conseguir clientes

Conseguir clientes cuando las ventas bajan es una de las mayores preocupaciones de cualquier minorista.

Es inevitable, en ocasiones las ventas caen, ya sea por motivos más allá de tu control, como obras en la acera, una disminución del tráfico peatonal porque llueve o un descenso estacional de las ventas, la realidad es que todos los minoristas experimentan caídas en sus ventas en algún momento.

Por otro lado, el tráfico de clientes también puede verse afectado por el auge del comercio electrónico, la competencia de grandes superficies o grandes marcas.

En todo caso, sin clientes no hay ventas y sin ventas tu negocio cierra.

En esta situación o en uno de esos días en que después de llevar dos horas abierto todavía nadie ha cruzado la puerta, estos consejos pueden ayudarte a mejorar el tráfico en tu comercio y hacer que entre más gente en tu negocio.

El objetivo principal de cualquier negocio es atraer y retener clientes, un flujo constante de nuevos clientes permite hacer crecer el negocio y los clientes fieles hacen que se consolide.

 

Para encontrar nuevos clientes y mantener fieles a los actuales, debes empezar por comprender a tu base de clientes para ofrecerles algo diferente a lo que les ofrece tu competencia, ya sea digital o física.

 

No todas las ideas para hacer clientes funcionan para todos, pero es muy importante acostumbrarse a probar nuevas estrategias y aprender qué resulta más efectivo en tu negocio.

Hay muchos métodos para buscar clientes y atraer a los compradores a visitar tu tienda, seguro que encuentras alguno que no hayas explorado en este listado de estrategias comerciales para aumentar el tráfico y las ventas.

Evalúa la percepción del cliente sobre el atractivo de tu negocio.

Antes de cambiar algo es importante determinar cómo ven tus clientes actuales tu negocio.

Para ello puedes reunir algunos comentarios de clientes habituales, bien mediante un breve cuestionario o haciendo un seguimiento de los resultados de sus observaciones, comentarios, opiniones o sugerencias sobre lo que se puede mejorar.

Desarrolla la personalidad de tu marca y establece una conexión.

Ayuda a los transeúntes a establecer una conexión entre lo que estás vendiendo y la experiencia de compra esperada, invítalos a entrar mediante la estimulación sensorial.

El color puede influir en la percepción que el cliente tenga de tu tienda, asegúrate de elegir una paleta de colores que refleje tu marca y usa ese esquema en todo tu marketing visual.

 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el color rojo es el más utilizado en los carteles de venta? Un estudio demostró que tendemos a reaccionar más rápido cuando vemos el color rojo porque está programado en nuestras mentes como una señal de peligro, así de poderosa es su influencia en nuestras emociones.

 

Los olores desencadenan recuerdos y emociones.

Se ha demostrado que el olor persuade a los clientes a permanecer en la tienda durante más tiempo, además, un aroma agradable y sutil mejora la percepción de la calidad. 

Es algo que llega directamente al subconsciente y nos hace sentir bien y permanecer más tiempo en el establecimiento, lo que se traduce en ventas.

La iluminación juega un papel vital para mostrar los productos y crear un ambiente adecuado, además, puede influir en el estado de ánimo de las personas.

La música motiva al personal mientras pone a los transeúntes en el estado emocional adecuado para tomar decisiones de compra.

Elige una música que refleje el carácter de tu tienda, la música rock para vender ropa de bebés puede no ser la más adecuada por mucho que te guste, tanto su estilo como su volumen debe dirigirse al tipo de público con quien trabajas.

La distribución de los productos también es decisiva, los productos que no se ven, no se compran.

La exposición de los productos debe guardar un cuidado equilibrio entre su visibilidad y no caer en la sobrecarga que puede agobiar y confundir al cliente.

Existe un elemento sensorial más que también debes aprovechar, los productos que se pueden tocar o probar se venden más.

Ten siempre presente que la experiencia de compra es totalmente sensorial y debes jugar con todos los sentidos para atraer y retener a tus clientes potenciales.

Arregla el escaparate.

Lo primero que un cliente ve de un establecimiento es su fachada, los escaparates y la entrada.

De ahí la necesidad de estimular visualmente a los transeúntes para que decidan entrar.

El escaparate, además de estar limpio, debe ser visualmente atractivo y agregar el factor sorpresa para atraer la atención de la gente.

Los colores y la iluminación te ayudarán a conseguirlo.

El escaparate junto con la fachada, es la primera impresión que los clientes van a tener de tu negocio, por eso debes exhibir los mejores productos y aquellas características que mostrarán a los clientes una imagen de lo que vendes y el valor que supone para ellos.

Deja que se vea el interior, los rótulos deben ser visibles y atraer la atención, deben poder leerse de un vistazo y contener un mensaje atractivo.

También puedes colocar fuera de la puerta algún tipo de material de marketing.

El objetivo será atraer la atención del viandante y generar cierto interés, ya sea a través de alguna promoción y una llamada a la acción que genere un poco de urgencia o de algún detalle curioso, simpático o agradable.

Cuida el diseño de la tienda.

Tener un diseño efectivo del establecimiento es esencial para conseguir clientes y mantenerlos en la tienda durante más tiempo.

La entrada es el espacio de acceso a los clientes, por eso es importante mantenerlo despejado y destacarlo en términos de iluminación y color.

Salvo que tengas un negocio elitista, que busque la discreción, la puerta está mejor abierta. No les pongas obstáculos para entrar.

El 90% de los clientes girarán a la derecha al entrar en tu tienda, por lo que esta sección tendrá el mayor impacto en su primera impresión y necesitará atención adicional al elegir y exhibir el producto.

Otra cosa a tener en cuenta es crear un recorrido que diriga a los clientes por toda la tienda, esto les permitirá ver más productos y aumentará las posibilidades de compra.

Es importante también saber dónde colocar el/los mostradores y minimizarlos, ya que a menudo se considera que separan psicológicamnete al dueño o vendedor de los clientes, lo que tiende a crear una impresión de “nosotros contra ellos” y envía señales equivocadas.

Los empleados deberían estar caminando por la tienda, lo que da la impresión de movimiento y resulta menos intimidante para que los clientes decidan entrar.

Aprovecha al máximo la visita de los compradores que entran en tu negocio.

No los asustes resultando demasiado ansioso, la desesperación puede olerse, en su lugar, actúa de una manera cortés y amistosa.

Anima a los clientes a que publiquen fotos con tus productos o comentarios sobre lo que están haciendo, puedes ofrecerles un incentivo.

Una de las ventajas de la tienda física es la facilidad con la que se pueden construir relaciones con los clientes, anímales a volver con amigos o familiares.

Recompénsalos, establece un programa de fidelidad original que no este solo basado en puntos.

Anima desde las redes a visitarte un día concreto para obtener más ventajas.

Haz ruido

La mayoría de los minoristas solo celebran las fiestas habituales, pero a la gente le gusta celebrar…

De forma que… ¿Por qué esperar a que sea San Valentín o el día de la madre?

Puedes pensar en cosas divertidas que puedas celebrar en tu tienda, relacionadas con tu producto o con tu tipo de cliente, desde tu cumpleaños hasta el día del color rojo…

Los estudios sobre comportamiento del consumidor reflejan que, cada vez más, se entiende la actividad de compra como un momento de ocio y disfrute.

Mira tu comercio como algo más que una tienda, piensa en un espacio para de ocio, los clientes asociarán tu negocio con algo divertido, relajante, excitante o curioso…

El objetivo es que se convierta en un destino en sí mismo, en un lugar para visitar por el mero placer de hacerlo, aunque no se necesite comprar nada.

Organiza clases, reuniones, eventos en las redes, concursos, exposiciones, promociones, participa en eventos comunitarios… Lo que sea con tal de generar un rumor sobre tu negocio capaz de captar clientes.

Colabora con otros comerciantes, asociaciones u organizaciones para llegar a más compradores a través de eventos.

Co-organizar eventos con otros negocios o asociarse para conectar con una nueva audiencia; un desfile de moda, una degustación, demostraciones, charlas…

Organiza grupos que se reúnan regularmente en tu tienda.

Si tienes una tienda de deportes piensa en un club de senderismo donde se organicen rutas, para un herbolario podría ser un grupo para perder peso, diseñando recetas saludables y apoyándose mutuamente para conseguir las metas propuestas, en una tienda de alimentación ecológica podría ser adecuado asociarse con un profesor de yoga o meditación guiada y ofrecer alguna demostración en tu espacio, una tienda de ropa de bebé podía ofrecer clases sobre maternidad o masajes, una tienda Gourmet puede crear un grupo para diseñar extraordinarios menús en ocasiones especiales…

Asóciate con celebridades e influencers.

Mediante una video conferencia o de forma presencial, tus clientes podrían conversar con deportistas de tu ciudad, bloggers de moda, concursantes o presentadores locales.

Promoción cruzada con otras empresas.

¿Con quién compartes clientes? Encuéntralos y descubre cómo podéis promocionaros mutuamente.

Piensa, por ejemplo, en las necesidades que genera una boda; catering, DJ, moda, fotógrafo… Todos podéis colaborar.

Enseña a tus clientes.

Los talleres educativos son geniales para ayudar a los clientes a aprender a usar tus productos o algo relacionado, si vendes productos de belleza libres de químicos pueden enseñarles cómo hacer su propia loción corporal, si vendes productos relacionados con los alimentos puedes hacer demostraciones de cocina o eventos de degustación, también puedes dirigirlo a crear relaciones entre tus clientes; jugones, amantes del vino, del bricolaje…

No todos los eventos en la tienda tienen que beneficiar al cliente. 

También se puede trabajar por la comunidad y organizar una campaña de comida, ropa, reciclaje, una feria de adopción de animales, etc.

Lanza un evento promocional de agradecimiento al cliente.

Otra forma de conseguir clientes puede ser organizar una cita donde ofreces un refrigerio, descuentos, sorteos, etc…

Procura idear una forma de que los participantes proporcionen sus direcciones de correo para poder seguir en contacto.

Descuentos y premios para las visitas a la tienda.

Obsequios exclusivos, si tienes un programa de fidelidad puedes ofrecer puntos de bonificacion y recompensas.

Ofrecer café, te o chocolate cuando hace frío, invita a tus clientes desde las redes a visitarte y tomarse un chocolate caliente contigo.

Idea una oferta flash.

También puedes conseguir clientes mediante una venta sorpresa por tiempo limitado, limítalo a un periodo de unas horas, si el mal clima es lo que mantiene a la gente alejada de tu negocio mira el pronóstico del tiempo y establece la oferta en un horario adecuado.

Envía correos electrónicos, SMS y publícalo en las redes.

Lo importante es centrarse más en las necesidades de tus clientes que en los productos o servicios que ofreces, de esta forma el abanico de posibilidades se amplía.

Ten presente también el largo plazo, este tipo de acciones pueden darte la posibilidad de hacer una venta pero es mucho más importante hacer un cliente.

De forma que, pedir el correo electrónico para seguir en contacto siempre es una buena opción.

El Email Marketing es una solución económica y efectiva para conseguir clientes.

Puedes enviar a tus suscriptores correos sobre productos y sus usos, promociones, información útil o divertida, testimonios, detalles curiosos, consejos, historias de otros compradores…

Después de la compra, recomienda artículos complementarios, recuerda a los clientes menos activos que estás deseando vover a verlos y reactívalos, envíales tendencias, pregúntales que tal les ha ido con el producto.

Si tu lista de correo es un poco triste, fortalecerla es uno de los mejores esfuerzos de marketing que puedes llevar a cabo, empieza recopilando direcciones a través de la web, las redes sociales o la propia tienda a cambio de un incentivo.

Apela a su aburrimiento, coloca mensajes en las redes para atraer a los clientes que están aburridos, ofreciéndoles un buen plan.

Hazlo móvil, si utilizas aplicaciones móviles que llegan a las personas en función de su ubicación, un día lento es momento de ponerlas a trabajar, envíales un código válido para un descuento, obsequio u otra oferta especial.

Anúnciate mejor

Justo cuando caen las ventas es cuando empezamos a pensar en recortar gastos y siempre se nos suele ocurrir el marketing como principal opción.

En realidad, lo aconsejable es aumentar los esfuerzos de marketing durante los periodos de ventas bajas porque hay más competencia y menos dinero de los consumidores.

Busca opciones ajustadas a tu presupuesto y procura ser original, dirígete al mayor dolor de tu clientela.

Enfócate más, en lugar de tratar de llegar a todo el mundo reduce la audiencia objetivo a los prospectos altamente cualificados; revistas especializadas, programas de radio específicos, facebook ads

En lugar de estar en 7 grupos de redes, vete más a menudo a dos, contacta con menos personas pero más interesadas, ahorrarás tiempo y dinero.

Revisa tu estrategia de precios

El precio debe ser competitivo pero rentable, en última instancia el precio correcto es el que el cliente está dispuesto a pagar por tu producto.

Aprovecha las estrategias de venta cruzada y las oportunidades de venta por impulso.

Personaliza los precios según la calidad y vinculación de cada cliente con tu marca.

Aporta el valor extra necesario para que el precio no resulte tan importante.

Sirve a tu cliente y conecta con él

Un excelente servicio es la clave para aumentar las ventas, escucha a tus clientes para comprender sus necesidades y deseos, crea una lista de correo para comunicarte con ellos, recuerda que el cliente está buscando una experiencia, no solo un producto o servicio.

Nunca subestimes el impacto de la atención al cliente.

 

El 70% de las experiencias de compra se basan en cómo el cliente se siente tratado, al final no es el producto, ni la publicidad, ni tan siquiera los precios lo que constituye la clave, sino el servicio al cliente.

 

Y no se trata de una tarea fácil, los clientes tienen el doble de ganas de compartir una impresión negativa que positiva, incluso se dice que se necesitan 12 experiencias positivas del cliente para compensar una negativa.

Por lo tanto, asegúrate de que todos los clientes se queden satisfechos con tu atención, siendo amable, servicial y competente.

El marketing del boca a boca puede sorprendernos.

Construye una red para llegar al cliente.

Las referencias de otras empresas, con las que compartes público, pueden brindarte buenos clientes.

Los clientes de referencia generan más ingresos y son más leales.

Cuando se conecta con el socio ideal, un negocio cuya base de clientes se asemeja a la tuya, pero cuyos productos no compiten con los tuyos, tiene sentido vincularse en esfuerzos de marketing conjunto.

La forma más simple sería intercambiar folletos o cupones para colocarlos en los establecimientos de cada uno, pero hay opciones más efectivas.

Ambos podríais incluir contenido sobre el otro negocio en los boletines informativos de cada uno, con ofertas especiales o algún tipo de promoción.

Perfecciona tu servicio al cliente y luego difúndelo.

Si bien los eventos especiales son efectivos para aumentar el tráfico momentáneo a pie, se necesita trabajo para mantener ese impulso en las operaciones diarias.

La ventaja de la tienda física frente a los competidores de Internet es la relativa facilidad para establecer relaciones personales con los clientes.

Aprovecha ese poder y no olvides tratar bien a todos los clientes, independientemente del gasto.

Nunca se sabe de dónde vendrá la próxima gran venta o el próximo gran testimonio.

Usa estos testimonios para contar, a través de otros, el excelente servicio que ofreces.

Pide a tus clientes que comenten su experiencia, busca comentarios amistosos en Facebook o Twitter, ofrece un incentivo a quienes graben un pequeño video testimonial en tu tienda.

Entrena a tu personal consistentemente.

Los clientes tienden a recordar su experiencia de compra, más que nada.

Dado que los empleados son los que representan la imagen de la tienda, es importante que brinden un excelente servicio al cliente, profesional y adecuado.

Esto se puede conseguir creando primero una relación con los empleados, desarrollando un vínculo, escuchando sus sugerencias y, posiblemente, recompensando su motivación.

Los empleados satisfechos se esfuerzan más en su trabajo y obtienen mejores resultados.

Valora a tus clientes.

Si bien es cierto que necesitas generar nuevos clientes para hacer crecer tu negocio, tampoco debes pasar por alto el enorme valor de tu fuente de ingresos más fiable, los clientes leales.

Se ha estimado que adquirir nuevos clientes cuesta entre 5 y 10 veces más que conservar clientes existentes.

Para generar clientes fieles necesitas hacer que tus clientes habituales se sientan valorados y apreciados.

Es importante diseñar programas de lealtad que realmente sean valiosos y atractivos.

Los clientes deben sentir que forman parte de un grupo exclusivo que obtiene ventajas, ya sean económicas o de cualquier otro tipo, para que deseen hacer sus compras en tu establecimiento.

Establecer relaciones con los clientes y ofrecer un excelente servicio de atención al cliente debe ser la prioridad y, a la larga, el boca a boca dará sus resultados.

Piensa en incluir en tu establecimiento algunos servicios gratuitos:

 

  • Ofrece un descanso a tus clientes cuando están de compras o mientras esperan, una zona cómoda con opciones de entretenimiento y refrigerios, televisores o tabletas, café, cerveza o vino de cortesía.

 

  • Crea una zona divertida, con juegos para los niños, cuentacuentos, una silla de masaje…

 

  • Servicios para animales, si admites mascotas puedes disponer cuencos de agua y golosinas para animales y crear un área para ellos.

 

  • Wifi gratuito e incluso dispositivos para utilizarlos en tu tienda, puede ser una ocasion para que aprendan más sobre tu producto, interactúen con tu aplicacion, tomen fotografías…

 

  • Cargadores USB, puedes configurar un área dedicada a esto en tu tienda.

No te limites a ofrecer productos o servicios.

Ofrece servicios que ayuden a tus clientes a utilizar tus productos y viceversa.

Arreglos o personalización gratuita para los productos, servicio a domicilio….

O productos que complementen tus servicios.

Sé social

Las redes sociales suponen una herramienta fácil y rentable para comunicarte con tu público, usa las redes sociales para ofrecer información y diversión.

Las redes sociales son uno de los canales que permiten la promoción gratuita. Por supuesto, los anuncios son de pago, pero la mera presencia es gratuita. 

Muchos propietarios de pequeñas empresas se sienten intimidados por las redes sociales, pero esta es una de las herramientas de marketing más rentables y fáciles de usar, a tu disposición.

El marketing se trata de conectar con las personas que se convertirán en tus clientes y las redes sociales son un vehículo natural para construir conexiones.

La clave del éxito en las redes sociales es proporcionar un contenido maravilloso.

Tienes que ser interesante y sobresalir, para que las personas quieran seguirte.

Si logras hacerlo, tendrás un excelente canal de comercialización sin costo financiero.

Entonces… ¿Qué deberías hacer para atraer clientes a través de las redes sociales?

Publica diariamente para que los clientes no te olviden, pero no a toda costa, planifica con cuidado tus publicaciones o conseguirás el efecto opuesto.

Involucra a tus usuarios, mediante preguntas, respondiendo a sus comentarios, escuchando y atendiendo sus sugerencias.

Elige los mejores canales para tu negocio, concéntrate en uno o dos, aquellos que generen la mayor cantidad de tráfico a tu tienda.

Usa imágenes y vídeos, las publicaciones con este tipo de contenido suelen obtener un 50% más de compromiso.

Define tu tono y ten cuidado con el contenido demasiado promocional, compartir contenido que no trata de vender atrae a un público más amplio que estará ahí cuando tengas alguna noticia promocional.

Hoy en día, muchos consumidores, ni siquiera se plantean acudir a una tienda física si no tiene una presencia en línea que les permita acercarse a la marca.

Administra tu dinero

Parece obvio, pero podemos estar tan concentrados en los pequeños detalles que perdemos el control sobre las finanzas.

Crea presupuestos, asegúrate de dónde se gasta cada céntimo, controla el flujo de caja y el inventario.

Elige con cuidado dónde haces recortes y dónde no, apagar la luz no es una buena idea para obtener visibilidad.

Sal de la tienda

Cuando en las tiendas parece estar pasando algo, la gente se vuelve curiosa.

Genera movimiento delante de tu establecimiento para atraer la atención de los transeúntes.

Invítalos a actuar.

Utiliza el exterior de tu tienda para conseguir clientes.

Desde generar movimiento proporcionando muestras gratuitas hasta publicitar de una forma original y vistosa tus mejores ofertas.

Invita a la gente a entrar con mensajes de bienvenida, dales ese pequeño empujón que necesitan, recompensando su visita.

Eventos fuera de la tienda.

También puedes organizar eventos fuera de la tienda, una limpieza en el parque local, un cambio de imagen gratuito en el lugar de trabajo, una clase de Taichí al aire libre…

Cuando busques formas innovadoras de conseguir clientes para que visiten tu ubicación física, hay que perder el miedo a ser creativos, mientras comprendas a tu base de clientes y mantengas el dedo en su pulso, puedes encontrar oportunidades únicas para alentarlos a visitar tu negocio.

Aprovecha al máximo el tiempo de inactividad

Mientras esperas a que estos esfuerzos para conseguir clientes generen resultados, hay otras cosas que puedes hacer para que un día lento no sea un desperdicio… Ya ves que, por nada del mundo quiero verte “descansando” 😉

Céntrate en el marketing.

Avanza en la programación de las redes sociales, revisa los resultados de las campañas más recientes y saca conclusiones, planifica futuros temas para mensajes de correo electrónico.

Ponte al día en tareas administrativas.

Actualizar la contabilidad, revisar y realizar pedidos de inventario nuevo, clasificar y archivar documentos… Esas cosas que siempre quedan al final de la lista de tareas porque no nos gusta hacerlas.

Embellece la tienda.

Esa pequeña obra de mantenimiento que puedes hacer tu mismo, limpiar algunas zonas que se van quedando atrasadas, echar un vistazo al visual merchandising y ver cómo se puede mejorar, jugar con el escaparate, la cartelería, buscar ideas para que la tienda luzca más atractiva para los transeúntes.

Invierte en conocimiento.

No hay tiempo más productivo que el dedicado a estudiar y aprender, leer contenido interesante que pueda ayudarnos a mejorar, buscar información sobre aquellas áreas del negocio que no dominamos, informarnos sobre las tendencias del mercado o la competencia…

¿Qué vas a hacer para conseguir más clientes?

Ahora ya cuentas con más opciones para conseguir clientes.

Aprovecha los datos de los compradores para comprender y predecir su comportamiento.

Ten presente que el tráfico de clientes, es decir el número total de clientes que recibe un establecimiento en un determinado periodo, es uno de los indicadores comerciales que debes medir para mejorar.

Incrementar al máximo la frecuencia de personas que te visitan, tiene una lógica correlación positiva con la cifra de ventas.

No se trata de probar todas las ideas anteriores sino de probar algunas, las que consideres más adecuadas para tu negocio.

Recuerda que los dueñ@s de negocios exitosos no se quedan de brazos cruzados esperando conseguir clientes solo con la ilusión.

Así que asume el mando y empieza probando alguna estrategia, ya irás incorporando otras poco a poco.

Te advierto que, al final, puede resultar adictivo.

Pin It on Pinterest

Share This