FALTA DE STOCK

El 2020 fue un año difícil para la mayoría de comercios, ya que la reconocida pandemia del coronavirus afectó a prácticamente todas las empresas, especialmente a principio de año. No obstante, los últimos meses de 2020 y el inicio del 2021 arreglaron un poco el panorama con el aumento de la facturación en la mayoría de comercios de venta y especialmente en las ventas online.

Pero los retos no acaban aquí y en este 2021 llega un nuevo desafío para las empresas: la falta de stock y el incremento en el precio de la materia prima.

 

 

La escasez de stock de algunos productos de exportación es una situación que ya viene del año pasado. No obstante, este 2021 el problema se complica, ya que en ciertos productos la situación es cada vez más crítica y sin expectativas de mejora.

Los motivos de esta situación son varios, lo que implica tener pocas expectativas de mejora a corto plazo, ya que son muchas las situaciones que deberían mejorar:

Z

Cierre de algunas fábricas a causa del Coronavirus, hecho que complica la fabricación cuando se necesitan componentes.

Z

Saturación de fábricas en países asiáticos, ya que desde que retomaron la actividad, después del coronavirus, no dan abasto.

Z

El elevado precio de los fletes marítimos continúa. Han aumentado más de un 300% respecto al año pasado y, consecuentemente, una parte de este aumento se repercute en el precio de los productos.

Z

La escasez de contenedores reajusta la oferta y provoca una rotación mucho más lenta.

Z

Mercado de las navieras no regulado.

Z

Incremento de la demanda a la vez que disminuye la oferta, situación de mercado que siempre acaba en un aumento de precios.

Z

Retrasos provocados por el buque encallado en el canal de Suez.

¿Y cómo afecta esto a los comercios?

Lógicamente, afecta y mucho, tanto a los comercios online como a los comercios físicos.

La falta de stock supone muchas ventas perdidas ya que los clientes no quieren esperar. Además, debemos sumarle el aumento del precio de la materia prima que supone un aumento constante del precio de los productos, situación difícil de gestionar en cualquier comercio con un número importante de productos.

Por otro lado, disponer de mucho stock en el comercio es un riesgo, debido a que el precio actual de los productos es mucho más elevado de lo habitual y cuando la situación se estabilice, puede suponer tener stock de productos con precios de coste superiores a los precios de mercado.

En la Ferretería Turró no habíamos vivido nunca una situación tan complicada en lo que a esto se refiere. Tenemos proveedores que han cambiado hasta 8 veces la tarifa de precios en lo que va de año. Incluso, algunos proveedores de material para la construcción que debido al gran aumento en el precio del hierro, no nos ofrecen una tarifa de precios sino que solo se puede saber el precio bajo presupuesto diario.

Lógicamente, esto es muy complicado de gestionar en cualquier comercio, especialmente en una tienda online como la nuestra, donde dispones de muchos productos y de todos los precios publicados online.

¿Cómo se podrá resolver esta situación?

De momento, es complicado anticiparlo ya que los expertos dicen que esta situación como mínimo se alargará hasta el último trimestre del año. De modo que, aún queda mucho para ver cómo evoluciona y lo único que pueden hacer los comercios y las empresas es aguantar.

El reto continúa para la gran mayoría de comercios y con él, la necesidad de planificar y anticiparse más para evitar la pérdida de ventas. Sumándole, además, la guerra constante entre disponer de un stock mínimo para evitar pérdidas futuras y los elevados plazos de entrega de los productos.

Y como siempre, los más afectados los clientes, que son los que acaban pagando el aumento de precio de los productos y además no pueden disponer de ellos cuando los desean.

¿Será esto una situación habitual en el futuro?

Seguro que muchas personas se hacen esta pregunta. Lógicamente, esta es una situación difícil de sostener a largo plazo ya que supone pérdidas para muchos comercios. No obstante, ¿se puede solucionar este problema?

Prácticamente todas las causas tienen su origen en el desplazamiento a Asia de casi toda la producción mundial; y esto, sabemos que es un modelo de negocio difícil de cambiar. ¿Deberemos aprender a convivir con esta situación como con el Covid? ¿Deben plantearse los fabricantes cambiar este modelo de negocio para dar solución a este problema? De momento, es pronto para conocer estas respuestas, pero sí momento de empezar a plantearlo.

Autor invitado: Comerç Turró, S.A.

Ferretería especializada en la venta y alquiler de maquinaria, herramientas y útiles para la construcción, así como en la venta de productos para la industria, agrícolas, de jardinería y más. Ubicada en Salt (Girona), cuenta con más de 50 años de experiencia profesional.

Facebook

Twitter