

Lo más importante es que te quedes con la idea de que todas las acciones que emprendas deben estar dirigidas a los gustos, necesidades y problemas de un cliente específico.

Y además, todas las acciones deben orientarse a ofrecerles algo que valoren.

No tirar los precios te permite jugar con los descuentos y ofertas puntuales y personalizadas, pero siempre tendrás que ofrecer un valor añadido para no competir solo por precio.

Las ventas son la recompensa de un cliente cuidado, mimado y entendido.

¡Ofrece soluciones!

[Total:3    Promedio:4.3/5]