Si estás comprometido con tu negocio y quieres hacerlo crecer.

Trabaja en la dirección correcta para superar los desafíos actuales y construir un negocio único, de forma inteligente.

Si estás empezando o quieres hacerte cargo de la empresa familiar...

Si necesitas levantar tu negocio, tener más clientes y más ventas...

Si deseas optimizar tu negocio para aumentar su rentabilidad..

“El todo es mayor que la suma de sus partes”

 

Muy a menudo, tendemos a centrarnos solo en algunas partes de nuestro negocio, de forma que los esfuerzos se desconectan, ofreciendo resultados muy pobres.

En lugar de ver el panorama general y combinar diferentes tácticas enmarcadas dentro de una estrategia, nos inclinamos por el camino que nos resulta más familiar, cuando, en realidad, es la interacción de los distintos elementos combinados, lo que produce un efecto global, mayor que los elementos individuales.

Piensa dónde estás concentrando tus esfuerzos para aumentar las ventas de tu negocio… Por ejemplo, imagínate que quieres iniciar una campaña de publicidad en la radio local con la esperanza de animar tu punto de venta.

¿Defines los objetivos que quieres alcanzar con esta acción? ¿Forma parte de una estrategia general? ¿Te has planteado otros canales de promoción? ¿Has definido las características particulares de la audiencia a la que te diriges y adecuado tu mensaje a ellos? ¿Has elegido estratégicamente el producto que vas a promocionar, su precio, los servicios asociados…? ¿Has preparado tu establecimiento para esta promoción? ¿Has definido la forma de medir los resultados de esta promoción? ¿Has pensado cómo vas a ayudar a los posibles compradores a seguir contigo? ¿Cómo sabrás si ha sido un éxito o un fracaso?

¿Cómo podrías obtener mayores recompensas por tus esfuerzos?

 

Si quieres mejorar tus resultados, ten en cuenta todos los engranajes que hacen funcionar la gran máquina que es tu negocio.

Una gestión más profesional de tu pequeño negocio lo cambia todo.

Toma el control de tu negocio y empieza a aprovechar las oportunidades que ahora estás desperdiciando.

Trabaja tu mentalidad empresarial, define tus metas y obtendrás seguridad, confianza y buenos resultados.

El coaching te ayuda a pensar diferente y a pasar a la acción de una forma efectiva y responsable.

Concreta la “identidad” de tu negocio y conseguirás un establecimiento único, diferente y competitivo.

Convierte tu tienda en una marca y resuelve muchos de los problemas y retos a los que te enfrentas.

Consigue satisfacer las necesidades de tu cliente de una forma rentable y lograrás el mejor premio a tu esfuerzo.

Empieza a medir determinados indicadores de tu negocio y sabrás por dónde se están escapando tus ventas.

Si hacemos que todos los engranajes funcionen alineados a un objetivo, la máquina avanzará y te resultará más fácil y más efectivo vender.