grafico de pareto

La Ley de Pareto establece que el 20% del esfuerzo origina el 80% de los resultados.

¿Te das cuenta de las aplicaciones que puede tener este principio en tu negocio… y en tu vida…?

Si sabes que sólo unas pocas actividades en tu negocio originan la mayoría de los resultados y eres capaz de identificar esas actividades, podrías mejorar tu negocio drásticamente focalizándote en esas actividades, con un menor esfuerzo y un mejor aprovechamiento de tus recursos.

Pero esto no es todo, puedes aplicar esta regla de muchas formas, vamos a ver algún ejemplo:

N

El 20% de las causas resuelven el 80% del problema.

N

El 20% de tu tiempo produce el 80% de tus ingresos.

N

El 20% de tus clientes generan el 80% de tus ventas.

N

El 20% de tus productos o servicios producen el 80% de tus ganancias.

Lo más importante es entender que la productividad no consiste en hacer más, sino en elegir mejor lo que hacemos.

Wilfredo Federico Pareto (París, 1848 – Suiza, 1923), Sociólogo, Economista y Filósofo, realizó todos sus estudios en Italia, donde se doctoró en Ingeniería.

Pareto estudió que la gente de su sociedad se dividía naturalmente en dos grupos, un 20% de la población que ostentaba el 80% de la riqueza y un 80% a quienes pertenecía el 20% de riqueza restante.

El principio de Pareto se ha aplicado con éxito a distintos ámbitos como la política y la economía.

Hay que tener en cuenta que estas cifras son aproximadas, es decir, pueden variar según las circunstancias, podrían ser por ejemplo, 30/70 ó 90/10.

En todo caso el principio de Pareto supone que la regla general es “poco de muchos” y “mucho de pocos”.

El análisis de Pareto, también es conocido como la regla 80/20, la teoría del 80/20 o el análisis abc y es una técnica que separa los “pocos vitales” de los “muchos triviales”.

¿Qué es el principio 80/20?

La teoría de Pareto indica que el 20% del esfuerzo trae consigo el 80% de los resultados, es decir tan sólo un 20% de lo que haces origina el 80% de lo consigues.

Y además esto ocurre para cualquier situación en la que el resultado depende de muchos factores, solo una pequeña parte de esos factores condicionan la mayor parte del resultado.

¿Ves la enorme utilidad que tiene esto…?

En un negocio pequeño todo está a cargo de una o dos personas, lo que nos hace sentir agobiados, estresados, sin tiempo para nada y encima tanta carga de trabajo frena los avances del negocio y nos estanca.

Pero si sabemos que no todo lo que hacemos en el día a día vale lo mismo, sino que sólo una pequeña porción de nuestras actividades son realmente rentables, podemos resolver estas cuestiones y nuestro negocio crecerá, destacará y tendremos tiempo para todo.

Si somos capaces de identificar esas pocas acciones que mayor impacto tienen en nuestros resultados podremos avanzar, resolver problemas, mejorar y conseguir nuestros objetivos.

Si concentras tus energías en las cosas que van a tener mayor impacto en tu negocio, los resultados van a ser muy positivos.

¿Esto es para ti? ¿Cómo tomas las decisiones en tu negocio?

En un mundo tan competitivo como el actual buscar nuevas ideas y hacer cosas distintas se ha vuelto esencial.

Es vital que puedas diferenciarte de tu competencia no solo en los productos o servios que ofreces, sino en las decisiones que tomas y la forma en la que encaras la realidad.

Pero no todos tenemos la misma forma de pensar, hay personas más lógicas y racionales y otras más intuitivas y creativas.

En todo caso está claro que la calidad de tus decisiones influye en tus resultados.

Y tu forma de pensar influye en tus decisiones.

Uno de los aspectos más importantes del mundo actual es el cambio.

La calidad de tu gestión se ve influenciada por tu predisposición o no al cambio.

Si lo ves como algo interesante, tratarás de explorarlo como una oportunidad, por el contrario si le tienes miedo lo verás como un riesgo.

De aquí surgen enfoques distintos a la hora de tomar decisiones.

Aunque el principio de Pareto es estupendo para todos, la utilización de esta herramienta es una alternativa excelente para determinados perfiles. ¿Con cuál te sientes más identificad@?:

^

El Conservador:

 

Los cambios no te gustan nada, lo ves como algo negativo, te gusta mantener las cosas como están, respetar lo establecido.

Haces las cosas como siempre se han hecho, pero ¿cuanto tiempo crees que vas a poder seguir “como siempre”…?

Los continuos cambios que se producen a tu alrededor te afectan como a todos y si no reaccionas, acabarán arrollándote.

Utilizar esta técnica puede hacer que pocos cambios resuelvan tus problemas.

 

^

El Bombero:

 

Enfocas cada problema de forma independiente y le das la máxima prioridad sin tener en cuenta tus objetivos.

Si a la hora de resolver problemas te pasas el día apagando fuegos, estas enfocando tu energía en los “muchos triviales”, de modo que el gasto en tiempo, energía y recursos no se va a ver reflejado en los resultados.

La teoría de Pareto te facilitará mucho la vida porque por fin podrás liberarte de ese gran esclavista que eres tu mism@.

 

^

El Integrador:

 

Ves el cambio como una oportunidad, tienes una actitud innovadora y enfocas tus energías a lograr tus objetivos.

Si no conocías esta técnica seguro que te da muchas alegrías.

 

Como ves es una técnica muy útil para todos, pero especialmente para aquellos que se ven desbordados con su negocio, sin tiempo, sin resultados y sin avances.

Beneficios de utilizar la teoría de Pareto 80/20

La regla de Pareto puede parecer complicada, pero no lo es.

Requiere un pequeño esfuerzo por nuestra parte para observar, analizar y descubrir los factores más importantes que influyen en nuestros resultados y focalizar nuestra energía en ellos.

Pero las ventajas de realizar esta tarea son tantas que merece la pena:

$

Te permite hacer más en menos tiempo.

 

Esta regla no supone abandonar por completo el 80% de las actividades que producen menos resultados, muchas de ellas son importantes y tenemos que hacerlas, pero tenerlas identificadas nos ayuda a priorizar y si podemos a delegar.

En nuestra sociedad está muy valorado el esfuerzo, indispensable si quieres conseguir algo, pero que muchas veces se confunde con esa tendencia a estar permanentemente ocupado, siempre con prisas…

Sin embargo, el esfuerzo acabará contigo si no está bien enfocado, del mismo modo que permanecer muy ocupado no sirve de nada si te centras en muchas actividades con pocos resultados.

Por tanto, ser productivos no supone hacer más cosas sino conseguir más, consumiendo menos.

 

$

Te hace crecer.

 

Nos facilita seguir creciendo, uno de los mayores problemas que tenemos los negocios pequeños es la falta de tiempo, pero si somos capaces de liberarnos de las actividades menos productivas, podremos dedicar ese tiempo a lo que importa, hacer que el negocio avance.

 

$

Aplícalo en cualquier situación.

 

La regla de Pareto no es aplicable solo en los negocios, puedes aplicarlo en cualquier área de la vida.

El 20% de tus amistades te proporcionan el 80% de satisfacción.

El 20% del ejercicio que haces tiene el 80% de consecuencias en tu bienestar…

 

$

Mejora tu bienestar.

 

Esta técnica repercute en tu salud; un emprendedor, un comerciante, un autónomo… tienen en común muchas preocupaciones.

Con esta solución podrás sentirte más relajad@ al tener control sobre lo importante, podrás ocuparte realmente de los problemas importantes y solucionarlos.

 

$

Empodérate.

 

Te da poder, en lugar de tener que reaccionar sobre la marcha a todo lo que te afecta, siguiendo esta técnica sabes en qué debes centrarte para conseguir tus objetivos.

Tú tienes el control de la situación.

 

$

Te permite sacar el máximo provecho a todos tus recursos.

 

El primero es el tiempo (el recurso más escaso de todos), después la energía (apagar fuegos requiere mucha energía… ¿qué te queda para las decisiones estratégicas de tu negocio?) y por supuesto repercute también en los recursos económicos, humanos, tecnológicos, etc.

 

¿Cómo puedes aplicar la regla 80/20 en tu negocio?

Ahora vamos a ver las mejores formas de aplicar este principio en tu negocio y en tu vida en general.

Esta técnica vale para todo, de forma que aplicado a una situación particular podrás obtener resultados en esa cuestión concreta, pero no los obtendrás en cuestiones más generales.

Vamos a ver sus aplicaciones desde los aspectos más generales de tu negocio hasta los más particulares.

Z

Conviértelo en un hábito.

 

Acuérdate de Pareto cada vez que tengas que tomar una decisión o solucionar un problema.

Define bien cual es el objetivo que quieres lograr o el problema al que te enfrentas.

Observa los factores que influyen en el objetivo.

Mide las consecuencias de cada acción en los resultados que buscas y descarta las que consumen muchos recursos y traen pocos beneficios.

Invierte todos los recursos en las actividades que reportan más beneficios.

 

Z

Gestiona tu tiempo de forma eficaz.

 

Una gestión eficaz del tiempo te va a dar muchas satisfacciones.

Tu negocio es parte de tu vida, pero no lo es todo. Hay otras facetas de tu vida que también debes cuidar.

Stephen R. Covey, en su superventas “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” recomienda una matriz para organizarnos semanalmente.

No olvides reservar unas horas semanalmente para el cuadrante II:

 

diagrama pareto
Z

Resuelve los problemas con el mínimo esfuerzo.

 

Ante un problema estamos acostumbrados a preocuparnos y dedicarle mucho tiempo y esfuerzo hasta encontrar resultados.

Pero muchas veces nos saltamos la fase previa, un problema bien definido es un problema casi resuelto.

No es necesario ponerse a hacer cosas sin más, trabajar de forma inteligente supone tomarse un tiempo para evaluar y descubrir las acciones que pueden darnos mejores resultados y luego centrar en ellas nuestros esfuerzos.

Si te acostumbras a medir los indicadores clave de tu negocio ya tendrás parte del camino hecho.

 

Z

Optimiza tu negocio. Marketing y Ventas.

5

El 80% de tus ganancias proviene del 20% de tus clientes, centrarte en estos últimos te va a aportar más beneficios.

Dirige tus acciones a tu cliente ideal y no a los clientes que te drenan.

Define quienes son tus mejores clientes y qué es lo que valoran de tu negocio, dirige la comunicación de tu empresa hacia ese perfil y utiliza los medios adecuados para promocionar tu mensaje donde se encuentre tu target.

 

5

El 80% de tus ganancias proviene del 20% de tus productos o servicios, sea cual sea tu negocio unos productos o servicios se venden más o te dejan más ganancia y otros no.

Identifica cuáles son esos productos y vete desprendiéndote del resto.

Ubica los productos más vendidos en la zona más visible de tu establecimiento y orienta tus promociones hacia estos artículos.

 

5

El principio de Pareto también se puede aplicar de forma negativa, es decir un 20% de tus acciones propician el 80% de tus errores.

Conviene identificarlas para definir procesos más eficaces, sistemas, etc.

 

5

El 80% de tus ingresos debería producirlos el 20% de tu tiempo.

Ya se que le dedicas muchas horas a tu negocio pero tienes que empezar a pensar como un empresari@ y buscar la independencia financiera, dedicándole a tu negocio unas horas a la semana.

Tu negocio no debe necesitar tu presencia para funcionar con éxito.

No digo que tenga que pasar mañana, ni el año que viene, pero debe ser una de tus aspiraciones, no te conformes con menos.

Si no lo tienes en mente es como “Quitarle el látigo al amo para fustigarse a uno mismo”.

¿Pareto ha muerto…?

Esta regla ha sido la esencia del retail y lo sigue siendo…

La crisis ha hecho que la relación con los clientes haya cambiado, con clientes cada vez más infieles las empresas se ven obligadas a cubrir el hueco que éstos dejan.

Buscar un equilibrio donde el 50% de nuestros clientes supongan el 50% de nuestros beneficios supone orientarnos hacia nuestros clientes actuales para fidelizarlos, especializarnos en clientes y productos, así como salir a buscar gemelos de nuestro cliente ideal que encajen con nuestra oferta.

La aparición del e-commerce ha supuesto también un punto de inflexión importante, al emerger la capacidad de comercializar y gestionar la “cola larga” o “long tail”, esto supone centrarse en el 80% de las referencias que generan el 20% de las ventas, es lo que hace por ejemplo Amazon.

Es decir, en lugar de centrarnos en pocos productos o pocos compradores que suponen la mayoría de las ganancias, hacerlo en muchos productos o consumidores que suman pequeñas cantidades.

Es otra opción que las nuevas tecnologías hacen posible y que también podemos aprovechar.

De todas formas Pareto sigue vivo y para un pequeño negocio parece ser la opción más rentable.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Qué estrategia es la que utilizas?

[Total:2    Promedio:5/5]