FALTA DE STOCK

El 2020 fue un año difícil para la mayoría de comercios, ya que la reconocida pandemia del coronavirus afectó a prácticamente todas las empresas, especialmente a principio de año. No obstante, los últimos meses de 2020 y el inicio del 2021 arreglaron un poco el panorama con el aumento de la facturación en la mayoría de comercios de venta y especialmente en las ventas online.

Pero los retos no acaban aquí y en este 2021 llega un nuevo desafío para las empresas: la falta de stock y el incremento en el precio de la materia prima.

 

 

La escasez de stock de algunos productos de exportación es una situación que ya viene del año pasado. No obstante, este 2021 el problema se complica, ya que en ciertos productos la situación es cada vez más crítica y sin expectativas de mejora.

Los motivos de esta situación son varios, lo que implica tener pocas expectativas de mejora a corto plazo, ya que son muchas las situaciones que deberían mejorar:

Z

Cierre de algunas fábricas a causa del Coronavirus, hecho que complica la fabricación cuando se necesitan componentes.

Z

Saturación de fábricas en países asiáticos, ya que desde que retomaron la actividad, después del coronavirus, no dan abasto.

Z

El elevado precio de los fletes marítimos continúa. Han aumentado más de un 300% respecto al año pasado y, consecuentemente, una parte de este aumento se repercute en el precio de los productos.

Z

La escasez de contenedores reajusta la oferta y provoca una rotación mucho más lenta.

Z

Mercado de las navieras no regulado.

Z

Incremento de la demanda a la vez que disminuye la oferta, situación de mercado que siempre acaba en un aumento de precios.

Z

Retrasos provocados por el buque encallado en el canal de Suez.

¿Y cómo afecta esto a los comercios?

Lógicamente, afecta y mucho, tanto a los comercios online como a los comercios físicos.

La falta de stock supone muchas ventas perdidas ya que los clientes no quieren esperar. Además, debemos sumarle el aumento del precio de la materia prima que supone un aumento constante del precio de los productos, situación difícil de gestionar en cualquier comercio con un número importante de productos.

Por otro lado, disponer de mucho stock en el comercio es un riesgo, debido a que el precio actual de los productos es mucho más elevado de lo habitual y cuando la situación se estabilice, puede suponer tener stock de productos con precios de coste superiores a los precios de mercado.

En la Ferretería Turró no habíamos vivido nunca una situación tan complicada en lo que a esto se refiere. Tenemos proveedores que han cambiado hasta 8 veces la tarifa de precios en lo que va de año. Incluso, algunos proveedores de material para la construcción que debido al gran aumento en el precio del hierro, no nos ofrecen una tarifa de precios sino que solo se puede saber el precio bajo presupuesto diario.

Lógicamente, esto es muy complicado de gestionar en cualquier comercio, especialmente en una tienda online como la nuestra, donde dispones de muchos productos y de todos los precios publicados online.

¿Cómo se podrá resolver esta situación?

De momento, es complicado anticiparlo ya que los expertos dicen que esta situación como mínimo se alargará hasta el último trimestre del año. De modo que, aún queda mucho para ver cómo evoluciona y lo único que pueden hacer los comercios y las empresas es aguantar.

El reto continúa para la gran mayoría de comercios y con él, la necesidad de planificar y anticiparse más para evitar la pérdida de ventas. Sumándole, además, la guerra constante entre disponer de un stock mínimo para evitar pérdidas futuras y los elevados plazos de entrega de los productos.

Y como siempre, los más afectados los clientes, que son los que acaban pagando el aumento de precio de los productos y además no pueden disponer de ellos cuando los desean.

¿Será esto una situación habitual en el futuro?

Seguro que muchas personas se hacen esta pregunta. Lógicamente, esta es una situación difícil de sostener a largo plazo ya que supone pérdidas para muchos comercios. No obstante, ¿se puede solucionar este problema?

Prácticamente todas las causas tienen su origen en el desplazamiento a Asia de casi toda la producción mundial; y esto, sabemos que es un modelo de negocio difícil de cambiar. ¿Deberemos aprender a convivir con esta situación como con el Covid? ¿Deben plantearse los fabricantes cambiar este modelo de negocio para dar solución a este problema? De momento, es pronto para conocer estas respuestas, pero sí momento de empezar a plantearlo.

[Actualización Black Friday] ¿Tu oferta de Black Friday está atascada en algún lugar del océano?

El Black Friday este año se pronostica mucho menos movido, ya que la escasez de stocks y el aumento de los costos obligan a las tiendas a reducir las promociones.

Conocidos los recurrentes problemas de stocks y de subida de precios de los últimos meses, este 2021 no cuentes con esa ganga que comprabas en anteriores Black Friday.

Este Black Friday las tiendas ya no competirán en precio, sino que el principal campo de batalla será la disponibilidad. Esto será provocado por una situación donde los compradores se mantienen bastante optimistas y no será necesario incentivar la demanda, mientras que la escasez de stocks y el aumento de costes de la materia primera y los envíos, empujarán a los comercios a proteger los márgenes.

Ya hay evidencias de que las ofertas no serán tan abundantes, algunas grandes empresas ya han dejado ver una reducción de las promociones y los descuentos, respecto a años anteriores. Además, diversos análisis realizados donde se rastrean distintas cadenas de  EE.UU. y Europa lo confirman.

Hace tiempo que los stocks de categorías populares en campañas de Black Friday y de Navidades son irregulares, situación que provoca una gran ecuación para las empresas, ya que ante la posible falta de stock será muy importante proteger los márgenes de venta.

Por otro lado, las grandes empresas están mejor posicionadas ante esta situación ya que pueden realizar grandes pedidos antes que los pequeños comercios e incluso fletar sus propios buques de transporte, de modo que pueden minimizar esta crisis de suministro. No obstante, las pequeñas empresas pueden tener más dificultades para asegurar suficientes existencias, siendo una situación complicada y frenando seguramente las gangas habituales.

Además, las empresas que se han podido asegurar suficientes existencias no tienen necesidad de esperar a Noviembre para vender a un precio llamativamente bajo, sino que han decidido adelantarse a sus rivales que quizás actualmente no tienen stock y ofrecer sus ofertas ya en Octubre. Esto lo podemos ver claramente en Amazon, que desde Octubre está celebrando sus gangas de Prime Day, ofertas que describen como “Ofertas dignas de Black Friday”.

Avanzarse ha sido una decisión tomada por los grandes comercios que se lo han podido permitir. No obstante, los pequeños comercios tienen una situación más complicada por la irregular situación actual de stocks y aumento de precios. Muchos, seguramente, optarán por retirarse del Black Friday de 2021, mientras que otros optarán por un Black Friday más “light”.

En Comercial Turró ya hemos decidido que este año no haremos campaña de Black Friday debido a que la situación actual es muy compleja e irregular. Llevamos tiempo con problemas de stock y aumentos constantes de precio, que nos han llevado a no hacer campaña de Black Friday este 2021.

A todo esto se le suma la guerra habitual en el pensamiento de empresarios, donde algunos consideran que no hay necesidad de estas campañas ya que los productos que se venden en Black Friday a precios muy bajos, minando las ganancias, se hubieran vendido igual a precios más correctos para los comercios.

Una vez más la situación actual de la escasez de stocks y el aumento de las materias primas afectará al comercio, en este caso afectará la campaña de Black Friday y seguramente la campaña de Navidad, privando a los usuarios de las gangas a las cuales se habían acostumbrado. ¿Es una situación sostenible? ¿Se han terminado las gangas del Black Friday a las que nos habíamos acostumbrado? Este año parece que sí. Más adelante el tiempo nos dirá…

Autor invitado: Comerç Turró, S.A.

Ferretería especializada en la venta y alquiler de maquinaria, herramientas y útiles para la construcción, así como en la venta de productos para la industria, agrícolas, de jardinería y más. Ubicada en Salt (Girona), cuenta con más de 50 años de experiencia profesional.