crear una página web

Crear una página web profesional, es esencial para seguir siendo competitivos en el mercado actual.

Es fácil crear una página web para tu pequeño negocio que te permita comunicarte con los clientes o vender productos y servicios.

Solo tienes que elegir y registrar un nombre de dominio, contratar un proveedor de alojamiento web y luego planificar y diseñar tu sitio.

Hay muchas herramientas que te ayudarán.

Cuando se hace bien, un sitio web puede aumentar el tráfico en tu negocio, tu reconocimiento de marca y tus ventas.

Muchos propietarios de negocios piensan que la única opción para crear una página web personalizada y profesional es contratar los servicios de un diseñador.

No cabe duda de que un buen diseñador es una opción muy válida cuando tienes presupuesto y las cosas muy claras.

Sin embargo, si tu presupuesto es limitado o si nunca has creado una web profesional, hay otras opciones muy efectivas.

Lo primero es entender que para crear una página web, lo fundamental es adaptarse a los clientes, el objetivo no es que el negocio cuente con una ventana al mundo sino que a través de esa ventana tus clientes potenciales puedan encontrarte, conseguir información, interactuar con tu negocio y obtener valor.

Por tanto, tu sitio web no solo debe ser bonito sino fácil de usar, dinámico y adaptado a unos visitantes específicos, tu cliente ideal.

Si es tu primer sitio web o tienes un negocio nuevo, es probable que no sepas cómo los clientes quieren experimentar tu marca, qué les interesa y cómo van a interactuar con tu web.

Sin comprender exactamente a tus visitantes, un diseñador no podrá adaptarse a ellos, lo cual puede suponer derrochar unos recursos que podrías invertir en otra cosa.

Sin embargo, crear una página web desde cero y a bajo coste, te da la oportunidad de entender lo que realmente necesitas, lo que están buscando tus visitantes y lo que es más útil para ellos.

Después de tener esta experiencia, podrás considerar invertir en un diseño específico que se base en lo que realmente funciona mejor para tu negocio y no en lo que crees que necesitas.

Si sigues los consejos de este artículo podrás hacer esta inversión más adelante sobre lo que ya tienes construido, sin tener que volver a empezar.

 

¿Quieres crear una página web pero no sabes como hacerlo? ¿Piensas que es demasiado difícil, que necesitas saber programar y aprender diseño?

 

Si quieres crear una página web desde cero pero no tienes mucha idea de por dónde empezar y cómo hacerlo, entonces este tutorial es lo que necesitas.

Aquí te enseñamos todo lo que nos gustaría haber sabido cuando empezamos, para entender todos los conceptos y tomar mejores decisiones, que nos ahorrasen tiempo, dinero y trabajo.

Te mostramos cómo la mayoría de desarrolladores web crean sus sitios y cómo evitar algunos errores que se suelen cometer al empezar.

Si tienes un negocio y todavía no tienes sitio web, es importante que consideres crear una página web cuanto antes.

Lo cierto es que, no puedes permitirte no hacerlo.

Un sitio web te ayuda a generar más clientes en todos los puntos del ciclo de adquisición de clientes, por ejemplo, cuando realizan una búsqueda en Internet sobre qué tipo de negocios pueden ayudarlos a resolver sus problemas, quieren obtener más información sobre negocios específicos para valorar sus opciones o buscan información de contacto para aclarar sus dudas.

Se acabaron los días en que solo podías confiar en aparecer en las páginas amarillas o en el boca a boca.

Aunque, estos métodos siguen siendo efectivos, la creación de un sitio web comercial es complementario a otras estrategias para atraer nuevos clientes y fidelizar a los existentes.

Y, además, crear una página web no es tan difícil como crees.

Seguramente, tienes un millón de cosas en tu lista de tareas pendientes y añadir la creación de una web resulta abrumador, pero puedes crear una página web profesional por tu cuenta, de una forma fácil y rápida siguiendo nuestros consejos.

Con este artículo pretendemos, sobre todo, que entiendas lo que debes valorar a la hora de crear una página web para tu negocio, algo crucial para no tomar decisiones precipitadas de las que puedas arrepentirte más adelante.

Cómo crear una página web de negocios en 4 sencillos pasos.

Cuando construyas tu sitio web te vas a encontrar con gran cantidad de términos especializados que pueden resultar confusos.

Así que, empezamos por un glosario para entender el lenguaje habitual utilizado para describir el proceso y las herramientas necesarias para iniciar un sitio web.

Creador de sitios web.

Son las herramientas que te permiten diseñar un sitio web sin conocimientos de programación, incluyen plantillas y herramientas de diseño para optimizar tu página web.

Alojamiento de sitios web o hosting.

Los proveedores de alojamiento venden espacio en sus servidores para almacenar los archivos de tu web y que los visitantes del sitio puedan acceder a ellos a través de tu nombre de dominio.

Registro de dominio.

Es el proceso de alquilar el nombre de dominio de tu sitio web durante un periodo de tiempo para que tengas derecho exclusivo a usarlo.

Nombre de dominio.

En lugar de una cadena de números en una dirección IP, un nombre de dominio convierte esta dirección en un nombre que la gente puede recordar para acceder a tu sitio web en línea.

Subdominio.

Es un nombre de dominio que forma parte de un dominio principal, por ejemplo, WordPress.com ofrece subdominios gratuitos que puedes utilizar para crear un sitio web gratis, el dominio principal es WordPress.com y el subdominio que podrías utilizar es www.tunegocio.wordpress.com.

Más adelante hablaremos de las limitaciones que este modelo presenta para una web profesional.

Plugins.

Son pequeños programas que añades a la instalación básica para obtener nuevas funcionalidades.

WordPress.

Cuando se habla de WordPress a secas, normalmente nos referimos a wordpress.org, un software que podemos descargar gratuitamente e instalar en nuestro hosting.

Para usarlo necesitas previamente comprar un dominio y contratar un hosting. Este software no tiene limitaciones, se puede modificar como queramos a través de temas o plantillas y plugins que nos permiten hacer todo lo que queremos.

Otra cosa es wordpress.com, un servicio gratuito que ofrece WordPress y que te permite crear una web sin necesidad de comprar un dominio ni disponer de un hosting.

Vamos ya a los pasos para crear una página web profesional para tu negocio, a bajo coste pero sin renunciar a las funcionalidades y características más importantes a tener en cuenta.

Para llevar a cabo cada paso, cuentas con información de sobra en Internet y en los respectivos proveedores de cada servicio, aquí nos limitamos a darte la información que necesitas para que puedas tomar las mejores decisiones.

PASO 1. Tu página Web necesita un nombre.

Cualquiera que haya utilizado Internet sabe que debe ingresar una dirección de sitio web para acceder a una página.

Un nombre de dominio es la dirección del sitio web.

Lo más común es que las empresas tengan nombres de dominio iguales a sus nombres comerciales como amazon.com

Hay dos costos asociados a la obtención de tu dominio, el coste por comprarlo y el de mantenerlo registrado cada año.

El precio normal de un dominio oscila entre 10 y 15 Euros al año, aunque pueden ser muy superiores y también encontrar ofertas específicas, sobre todo para el primer año.

Si alguien posee el nombre que quieres, tendrás que buscar otro o comunicarte con el propietario para comprarlo.

Un nombre de dominio se compone de dos partes: el nombre del negocio y una extensión como .com.

Un dominio es el nombre y la dirección de tu página web, como, por ejemplo, www.tunegocio.com.

Para verificar que el nombre que has decidido está disponible, ingrésalo en la herramienta de búsqueda de dominios de donde hayas decidido comprarlo.

Si te lleva directamente a la página de registro, el nombre está libre, si por el contrario no está disponible, ajusta el nombre para encontrar uno que no esté registrado.

Si la versión .com, .es o .tupaís está disponible, úsala antes que un .net o .org.

La gente tiende a recordar y a confiar más en un .com.

¿Qué tipo de nombre de dominio debo elegir?

Debe ser un dominio pegadizo, único y fácil de recordar. Además, debes tener en cuenta que es costoso cambiarlo posteriormente así que es una decisión importante.

Estas son las mejores prácticas para encontrar un nombre de dominio que se ajuste a tu marca.

Agregar palabras clave de búsqueda.

Los nombres de dominio son importantes para los motores de búsqueda como Google, de modo que, puedes incluir palabras que la gente puede usar para encontrar la solución que ofrece tu negocio, aunque debes tener en cuenta que quien te conoce te buscará por tu nombre comercial.

Haz que sea fácil de recordar y de encontrar para la gente.

Aunque la gente tienda a encontrar tu sitio a través de una búsqueda de marca en Google, es importante hacer que el dominio sea fácil de deletrear y escribir. Si requiere mucho esfuerzo, puede que te despidas de una buena parte de tu valor de marca y marketing.

El boca a boca depende de que sea fácil, no quieres tener un sitio web increíble que nadie puede recordar para recomendárselo a sus amigos.

Evita los símbolos o la puntuación.

Los nombres de dominio deben ser fáciles de pronunciar y recordar. Busca un nombre lo más corto posible y evita los guiones o números, además, tiene mejor apariencia en el material de marketing fuera de línea.

Palabras clave de ubicación.

Agregar el nombre de tu ciudad o de tu área comercial, puede favorecer la aparición de tu negocio en las búsquedas locales.

Un nombre de dominio único es el mejor paso.

No compres un dominio que pueda confundirse con otro sitio web o que sea la versión en plural, con guión o mal escrita de un dominio ya establecido.

Busca las extensiones disponibles.

Hoy en día hay muchas extensiones de dominios .biz o .xyz, pero no todas merecen la pena.

Los .com son los más valiosos para construir tu marca.

Si apuntas a una audiencia mundial con tu sitio elige un .com, .org o .net en ese orden de preferencia.

Si tu audiencia es local los dominios locales como .mx, .us o .es para España, son preferibles.

¿Dónde puedo comprar un nombre de dominio?

Puedes comprarlo en proveedores de nombres de dominio o en tu proveedor de hosting.

Los registradores de nombres de dominios te brindan las herramientas para buscar y elegir un nombre disponible y comprarlo por un periodo de tiempo establecido, normalmente un año.

Algunos de estos registradores de dominios son: Bluehost, Hostgator, Godaddy, Dondominio…

Pero también puedes comprar el dominio desde tu proveedor de alojamiento web.

PASO 2. Tu sitio Web necesita una casa.

Elige un proveedor de alojamiento y un gestor de contenido.

Para configurar tu sitio web necesitas dos cosas, tu nombre de dominio (una dirección web) y un alojamiento web o hosting (un servicio que conecta tu sitio con Internet y donde se almacena el contenido de tu web).

Para almacenar las imágenes, el contenido y los archivos del sitio web necesitas un alojamiento web, sin él tu sitio web no sería visible en Internet.

Sin un alojamiento web y un nombre de dominio tu sitio web no existirá.

Puedes optar por soluciones gratuitas como wordpress.com, con la que no es necesario contratar un hosting ni comprar un dominio.

En este caso, debes saber que si quieres hacer una web y controlar todos los aspectos de la misma, te encontrarás con muchas limitaciones.

No permite demasiada personalización y las plantillas y plugins que podrás utilizar son limitados, además, la velocidad de carga y el posicionamiento en buscadores también puede verse comprometida.

Por otro lado, ser propietario de tu propio nombre de dominio se ve mucho más profesional que tener tu sitio web en el dominio de otro, como tunegocio.blogspot.com o tunegocio.wordpress.com.

Un dominio propio es muy asequible, la mayoría de los proveedores de hosting ofrecen domino gratis durante un año y unos 15€ los años posteriores.

Aún así, vamos a ver qué supone alojar tu sitio web en WordPress.com (no confundir con WordPress.org, del que también hablaremos)

Es gratis y obtener un nombre de dominio WordPress también lo es.

Sin embargo, el servicio de alojamiento que te brinda es muy lento, lo que afectará a tu clasificación en Google y el nombre de dominio gratuito que te proporcionan te hará parecer poco profesional.

Así que, echemos un vistazo a la mejor manera de que tu sitio se ponga en marcha y tenga mucho futuro.

Por un poco más, tu sitio web puede tener su propio alojamiento, que será mucho más rápido que cualquiera gratuito y su propio nombre de dominio.

Esto significa tener tu propia web y no un sitio alquilado.

Si tienes un dominio comprado con anterioridad puedes llevarlo hasta tu alojamiento web o, como hemos visto, adquirirlo desde la misma plataforma.

A la hora de elegir tu proveedor de alojamiento, el lugar donde se almacena tu sitio web y lo transmite a los visitantes en línea, tienes dos opciones.

Utilizar un generador de sitios web totalmente administrado.

Utilizan plantillas y complementos de arrastrar y soltar que facilitan el diseño de un sitio web personalizado, es el caso de 1&1 Ionos, Wix, Weebly, Webnode, Squarespace…

En estos casos, pagas una mensualidad que, dependiendo del plan, puede ser más cuantiosa o menos según sus funcionalidades.

Este tipo de soluciones pueden ser útiles para ciertos proyectos (muy básicos), pero es fácil que se queden cortas en un breve espacio de tiempo y tengas que empezar de nuevo desde cero.

Contratar un alojamiento de sitios web más potente y con menos limitaciones, que nos permita utilizar una de las principales plataformas de administración de contenido como WordPress, Joomla o Drupal.

Estas soluciones son más adecuadas si con el tiempo quieres tener un blog profesional, un ecommerce o una web de servicios, en definitiva, una web más dinámica, interactiva y escalable.

Sus prestaciones son mucho más amplias, más potentes, más rápidas, posicionan mejor en Google y suelen contar con un buen soporte cuando tengas un problema.

Entre los alojamientos más destacados en España está Webempresa, Raiola Networks o Siteground, entre otros.

En cuanto al gestor de contenidos tanto WordPress como Joomla o Drupal son recomendables, aunque hay que tener en cuenta que las dos últimas son algo más complejas para principiantes y, es posible, que necesites la ayuda de un desarrollador.

En este artículo vamos a hablar de WordPress.org porque es el que nosotros utilizamos, el que mejor conocemos y el más adecuado para empezar.

WordPress es una plataforma sencilla y, a la vez, lo suficientemente flexible para adaptarse a sitios web de pequeñas empresas, tiendas en línea y organizaciones más grandes.

WordPress no es un constructor de arrastrar y soltar y requiere la suscripción a un servicio de alojamiento independiente, además, tiene cierta curva de aprendizaje en relación a los gestores de las plataformas más básicas, aún así, merece la pena.

Es un creador de sitios web intermedio, no necesitas ningún conocimiento de programación aunque debes familiarizarte con su menú de edición. Sus ventajas:

Z

Fácil de usar y amigable con los principiantes. Es intuitivo y si sabes usar Word o Excel, rápidamente podrás publicar tu propio contenido en la web que estás a punto de crear.

Además, se puede personalizar fácilmente con plantillas y complementos, que agregan funciones a tu sitio web con las que puedes hacer prácticamente cualquier cosa para que tu sitio se vea como tú quieres.

Z

Es posible hacer desde un sitio muy simple hasta un complejo ecommerce con muchos productos.

A la vez, es potente y una plataforma confiable para los sitios más concurridos.

Z

Con WordPress, la mayoría de los temas son compatibles con los dispositivos móviles, es decir responsive, algo muy importante ahora que todos accedemos a Internet desde el móvil.

Z

WordPress es gratuito, una vez contratado el dominio y el alojamiento, instalar WordPress es gratis.

Z

Además, la comunidad de WordPress es muy activa y puedes encontrar mucha información en línea si te quedas atascado.

Z

Por otro lado, si sabes programar o quieres contratar a un programador, casi no hay limitaciones en cuanto a lo que puedes hacer con WordPress, por lo que tu proyecto será muy escalable, algo que no ocurre con las plataformas más básicas que pueden ser ideales al principio pero que en poco tiempo pueden quedarse cortas y tener que migrar a otro lugar.

Z

Al mismo tiempo, es importante tener cuidado para no elegir una plataforma demasiado compleja, que ofrezca funciones que no necesitas.

Piensa en lo que necesita tu negocio para que el sitio web sea útil y en lo que es probable que necesites en un futuro.

Piensa, también, en tus habilidades técnicas y de diseño. Hay muchas cosas que podrás aprender pero, tal vez el código HTML no está entre tus prioridades, por lo que las opciones más complejas o que no puedas manejar posteriormente, deberían descartarse.

Obtener una dirección de correo electrónico empresarial y personalizada, para que tu negocio se vea profesional, también es necesario.

Una dirección de correo como perfumesbrisa@gmail.com puede parecer poco seria.

El formato de dirección de correo electrónico comercial más común usa tu nombre de dominio comercial.

Por ejemplo, info@perfumesbrisa.com o maría@persumesbrisa.com.

Este tipo de direcciones de correo suelen configurarse dentro del panel de control del hosting y vienen incluidas en los planes.

Elegir en qué plataforma vas a construir tu sitio web es una decisión importante porque, aunque hacer una página web completamente funcional y bien diseñada es bastante fácil, incluso para un principiante sin experiencia, si no eliges la plataforma de creación más adecuada a tus necesidades y tu marca, puedes perder mucho tiempo y dinero rectificando.

Crear una página web es mucho más que agregar tu información de contacto, es necesario proporcionar una experiencia de visitante atractiva, capaz de aparecer en los resultados de los motores de búsqueda de forma orgánica, es decir, cuando la gente no busca tu negocio por marca, que cargue rápidamente y que no falle.

Para esto necesitas las herramientas adecuadas y la perspectiva correcta.

PASO 3. Diseña tu sitio Web

Ya tienes tu nombre de dominio y tu alojamiento, ha llegado el momento de hacer que tu sitio cobre vida.

Lo primero que debes hacer es instalar WordPress en tu dominio, la mayoría de los hosting cuenta con la instalación en un clic desde su panel de control, así que te resultará realmente fácil.

Una vez hecho esto tenemos que hacer que el sitio web se vea impresionante.

Pero, antes es el momento de reflexionar sobre nuestro negocio y nuestros clientes, es un ejercicio que ya debes tener hecho pero si no es así, ahora no caben excusas.

Un sitio web es la cara visible de tu marca y por tanto, tiene que reflejar los valores, la esencia y la filosofía de tu negocio, a qué clientes específicos te diriges, cuáles son las actividades claves que realizas para satisfacer sus necesidades y qué te hace diferente.

Tu marca debe estar presente en el diseño de tu sitio web, así como en su contenido.

En todo caso, no te agobies pensando que todo lo que hagas ahora debe ser definitivo, una web es un laboratorio que te permite explorar para identificar lo que mejor funciona.

WordPress instala automáticamente un tema muy básico para comenzar, su diseño es simple y limpio pero es muy importante encontrar tu propia identidad y crear algo diferente.

Hay más de 1500 temas, diseñados profesionalmente, que puedes elegir y personalizar como quieras.

Un tema es una colección de plantillas de diseño que le dicen a WordPress cómo debe verse la web, contienen el diseño y estilo del sitio, las plantillas de las páginas, las fuentes, los colores, el estilo de las publicaciones del blog, los menús, etc.

WordPress cuenta con muchos temas gratuitos pero si buscas algo más elegante, más flexible o con un soporte superior, también puedes elegir entre los temas premium.

Si, posteriormente, quieres instalar WooCommerce para vender online busca un tema compatible.

Instalar un tema es realmente sencillo, tal vez lo más difícil sea decidirse por uno entre tanta variedad, puedes usar filtros para encontrar temas que se adapten a tu estilo e investigar en la red para conocer los más valorados.

Una vez que hayas encontrado un tema que te guste, instalarlo es tan simple como hacer clic en instalar seguido de activar.

Ha llegado el momento de diseñar tu sitio web pero antes de ponerte a trastear es importante imaginar y planificar este diseño.

Pensar en los colores, las fuentes, las imágenes, la estructura de la web y de las páginas, las funciones interactivas…

Está demostrado que una persona tarda menos de 3 segundos en decidir si quedarse en una página o salir, por tanto, la primera impresión y la conexión inmediata con tu tipo de cliente es imperativa, así que piensa en lo que ellos quieren antes de en lo que a ti te gustaría.

Lo fundamental a tener en cuenta puede ser:

Una navegación clara.

Es importante que el visitante sepa cuanto antes de qué trata tu negocio, a quién va dirigido, dónde pueden conocer los productos, encontrar precios, ponerse en contacto contigo o realizar una compra. Si la navegación de tu sitio no es fácil e intuitiva, ya puede ser muy innovador que la gente se frustrará y se irá.

Asegúrate de que tu sitio se cargue rápidamente, nos hemos vuelto tan impacientes que si una web tarda unos segundos en cargarse, la gente se desespera y busca en otra parte.

Por cierto, es fundamental que la web esté optimizada para móviles. Una web optimizada para dispositivos móviles se adapta al diseño de pantallas más pequeñas para que sea atractivo y fácil de usar.

Más de la mitad de los clientes navegan desde sus teléfonos inteligentes.

La mayoría de los principales creadores de sitios web crean automáticamente sitios web optimizados para móviles, de forma que detectan el tipo de dispositivo que los visitantes usan y adaptan automáticamente el contenido para brindarles una experiencia ideal.

Aún así, muchas veces es necesario realizar algunos ajustes adicionales.

Los botones de llamada a la acción son especialmente importantes desde dispositivos móviles, al conectar con el teléfono del negocio de forma automática.

Un widget de Google Maps integrado, también es una excelente idea para que los clientes puedan acceder a la ubicación de tu negocio.

Menos es más, no exageres con el diseño y no sientas la necesidad de cubrir cada centímetro con alguna información, esto no hace más que enturbiar la web. Un diseño más limpio te permite enfocar la atención del visitante dónde tú quieres.

En realidad, podrías ir más allá y crear un sistema completo que recopila datos de clientes potenciales, genera ventas e incluso avisa a tus clientes sobre nuevos productos y servicios por correo electrónico o redes sociales, todo esto en piloto automático.

Haz que tu web sea dinámica, muchos visitantes lo harán por primera vez pero es bueno incentivar las visitas recurrentes, cosa que no ocurrirá si siempre van a ver lo mismo, las publicaciones del blog, los productos o la conexión con las redes sociales harán que los visitantes repitan.

Asegúrate de monitorizar lo que pasa en tu web mediante estadísticas y mediciones que te aporten datos de interés para tomar decisiones, como por ejemplo, conectar la web con Google Analytics.

Utiliza los complementos o plugins para aprovechar al máximo tu plataforma.

Los plugins son extensiones que agregan funcionalidades adicionales, herramientas u otras características a tu sitio, que no vienen incorporadas, son atajos para hacer que tu sitio haga lo que tú quieres sin tener que construir las características desde cero.

Estos complementos pueden convertir un sitio web normal en una tienda en línea en solo unos minutos.

También pueden ayudarte con el SEO, agregar un foro, etc.

Hay más de 30.000 plugins disponibles, asegúrate de leer los comentarios y verifica siempre si se sigue actualizando.

La instalación es tan sencilla como un solo clic y listo.

Algunos plugins gratuitos muy útiles son:

 

  • Yoast SEO: Si quieres asegurarte de que tu sitio está en las mejores condiciones para recibir tráfico orgánico de Google, sigue sus consejos.

 

  • Contact Form7: Es unos de los más populares y antiguos para crear un formulario de contacto en tu web y hacer posible que la gente te envíe un correo electrónico sin tener que iniciar sesión en su propio proveedor.

 

  • Google Analytics by MonsterInsights: Te permite instalar de manera muy sencilla el código de seguimiento de Google Analytics para poder rastrear el tráfico y el comportamiento de los visitantes de tu web, es necesario conectarla con tu cuenta de Google.

PASO 4. Crea el contenido de tu sitio Web.

El contenido del sitio web son los textos e imágenes de las páginas de la web.

Pero antes de nada, hay que decidir la estructura.

Para empezar, piensa en textos sencillos que se adapten a lo que tu cliente busca y define el tono de tu comunicación en función de tu marca.

En una web de negocios hay cinco páginas esenciales: el inicio, sobre nosotros, productos o servicios, blog y contacto.

l

Página de inicio: Incluye el nombre de la empresa, su ubicación, algunas líneas sobre lo que hace tu negocio y por qué deben elegir tu empresa, las imágenes o vídeos también son importantes.

l

Productos o servicios: Esta página debe ofrecer detalles sobre los productos o servicios que ofreces, describe las categorías más importantes y enumera sus precios.

l

Quienes somos o sobre nosotros: Esta página es ideal para proporcionar los antecedentes de la empresa, contar su historia, los valores que la mueven, qué es y qué quiere ser en el futuro, incluso puedes añadir qué dicen tus clientes de tu negocio.

l

Blog: Un blog te ayudará a conectarte con tus clientes y crear una comunidad entorno a tu negocio. Define un calendario editorial con temas que conoces y que resulten de valor para tus seguidores.

La publicaciones son diferentes de las páginas, los artículos no son nuevas páginas sino nuevas entradas que aparecen en la página Blog.

Tienes la posibilidad de clasificar tus publicaciones por categorías, lo que ayuda a organizar el contenido y lo hace más visible para el usuario.

l

Contacto: Tu dirección, correo electrónico, número de teléfono, horarios de apertura, enlaces a las redes sociales, un mapa de Google y un formulario de contacto, son algunos de los elementos que tienen cabida en esta página.

El contenido de tu sitio web supone uno de los elementos que determinan cómo la clasifican los motores de búsqueda, lo que decide el orden de los resultados que aparecen cuando hacemos una búsqueda en Google, por ejemplo.

Por eso, es importante tener en cuenta las palabras clave a las que quieres dirigirte, es decir, para qué búsquedas quieres que tu negocio aparezca. Evidentemente, lo ideal es aparecer en la primera página y entre los primeros resultados, aunque eso no siempre resulta fácil.

Por último, pero no menos importante… ¡Sigue mejorando tu sitio web!

Como ya hemos comentado, la web es una ventana al mundo desde donde tus clientes potenciales pueden verte pero también tú puedes verlos a ellos, por tanto, es un lugar estupendo para conocer mejor a tus clientes y recopilar estadísticas sobre quiénes son tus visitantes y qué buscan, qué quieren y cómo lo quieren.

Al mismo tiempo es un lugar donde resulta fácil hacer pruebas y validar tus ideas antes de ponerlas en práctica.

Crear un sitio web funcional y de aspecto profesional es algo objetivamente fácil, que puede hacerse en unas horas, sin embargo, para alguien sin ninguna experiencia, el comienzo puede resultar desalentador, como cualquier cosa nueva a la que nos enfrentamos. ¡Ten paciencia!

Nuestra intención es hacerte ver que un sitio web no debe resultar complejo ni costoso, lo más complicado es decidir qué hacer y qué herramientas utilizar, lo demás es mucho más fácil de lo que puede parecer en un principio.

¿Cuánto cuesta crear un sitio web?

Dominio: Entorno a 10€ al año.

Hosting: Entorno a 70€ al año.

Tema premium (opcional): Entorno a 60€.

 

Total: Entre 80 y 140€.

¿Cuánto tiempo puedo tardar en crear mi sitio web?

Los pasos previos como comprar un dominio, contratar un hosting o instalar wordpress, pueden llevarte unos minutos, siempre que ya tengas claro lo que quieres y dónde contratarlo. Lo que más tiempo te llevará será investigar sobre los distintos proveedores y tomar la decisión final.

La web puede estar operativa en cuestión de horas siempre que hayas planificado, previamente, su diseño y estructura y tengas preparados los textos y las imágenes que quieres incluir.

Ten en cuenta también que debes aprender a manejar las distintas herramientas, aunque sean muy intuitivas, tienes que trastear un poco con ellas hasta dominarlas, después será un juego de niños.

¿Qué opciones tengo si también quiero vender en línea?

Una vez que ya tienes tu sitio web en marcha es posible que quieras añadir una plataforma de comercio electrónico para vender tus productos directamente desde tu web o que quieras hacerlo todo desde el principio.

Nuevamente las opciones son muchas, vamos a ver algunas.

Si has decidido crear tu sitio web mediante un generador administrado como 1&1, Wix, Weebly, Webnode o Jimdo, algunas de estas plataformas tienen soluciones de ecommerce integradas pero debes asegurarte de que las condiciones del plan te convienen, sus funcionalidades son las adecuadas o si son compatibles con la regulación de tu país.

Otra solución sería registrarse en una plataforma de comercio electrónico como Shopify, una alternativa muy fácil de utilizar y robusta, estudia sus limitaciones y sus costes.

En todo caso, alojar tu propio sitio de comercio electrónico te da más control sobre la tienda, es mejor para la marca comercial, facilita el traslado a otro servidor de alojamiento web y puede resultar más rentable. El inconveniente es que requiere más dedicación.

Si has decidido crear tu sitio web con WordPress a través de un hosting, lo tienes muy fácil. WooCommerce es un pluging de WordPress con el que podrás crear fácilmente una tienda online completa con carro de compra, gestión de inventario, costes de envío, impuestos, permite la gestión de cupones y descuentos y es compatible con varias pasarelas de pago.

Algunas opciones más avanzadas son Prestashop y Magento, dos de la soluciones de comercio electrónico más populares en el mundo.

Se trata de un gestor de contenidos gratuito, específico para crear tiendas online.

Ambas necesitan un hosting y, en muchos casos, la ayuda de un programador ya que su manejo, sin conocimientos previos, puede resultar complicado.

Si buscas un sistema para gestionar tu negocio online que te permita tener el control absoluto de todos los aspectos de la tienda y poder personalizarla según tus necesidades, ésta es una solución estupenda, aunque crear tu ecommerce te resultará más difícil que con WooCommerce.

Qué debo tener en cuenta para decidir dónde crear mi sitio web.

Aquí tienes algunas cuestiones que es conveniente plantearse:

 

¿El creador de sitios web tiene todo lo que necesito?

¿Su uso es sencillo?

¿El hosting es confiable, mi sitio permanecerá activo incluso cuando reciba mucho tráfico?

¿Quién va a estar conmigo cuando tenga dudas o un problema? ¿Tendré que pagar por ello?

¿Qué temas puedo elegir? ¿Cómo son de personalizables?

¿Cómo se verá en un dispositivo móvil? ¿Puedo personalizar la experiencia móvil?

¿Cómo aparece mi negocio en los resultados de búsqueda en Google? ¿Puedo optimizar el SEO?

¿Me ofrece integraciones con aplicaciones exteriores que puedo necesitar a medida que mi negocio crezca?

¿Debo pagar por alguna funcionalidad adicional que pueda necesitar?

¿Qué experiencia de usuario tendrán mis clientes al comprar en mi sitio? ¿Debo pagar por alguna característica adicional?

¿Cómo me ayuda esta plataforma a aparecer en los motores de búsqueda para que los clientes potenciales puedan encontrar mi negocio?

¿Qué material está disponible para ayudarme a aprender más sobre el uso de la plataforma?

¿Soportará la plataforma el tipo de productos que quiero vender? ¿Cómo muestra la plataforma todas las opciones de producto? ¿Es simple de manejar?

¿Hay un límite en la cantidad de productos que puedo vender? ¿Hay alguna tarifa de transacción?

¿Cómo manejo el inventario?

¿Qué opciones tengo para recibir los pagos? ¿Cuánto cuestan?

Como ves, son muchas las cuestiones a tener en cuenta antes de decidir la mejor opción para cada situación, aún así, espero que este artículo te ayude a tener las cosas más claras y pronto podamos ver tu web a pleno rendimiento. 

Pin It on Pinterest

Share This