innovación

 

Innovación ¿Para qué?

 

INNOVACIÓN:

1. Acción de innovar.

2. Cosa que innova.

3. Cambio que se introduce en algo y que supone una novedad.

 

     Cuando escuchamos hablar de innovación probablemente lo  relacionamos con grandes empresas de grandes presupuestos. Es posible  que nos imaginemos a un grupo de “cerebritos” delante de sus  superordenadores programando complejos algoritmos informáticos o a un  grupo de japoneses colocando las últimas piezas de su  Robot/mayordomo…. ¡¡¡STOP!!!

     Pensemos ahora en la fregona o en la tapa del tetrabric. Desde  luego son ejemplos muy ilustrativos de innovación que poco o nada tienen  que ver con los anteriores. En ambos casos la innovación surge de  combinar objetos cotidianos.

     ¿Qué me decís del reparto de comida a domicilio? Hoy es algo bastante extendido pero en su día fue una gran innovación.

 

     De estos ejemplos podemos sacar un par de conclusiones importantes:

 

     1. Toda innovación debe centrarse en el cliente.

En ayudarle, en hacerle la vida más fácil, en satisfacerle una necesidad     (¡aunque ni él mismo sepa que la tiene!).

 

     2. La innovación busca diferenciación.

Satisfaces necesidades, sí, pero de forma diferente.

No siempre vas a encontrar nuevas necesidades que satisfacer  pero ¿y sí encontraras una manera mejor que las que ya existen en el  mercado?

     Debes “colocarte” en la mente del cliente como su primera  opción, y eso sólo se consigue diferenciándote de la competencia. La  primera empresa que incorporó la tapa a sus tetrabriks lo consiguió.  ¿Les copiaron? sí pero ¿qué prefieres, copiar o qué te copien?

 

     ¿ Y sí no se me ocurre nada? ¿y sí no me visitan las musas? ¿y sí no doy con esa idea genial que me diferencie?

     ¡Tengo buenas noticias! La creatividad, como todo en esta vida, se trabaja.

 

     Te propongo algo:

 

     ¿Conoces el Brainstorming o Tormenta de ideas?

     Es sólo una de las muchas técnicas y herramientas que existen para trabajar la creatividad y es muy fácil de aplicar.

     ¿Probamos?

     -Reúne a tu equipo y plantea un problema.

     -En un folio o en una cartulina debéis ir apuntando TODAS las  ideas que se os vayan ocurriendo ¡¡SIN CENSURA!! (es importante apuntar  todas las ideas por absurdas que parezcan).

     -Una vez registradas las ideas, el grupo ha de tratar de combinarlas y perfeccionarlas hasta dar con la solución al problema.

     Es obvio que muchas de esas ideas no  servirán de nada pero es  probable que al final del ejercicio hayan aparecido una, dos o tres  ideas interesantes sobre las que trabajar.

 

     ¿Sencillo verdad? Te atreves a probarlo?

Puedes acceder aquí al descargable Auditoría del punto de venta.

 

[Total:0    Promedio:0/5]