comercio tradicional

Comercio tradicional: Adaptarse o morir…

 

 ¿Te acuerdas cuando no existía internet… ni móviles…? Parece la prehistoria… Pero, no somos tan mayores… Las cosas cambian y lo hacen muy deprisa, por eso es tan importante para el comercio tradicional adaptarse rápidamente.

El comercio vive del cliente y tiene que estar y moverse por donde éste lo hace, ya sabes lo importante que es la ubicación para una tienda física, pues ahora el consumidor quiere, también, comprar cualquier cosa, desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Por tanto, el formato físico, online y móvil debe estar presente en tu estrategia.

Ya sabemos que el comercio tradicional tiene pocos medios, así que tendremos que suplir esta carencia con “imaginación”, lo más importante es vencer los miedos y no plantearnos este tema como una barrera sino como una oportunidad que te ayude a llegar a más clientes, a fidelizarlos mejor y, por supuesto, a ofrecerles las mayores facilidades y las mejores experiencias para adquirir tus productos.

Para empezar, no nos volvamos locos queriendo estar en todas partes, lo mejor será empezar poco a poco pero con una estrategia clara. El objetivo será mejorar el servicio que ofreces a tu cliente, utilizando para ello medios tanto online como offline y hacerlo de forma coherente y eficaz.

No olvides que tu imagen de marca tiene que estar presente en todas tus acciones y que te diriges a un segmento concreto, con características específicas, que debes conocer.

 ¿Cuáles son las opciones para un pequeño comercio?

Imagínate esta situación, salgo a dar un paseo el Domingo y me encuentro con un escaparate que me llama la atención, me gusta el producto y la presentación está tan cuidada que me transmite clase, elegancia, calidad y distinción… Me apetece mucho entrar y echar un vistazo, pero está cerrado. Así que saco mi móvil y busco en internet, tienen una Web igualmente cuidada, con toda la información que necesito y un amplio catálogo… Me gusta.

Resulta que tienen un Blog con artículos muy interesantes sobre productos, tendencias, consejos… ¡Genial!… Me apunto a la Newsletter y empiezo a seguirlos en Facebook, son muy activos e innovadores, hay concursos, eventos, promociones…

Los comentarios son positivos y su trato en las redes es cordial y cercano.

¡Tengo que visitar esa tienda!… Y lo hago… paso un rato estupendo, la presentación es tan atractiva que me apetece llevármelo todo, resulta muy cómodo elegir complementos, ver los precios, probar…

El personal es muy agradable y me asesoran muy bien, conectamos…

Hago mis compras con el móvil y a los pocos días recibo un email interesándose por mi experiencia, me piden opinión, me muestran novedades que me interesan y me ofrecen un regalo.

¡Tengo que volver…! Pero esta vez me voy con unas amigas… ¡Les va a encantar…!

Ahora imagina tus opciones, ¿Cuáles son tus recursos? ¿Cómo son tus clientes? ¿Qué les gusta? ¿Cómo puedes ofrecerles algo original? Adecúa tus recursos a sus gustos y dáles lo que quieren.

[Total:1    Promedio:5/5]