vender en Amazon

Amazon es un poderoso minorista en línea, con el que resulta imposible competir. Sin embargo, podemos utilizar este gigante y su infraestructura y vender en Amazon, como un trampolín para lanzar un producto, hacer crecer un negocio físico, empezar a vender online, generar una nueva fuente de ingresos o vender en el extranjero.

Una de las mayores ventajas de vender en línea es que no es necesario hacerlo todo solo, de hecho, existen muchas plataformas que puedes aprovechar para hacer que la puesta en marcha de tu negocio resulte más rápida y fácil, sin necesidad de crear desde el principio una tienda de comercio electrónico o sitio web.

Probablemente, el más poderoso en la actualidad es Amazon que, a lo largo de los años, se ha vuelto enorme y vende de todo, convirtiéndose en una empresa fuerte e innovadora.

Una de las partes menos conocidas de Amazon es que admite vender productos de terceros en su sitio, lo que permite aprovechar el enorme alcance e influencia de esta marca. 

Incluso, si ya cuentas con tu propio sitio web o tienda online, expandir la distribución a Amazon, ofrece ventajas como:

Z

Aprovechar el tráfico de Amazon y poder llegar a más clientes potenciales para aumentar las ventas. Personas que buscan productos en tu nicho y están listas para comprar, ante las que te encuentras en una posición privilegiada.

Z

Despreocuparse de configurar un sitio web de ventas y aprovechar los sistemas de Amazon tanto para dar visibilidad al producto como para encargarse del trabajo pesado, los pedidos, la entrega, etc.

Z

Aprovechar la confianza que genera Amazon. Uno de los mayores obstáculos de vender en Internet, además de conseguir visibilidad, es lograr que los potenciales clientes confíen en comprar en un sitio desconocido. Cuando operas bajo el paraguas de Amazon, ya existe un nivel de confianza preestablecido. Una vez que compren tu producto a través de Amazon y confíen en tu marca, será más fácil moverlos a comprar desde tu propio sitio web.

Pero… ¿Es rentable vender en Amazon? 

Los vendedores externos representaban el 3% de las ventas de Amazon entorno al año 2000, mientras que, este porcentaje aumentó al 58% en 2018.

Estas cifras muestran que, a algunos vendedores externos les está yendo bien. Sin embargo, obtener una buena rentabilidad a través de Amazon requiere cierto conocimiento.

Por otra parte, vender en Amazon, exclusivamente, no debe considerarse una estrategia a largo plazo. Es un buen método para empezar pero no debería ser algo excluyente, si no quieres renunciar a mayores tasas de rentabilidad.

Amazon es un canal que vale la pena explorar, aunque no siempre es adecuado para todos los negocios, ni en todas las circunstancias.

En este artículo encontrarás lo necesario para decidir si vender en Amazon es lo más conveniente para ti y, de ser así, cómo sacarle el máximo partido.

Contenidos de la página

¿Por qué vender en Amazon? 

Existen varias razones por las que puedes estar barajando la opción de vender en Amazon. Por ejemplo:

Dar los primeros pasos como emprendedor sin muchas complicaciones.

Un canal de venta para productos propios.

Minoristas que buscan una nueva fuente de ingresos.

Tiendas físicas que quieren una presencia activa en Internet.

Productores o intermediarios que buscan internacionalizar sus ventas.

En cualquiera de estos casos, empezar vendiendo a través de Amazon tiene ventajas como:

Tener acceso a millones de clientes potenciales desde el principio.

Es fácil comenzar ya que, excepto el suministro del producto, todo puede ser manejado por Amazon.

Los costes iniciales para ponerse en marcha son mucho más bajos que en otros canales de venta.

Se puede vender en Amazon y en cualquier otro lugar. No es una decisión excluyente.

Si eres fabricante puedes llegar a convertirte en proveedor de Amazon, si tus ventas les resultan interesantes.

Por supuesto, no todo es blanco o negro, y también hay que valorar cuidadosamente los inconvenientes y sus consecuencias. En este caso, vender en Amazon puede tener sus puntos negativos:

A

Amazon cobra una comisión por los servicios que contrates con ellos.

Por tanto, la fijación de los precios debe estar muy estudiada para que la estrategia resulte rentable a la vez que competitiva.

A

Dentro de Amazon, en función de tus productos, puedes encontrarte con una gran competencia.

Todos los artículos iguales, que venden distintas tiendas, serán clasificados por Amazon, dando preferencia a unas tiendas sobre otras en función de determinados criterios.

A

Las estadísticas que generan tus ventas serán aprovechadas por Amazon para potenciar sus productos.

De modo que, pueden bloquear la venta a terceros en determinados productos que les interese vender directamente.

A

Las normas de Amazon son bastante estrictas y hay que tener en cuenta que, en esta relación, tú eres la parte más vulnerable.

Amazon puede ejecutar penalizaciones si no se siguen sus políticas al pie de la letra.

A

No te vas a librar del marketing y la promoción de ventas, tanto para sobrepasar a la competencia dentro de Amazon como para intentar fidelizar a los clientes provenientes de este canal.

A

Aunque, utilizar esta plataforma supone más facilidad para empezar a vender, los resultados siempre tienen que ver con los objetivos y las estrategias utilizadas.

Potencialmente, puedes facturar una cantidad de dinero ilimitada a través de Amazon pero, en la realidad, las ganancias dependerán de cuánto trabajo y cuánto tiempo inviertes en este canal.

Como ves, antes de tomar la decisión de vender por Amazon es necesario valorar si es la mejor opción para ti en este momento y buscar el equilibrio entre los perjuicios y los beneficios.

Este canal de ventas puede ser muy beneficioso siempre que se entienda, no como un aliado o un compañero, sino como un medio para conseguir un fin.

Cómo funciona la venta en Amazon.

Amazon es una plataforma muy accesible, que da cabida a todo tipo de vendedores, desde personas que venden unos pocos artículos al mes a vendedores fuertes que mueven miles de productos cada día.

Se pueden desarrollar distintas formas de vender en Amazon, siempre teniendo en cuenta que, Amazon es un mercado exigente donde puede haber mucha competencia.

Se trata de abordar todas las oportunidades desde una perspectiva de obtener ganancias.

Esto significa que es fundamental comprender tus costes para hacer que tus ventas sean lo más rentables posible.

Veamos ahora qué opciones ofrece la plataforma de marketplace de Amazon. 

Cuentas de vendedor de Amazon: Individual vs Profesional.

Para vender en Amazon es necesario crear una cuenta de vendedor. Hay dos tipos de cuentas de vendedor: individuales y profesionales.

Con el Plan Individual, Amazon cobra 0,99€ (sin IVA) cada vez que se venda un artículo pero sin ningún tipo de cuota mensual.

El Plan Profesional cuesta 39€ (sin IVA) al mes, sin importar cuántos artículos se venden.

En ambos casos hay que añadir las tarifas de venta adicionales, que suponen un porcentaje de la transacción total que varía según la categoría del producto.

La cuenta individual es ideal cuando se venden menos de 40 unidades al mes o simplemente para una primera toma de contacto con la plataforma, antes de comprometerse con una cuota mensual.

La cuenta profesional ofrece muchas ventajas sobre la individual, a las que puedes sacarles partido cuando tus ventas superan las 40 unidades al mes. En este caso, una cuota mensual permite funciones como:

Z

Publicitar tus productos.

Z

Calificar para una posición superior en el buscador de Amazon.

Z

Utilizar herramientas de venta avanzadas.

Z

Vender productos en categorías restringidas.

Z

Crear listados de forma masiva. 

Una vez elegido el tipo de cuenta, solo tienes que iniciar sesión con tu cuenta de Amazon o crear una cuenta utilizando un correo electrónico. Después, te pedirán una serie de datos que incluyen:

E

Nombre y dirección.

E

Aceptar el acuerdo de vendedor.

E

Número de teléfono.

E

Método de facturación.

E

Información fiscal si se trata de una cuenta profesional.

E

También tendrás que proporcionar el nombre que será visible como vendedor para los compradores.

E

Finalmente, solo queda verificar tu identidad.

Amazon vs eBay.

eBay es otro marketplace muy popular para vender en Internet, sin embargo, su mecánica funciona de manera diferente a Amazon.

En eBay, cuando quieres vender un artículo nuevo, creas un nuevo anuncio que está conectado a tu cuenta, donde figura el número de unidades disponibles de ese artículo.

Por tanto, cuando un comprador busca un artículo en eBay, aparecerán tantas fichas del mismo producto como vendedores diferentes.

De esta forma, el desafío en eBay es competir con otros vendedores para situarse en la parte superior de los resultados de búsqueda.

En Amazon, es diferente.

Cuando un comprador busca un producto, los productos idénticos aparecen en la misma ficha de producto, incluso si hay vendedores diferentes, el resto de fichas suponen variaciones del producto.

Cuando el comprador abre la ficha del producto que le interesa, si se fija, puede ver todos los vendedores que ofrecen inventario.

Aquí entra en juego la Buy Box de Amazon.

¿Qué es la Buy Box de Amazon?

Ganar la Buy Box en Amazon significa ser el vendedor cuyo producto se agrega al carrito de una persona cuando hace clic en los botones “Añadir a la cesta” o “Comprar ya”.

Debajo de estos botones aparece el vendedor, por ejemplo “vendido por XXX y gestionado por Amazon”.

Esto significa que XXX se encuentra en la Buy Box y si el comprador decide comprar el producto, la compra se carga al inventario de XXX.

Más abajo aparecen, en caso de existir, el resto de vendedores que también venden el mismo producto, pero para comprarselo a ellos es necesario hacer clic en el área de esos vendedores (“Nuevo (39)”, por ejemplo, que nos indicaría que hay otros 39 vendedores del mismo producto). Algo que, por supuesto, la mayoría de la gente no hace.

Ni que decir tiene que cuando Amazon también vende el mismo producto la venta se aplica a su inventario.

Bien, queda clara la importancia de ingresar en la Buy Box si queremos tener éxito, ¿verdad?

Para entender el funcionamiento de la “Caja de compra” o Buy Box de Amazon, tienes que saber algunas cosas:

=

Amazon muestra diferentes vendedores para diferentes compradores. Es decir, el ganador de la Buy Box será diferente según el comprador, en función de aspectos como cuál es el inventario más cercano al comprador y lo que el comprador valora más según los pedidos anteriores, como el precio más bajo o el envío más rápido.

=

Aunque no se conoce la fórmula exacta del algoritmo de Amazon para establecer esta relación, se sabe que hay algunos factores importantes como:

        • Precio.
        • Método de envío y si la logística es de Amazon o no.
        • Comentarios y otras métricas de la cuenta del vendedor.

¿Cuales son los métodos de cumplimiento para vender en Amazon?

Fulfillment by Amazon o FBA, es el cumplimiento por parte de Amazon. Esto significa que el proceso de preparación y envío del pedido al consumidor lo gestiona Amazon y no el vendedor.

No se trata de un servicio obligatorio para poder vender en Amazon pero, tendrás que valorar si vale la pena pagar las tarifas adicionales que vienen con el programa, si suponen un ahorro de tiempo o dinero al procesar numerosos artículos en un solo envío al almacén de Amazon y que ellos se encarguen del resto, en vez de procesar cada artículo a medida que se vende. 

Fulfillment by Merchant o la preparación por el vendedor, conocido como FBM, supone que el vendedor publica sus productos en Amazon y se encarga de la preparación y envío de los pedidos por su cuenta, sin utilizar la red de preparación de Amazon para enviar los pedidos en su nombre.

En este caso, el comerciante es responsable de enviar el pedido al cliente, manejar las devoluciones y brindar el servicio. En este caso, hay que valorar los costes de envío, la confiabilidad de los medios utilizados y su rentabilidad.

¿Qué es Amazon Prime?

Prime es la membresía que los consumidores pueden contratar para obtener el envío gratuito de 2 días en muchos pedidos, además de obtener otras ventajas.

Por lo general, este envío rápido solo está disponible en pedidos gestionados por Amazon, por lo que suele confundirse con el FBA, el programa de cumplimiento de Amazon del que ya hemos hablado.

Al utilizar el FBA, la logística de Amazon, los productos se envían a Amazon y ellos los almacenan, empaquetan y envían al comprador final. Por supuesto esto supone pagar unas tarifas adicionales pero también tiene ventajas importantes como:

A

La mayoría de los artículos de Logística de Amazon se clasifican como productos Prime en Amazon.

A

Se estima que más del 60% de los compradores de Amazon son miembros Prime y, por supuesto, estos usuarios buscan productos Prime para comprar.

A

Contratar la logística de Amazon hace que tus productos sean elegibles para el envío gratuito y rápido de Prime.

A

Además, Amazon da preferencia a los vendedores FBA en las clasificaciones, cuando los precios son los mismos tienen preferencia en la Buy Box, se genera mayor confianza en el comprador cuando el producto está gestionado por Amazon y, todo ello, supone un mayor potencial de ventas.

¿Cuáles son los gastos por vender en  Amazon?

Hay una gran variedad de gastos que tendrás que tener en cuenta a la hora de vender en Amazon, tarifas que Amazon puede aplicar cuando se vende en Amazon o gastos asociados a la venta.

En cuanto a las tarifas asociadas a Amazon, algunas son obligatorias y otras opcionales según los servicios que eliges utilizar.

Además de las tarifas asociadas a la cuenta de vendedor, ya sea en su versión individual o profesional que ya hemos visto, Amazon también establece otro tipo de tarifas:

=

Tarifas independientes del método de cumplimiento.

=

Tarifas por usar la Logística de Amazon.

=

Costes para artículos gestionados por el vendedor.

Es importante saber que un vendedor puede optar por la Logística de Amazon solo para algunos artículos y hacerse cargo de cumplimiento para otros. No es necesario elegir una u otra opción para la totalidad de los productos vendidos, se pueden usar ambas a la vez.

Veamos estos gastos con más detalle:

  1. Tarifas cobradas con independencia de la gestión del producto. (Información en Amazon):
=

Tarifa asociada a la cuenta del vendedor: 0,99€ (sin IVA) por artículo para la cuenta individual y 39€ al mes (sin IVA) para la cuenta profesional.

=

Tarifa de referencia de Amazon. La tarifa de referencia es un porcentaje del precio de venta que se pagará a Amazon como comisión por facilitar la venta y que depende de la categoría en la que se encuentra el producto, la mayoría están entre el 8% y el 15%.

=

Tarifas por venta de productos multimedia (libros, música, video, DVD, juegos…). 

=

Tarifas por gestión de reembolsos que Amazon cobra al vendedor cuando se emite un reembolso a un cliente. En este caso, Amazon devuelve el importe de la tarifa de referencia menos la tarifa por gestión de reembolso aplicable (la menor entre el 5,00€ o el 20% de la tarifa por referencia)

2. Tarifas por usar la Logística de Amazon FBA.

Mediante este programa, el comerciante o vendedor envía sus artículos a un almacén de Amazon y contrata que se encarguen de enviar los artículos al cliente cuando los compre.

Las tarifas que pueden aplicarse a los artículos gestionados por Amazon incluyen:

=

Tarifa de cumplimiento que cubre el coste del embalaje, el tiempo de preparar el pedido y los costes de envío. Esta tarifa varía significativamente en función del tamaño y peso del artículo.

=

Tarifa mensual de almacenamiento del inventario, según la cantidad de espacio que ocupen tus productos en el almacén de Amazon.

=

Tarifa de almacenamiento a largo plazo, es básicamente un impuesto a los productos de movimiento lento que se cobra por los artículos que se encuentran en el almacén durante un año o más.

=

Costes del envío al almacén de Amazon, que corre por cuenta del vendedor.

=

Tarifas de retirada. Para sacar un producto del almacén de Amazon hay dos opciones, hacer que te envíen el producto u ordenar la eliminación por cuenta de Amazon, en ambos casos la operación tiene un coste.

=

Tarifas de procesamiento de devoluciones en las categorías en que Amazon ofrece al cliente la devolución gratuita del producto.

=

Tarifas de servicios adicionales. Existen servicios opcionales que incluyen el etiquetado por parte de Amazon, publicidad a través de anuncios patrocinados, cumplimiento multicanal para usar el inventario de Amazon en pedidos de otras plataformas, etc.

Aunque hay una tarifa para todo, es interesante valorar estos costes tanto gestionados por Amazon como fuera, para ver lo que realmente merece la pena.

Puedes usar la Calculadora de Amazon FBA para ver las opciones y tarifas disponibles por adelantado y hacer números antes de tomar una decisión.

Puedes descargar aquí más información sobre la Logística de Amazon y las tarifas aplicables a España.

3. Tarifas por artículos gestionados por el vendedor.

El principal coste de gestión fuera de Amazon es el coste de envío al cliente, aunque también puede haber costes de almacenamiento, etiquetado, etc.

¿Qué puedo vender en Amazon?

En principio Amazon cuenta con una serie de categorías en las que encajar tus productos como vendedor externo. Algunas de las más comunes son: ropa, salud, belleza, bebé, joyas, hogar, jardín, electrónica… Puedes acceder desde aquí a la lista completa de categorías de producto.

También es importante saber que hay categorías que requieren aprobación y otras que se consideran abiertas, es decir, que no requieren un permiso específico de Amazon para poder vender productos en ellas.

Los productos de las categorías que requieren aprobación solo pueden publicarse con un permiso específico de Amazon y solo los vendedores con cuenta profesional pueden obtener la aprobación para vender en una categoría restringida.

Algunas de las categorías que pueden estar sujetas a algún tipo de autorización incluyen: relojes, joyería, salud y cuidado personal, ropa y accesorios, belleza, alimentación y bebidas.

Además de las restricciones basadas en categorías, existen otras adicionales para determinadas marcas, productos individuales o artículos usados.

¿Puedo vender artículos usados o de segunda mano en Amazon?

Esto depende de la categoría en que se encuentren los productos.

Hay categorías donde únicamente se permite la venta de productos nuevos y en otras se permite la venta de artículos reacondicionados certificados, de segunda mano o de coleccionista. Por ejemplo en: 

        • Libros, música, DVD y vídeo. 
        • Consolas y videojuegos.
        • Informática.
        • Electrónica y accesorios.
        • Electrodomésticos grandes.
        • Hogar y cocina.
        • Software y videojuegos para PC.
        • Juguetes y juegos.
        • Deportes y aire libre.
        • Equipaje.
        • Oficina y papelería.
        • Instrumentos musicales.
        • Jardín.

En categorías como ropa, salud y cuidado personal, zapatos y complementos, relojes, bebé, coche y moto, belleza, joyería y alimentación, iluminación, alimentación y bebidas, solo se permite la venta de artículos nuevos.

¿En qué consiste la garantía de la A a la Z?

Amazon ofrece esta garantía al comprar productos a vendedores externos. Un vendedor externo es, simplemente, quien vende en Amazon sin ser Amazon. 

La garantía de la A a la Z cubre tanto la puntualidad en la entrega como el estado del artículo. De modo que, el comprador, podrá presentar una reclamación a Amazon en los siguientes casos:

A

No ha recibido su paquete en el plazo establecido.

A

Recibió un pedido diferente al esperado y solicitó una devolución.

A

Devolvió el artículo y el vendedor no procedió al reembolso.

Este tipo de reclamaciones son perjudiciales para el vendedor que puede sufrir, en consecuencia, penalizaciones como no clasificarse bien, no entrar en la Buy Box o incluso la suspensión de la cuenta.

Para evitar estas situaciones, es importante mantenerse al tanto de las políticas de ventas y código de conducta del vendedor.

¿Puedo vender internacionalmente a través de Amazon?

Amazon tiene mercados en muchos países del mundo y permite la expansión internacional a través del poder global de su marca, ofreciendo a los vendedores una variedad de herramientas y servicios que simplifican todos los aspectos de la venta internacional. 

Amazon Global Selling hace posible la venta en regiones que incluyen Europa, donde con una sola cuenta se puede llegar a 28 países diferentes que compran en las tiendas europeas de Amazon. Japón y Australia, mercados emergentes como el Medio Oriente, Singapur, Turquía y Brasil o en América, Estados Unidos, Canadá y México.

En cualquier caso, es necesario estar atento a los requisitos de registro y sobre todo elaborar una estrategia de expansión adecuada, así como tener en cuenta la repercusión de los gastos de envío en los márgenes.

¿Puedo vender en Amazon productos hechos a mano?

Amazon Handmade es la comunidad de Amazon para artesanos.

La tienda handmade permite a los artesanos vender sus productos hechos a mano a través de Amazon, mediante un proceso de solicitud que garantiza a los clientes poder comprar con confianza.

Unirse a handmade, crear la tienda y publicar productos es gratis y se cobra una tarifa de referencia del 15% en cada venta.

Es necesario registrarse en una cuenta de venta profesional, aunque la tarifa mensual de esta cuenta no se aplica a los artesanos suscritos a Handmade.

¿Cuánto dinero necesito para vender en Amazon?

En principio, no es necesario mucho dinero para poder vender en Amazon. 

Todo depende de lo que estés dispuesto a invertir y qué costes decidas mantener al mínimo o de los que puedas prescindir al principio.

Los más comunes pueden ser:

A

Comprar inventario.

Una vez identificados los productos adecuados para vender en Amazon tendrás que adquirir los productos.

Un coste inicial de entre 150 a 500 € puede ser suficiente para tener dos o tres copias de varios artículos, de forma que diversifiques un poco tu inversión.

A

Costes asociados a la cuenta de Amazon.

Como hemos visto puedes contratar un Plan Individual o Profesional, 0,99€ por cada venta o 39€ mensuales, en ambos casos más IVA.

A

Coste de los códigos de barras.

En la mayoría de las categorías se requiere que los vendedores usen un GTIN, (por ejemplo, EAN, UPC o ISBN que actúan como identificador del producto) al crear páginas de productos nuevos o vincularlos a páginas que ya figuran en el catálogo.

Puedes consultar los requisitos aquí. Amazon recomienda adquirir los identificadores del producto desde GS1 directamente, lo que tiene un coste de registro de 250$ y una tarifa de renovación anual de 50$ hasta 10 códigos. 

A

Fotografía de productos.

El poder de las fotos de producto de alta calidad para aumentar la conversión no es exagerado. La gente quiere ver imágenes de calidad que le hagan experimentar algo lo más parecido posible a una experiencia en la tienda.

A

Diseño de la marca comercial y logotipo.

Si actúas como un vendedor de marca privada necesitas una imagen profesional que destaque.

¿Cuáles son las claves para ganar dinero como vendedor de Amazon?

Z

Actuar de forma proactiva. 

No es cuestión de subir los productos y sentarse a esperar sino que hay que hacer más. Tienes que hacer correr la voz sobre tu negocio y tus productos a través de las redes sociales, tu blog, foros, email marketing… 

Z

Elegir el nicho correcto.

Es fundamental vender productos que realmente interesen a la gente, para ello hay que mantenerse en contacto con las tendencias de las que se puede sacar provecho a corto plazo o enfocarse en productos de mercados fuertes a largo plazo.

Z

Ser competitivo y conocer a la competencia.

Cuando se empieza, vale la pena ver lo que otros hacen, cómo tasan sus productos, qué tipo de estrategias de marketing utilizan, qué tipo de productos ofrecen… 

Una vez consolidado, no puedes estancarte, siempre hay que evolucionar con el mercado para satisfacer las necesidades de los compradores y mantenerse rentable. 

Z

Maximizar las ganancias.

Puedes comenzar con un solo producto, pero con el tiempo tendrás que expandirte y vender una gama más amplia de artículos.

También es importante prepararse para aprovechar determinadas campañas como la navideña o el Black Friday, donde se pueden aumentar considerablemente las ventas.

¿Qué debo tener en cuenta antes de decidir vender en Amazon?

Para ganar dinero en Amazon o en cualquier otra plataforma o negocio es necesario tener algunas cosas claras:

Z

Entender el verdadero coste de tu producto.

Z

Tener un margen bruto suficiente.

Z

Determinar tus costes generales iniciales.

Z

Calcular los ingresos estimados.

Z

Implementar técnicas de marketing y ventas para mover el inventario y no perder dinero.

Cómo vender en Amazon en 4 sencillos pasos. Guía completa para principiantes.

Vender no es una tarea fácil en ninguna circunstancia y un marketplace no es una excepción. Sin embargo, solo se necesitan unos pocos pasos para que puedas elegir tus productos y enviar tu primer pedido. 

Obviamente, lo que buscamos no es vender unos pocos productos sino encontrar un canal de venta rentable, para lo que habrá que profundizar en una estrategia algo más compleja.

Veamos los pasos a seguir:

1. Decidir qué productos vender en Amazon.

Cómo obtener productos para vender en Amazon.

Hay muchas formas de obtener productos rentables para vender en Amazon. Algunos vendedores siguen modelos comerciales tradicionales como vender productos que ellos mismos fabrican o producen, o revender productos que adquieren de fabricantes o mayoristas. Otros vendedores buscan formas creativas de abastecimiento.

Veamos algunas opciones:

Arbitraje minorista o en línea.

Se trata de comprar artículos, generalmente en grandes tiendas físicas o en línea, que ofrecen descuentos interesantes y revenderlos en Amazon a un precio superior.

Los vendedores que utilizan esta técnica están atentos a las ventas de liquidación tanto online como en tiendas físicas.

La aplicación Amazon Seller permite, entre otras cosas, encontrar productos para vender. Utilizando búsquedas de texto o el escáner de códigos de barras, se puede comprobar si el producto es elegible para vender, los precios, los índices de ventas, las ofertas de la competencia o las reseñas de los clientes. Además, se pueden calcular las ganancias con la función de rentabilidad de los productos.

Encontrar productos en línea con un descuento interesante se puede hacer mediante una comparación manual o de una forma profesional, mediante herramientas específicas que hacen el proceso más eficiente como Tactical Arbitrage, un software que revisa automáticamente las páginas web de venta minorista, compara los precios con Amazon y ofrece una lista de artículos potencialmente rentables.

Una variante de esta estrategia es comprar artículos usados en tiendas de segunda mano, subastas, mercados de pulgas, etc., y venderlos en Amazon o en otros mercados en línea como eBay, Etsy, Facebook, etc.

Proveedores mayoristas.

Este es el método tradicional en el cual se compran los productos a un distribuidor mayorista o directamente al fabricante para revenderlo con un margen de beneficio.

Creación de marca y etiquetado propio.

Esta estrategia consiste en comprar productos genéricos a los fabricantes y empaquetarlos y comercializarlos con una marca propia.

En este caso, otras personas pueden estar vendiendo el mismo producto con su propia marca, sin que tengas ningún derecho exclusivo sobre el producto, que suele ser fabricado a bajo coste en el extranjero por un puñado de fabricantes.

El mayor inconveniente de este sistema es que ante un nicho rentable, son muchos los vendedores que intervienen para competir, vendiendo el mismo producto con su propia marca, por lo que, el margen de beneficio disminuye cada vez más. Incluso puede desaparecer cuando un vendedor decide que la inversión fue un error y comienza a vender perdiendo dinero para recuperar parte de su inversión.

En muchas ocasiones, será el propio Amazon quien se convierta en un competidor, con su propia marca, imposible de superar en la plataforma.

Por todo ello, esta estrategia no es la más adecuada para empezar sino que requiere contar con experiencia.

Por supuesto, desarrollar tus propios productos bajo una marca propia no es una mala idea cuando se cuenta con cierto capital y experiencia. 

La clave del éxito en este caso está en agregar valor para el consumidor. Esto puede significar diseñar nuevas soluciones y productos, añadir nuevas funcionalidades, mejorar su calidad, ofrecer un mejor servicio y experiencia al cliente o contar con una línea de productos más amplia.

Cuánto más difícil de replicar sea ese valor, más cerca estaremos de diferenciarnos de la competencia de una manera que los compradores reconozcan y aprecien.

Por supuesto, esta estrategia debe complementarse con la construcción de una marca fuerte fuera de Amazon, mediante un sitio web propio, redes sociales, otros canales de distribución, etc.

Fabricación y artesanía.

Si produces algo tú mismo o realizas artículos hechos a mano, entonces el desafío será asegurarse de vender tus productos de manera rentable y mantenerse al día en la producción cuando el producto se vende bien.

Dropshipping.

Este método de venta se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos pero encierra algunos peligros.

La idea básica de este modelo es vender productos de un tercero que se encarga de enviar el producto al cliente final cuando efectúa la compra, de modo que no es necesario invertir en la compra de stock antes de vender.

La premisa es tentadora, pero hay que tener en cuenta que los márgenes de beneficio pueden ser demasiado bajos, habrá que responder a las quejas sobre la calidad del producto, garantías, devoluciones, escasez de inventario, retraso en los envíos… Los problemas asociados a estas cuestiones pueden hundir rápidamente la experiencia como vendedor en Amazon, al no cumplir sus estrictas condiciones. 

Qué productos vender en Amazon.

Antes de nada, es importante entender que, obtener la mayor rentabilidad vendiendo en Amazon supone encontrar productos populares y sobrepasar a la competencia. 

Sin duda, Amazon es uno de los sitios más rentables de Internet, pero la amplia variedad de productos disponibles puede hacernos dudar sobre qué productos pueden proporcionar el mejor ROI.

Afortunadamente, elegir qué productos vender en Amazon y cómo hacerlo no es tan difícil, de hecho, la mayor parte de la investigación puede realizarse de forma gratuita en la propia plataforma. Amazon selecciona una lista de los productos más vendidos que se actualiza cada hora.

Las categorías más populares incluyen:

        • Libros. 
        • Ropa, zapatos y joyería. Se trata de una categoría muy popular pero también saturada de artículos, por lo que para entrar en esta categoría es importante ofrecer algo único a un precio razonable. La gente no suele comprar en Amazon artículos de marca caros sino que buscan descuentos.
        • Electrónica. 
        • Juguetes y juegos.
        • Productos cosméticos.
        • Salud.
        • Nutrición.
        • Suplementos.
        • Decoración del hogar.
        • Casa y jardín.
        • Productos para mascotas.

Como en todo, cuanto más popular es la categoría de producto, más intensa es la competencia. De modo que, es importante encontrar un nicho para que la competencia no resulte asfixiante.

Asegúrate de que puedes ofrecer algo de valor, elegir productos únicos, económicos y con una mínima competencia es la mejor manera de destacar.

Si ya tienes un producto en mente, verifica que puedes establecer una estrategia rentable en Amazon, si no es así, busca las opciones de venta más rentables.

Si no tienes un producto específico en mente, empieza por lo básico, ¿cuáles son las palabras clave más buscadas en Amazon y qué productos tienen más éxito?

Una vez que tienes una lista basada en la investigación, considera productos similares que puedan resultar más atractivos para el comprador y en los que puedas aportar más valor que los vendedores existentes.

Antes de decidir qué productos vender en Amazon es importante tener en cuenta los gastos de envío y las tarifas de Amazon para controlar los gastos.

Esta información puede ayudar a reducir la búsqueda en función del peso del producto y su repercusión en los gastos de envío. Al mismo tiempo, podemos considerar productos que no se rompan fácilmente en el transporte.

Por otro lado, hay que saber que la mayoría de los productos de Amazon que más se venden varían en un rango de precios entre 10 y 50 Euros. Por lo que, es importante elegir productos que se puedan vender a un precio relativamente bajo y obtener ganancias.

Analiza los márgenes potenciales antes de comprar inventario, esto supone comparar los precios al por mayor y al por menor, para calcular el margen y saber qué productos son más beneficiosos.

Otro tema importante es evitar las categorías en las que tengas que competir con grandes marcas o directamente con Amazon. Como pequeña empresa o particular, lo más sensato es enfrentarse a una competencia similar para tener la posibilidad de hacerse un nombre.

Con esto claro, hay algunas formas de investigar qué vender en Amazon:

Realizar una búsqueda manual en Amazon.

Una buena forma de generar ideas de productos es consultar la lista de los más vendidos de Amazon.

Una buena idea es consultar la sección “Los clientes también compraron” para obtener ideas de productos relacionados.

Una vez que cuentas con una lista de artículos, puedes consultar el planificador de palabras clave de Google para ver su volumen de búsqueda, lo que indica el nivel de demanda. También se puede utilizar una herramienta específica para Amazon, SellerApp, que tiene una prueba gratuita para investigar productos populares en Amazon a través de palabras clave.

Utilizar una herramienta de investigación de palabras clave para Amazon.

Jungle Scout es una herramienta completa para todas las necesidades de investigación de palabras clave específicas de Amazon.

Esta herramienta te ayudará a validar la demanda de productos, mostrando el volumen de búsqueda.

Así, podrás ver cuántas personas están buscando un producto específico y determinar si el volumen hace que valga la pena venderlo.

Explorar los listados de Amazon con una extensión de Chrome.

Otra forma de elegir productos que ofrezcan grandes ventas es utilizando extensiones de Google Chrome para investigar productos y determinar cómo se venderán en Amazon. Estas extensiones pueden ser útiles para investigar palabras clave, evaluar el histórico de precios, comparar precios de la competencia, etc.

Veamos algunas de los principales software con extensiones:

Estas herramientas permiten navegar por las listas de Amazon de manera rápida y completa para determinar qué productos deben estar en tu lista, además, podrás rastrear precios, reflexionar sobre la estimación de ventas y considerar información de palabras clave.

Encontrar un hueco en el mercado.

Se trata de encontrar una brecha en Amazon a través de una búsqueda orgánica simple en la plataforma para detectar qué falta, cierto estilo, color, diseño o tipo de un mismo producto, con menos competencia.

También podemos orientarnos por las reseñas de los clientes en un nicho determinado. Incluso cuando hay muchos productos similares, es posible que los clientes no estén satisfechos con las marcas actuales y reclamen algo que puedas aportar.

Al decidir qué productos vender, es importante tener una idea de lo que quiere el cliente.

Si estás pensando en vender un producto específico, investiga las reseñas, para ver qué es lo que la gente ama u odia de él, qué artículos entusiasman a la gente y por qué o por qué están insatisfechos algunos clientes. Utiliza este conocimiento para decidir modificaciones en el producto que vas a vender.

Utiliza Jungle Scout para encontrar productos sin mucha competencia.

Jungle Scout, es una herramienta muy completa que muestra, por ejemplo, los volúmenes de ventas mensuales de productos, productos con poca competencia y permite guardar productos para rastrearlos. Esta herramienta proporciona análisis extensos para encontrar de manera rápida y eficaz productos donde destacar.

Un producto para el que se muestran, por ejemplo, 100.000 resultados de búsqueda, es un producto para el que será difícil posicionarse y destacar frente a la competencia. 

Sin embargo, siempre se puede encontrar un nicho con menos competencia dentro de un mercado más grande, donde los buscadores encuentren tu producto más fácilmente mediante una palabra clave más específica, que encaje mejor con la intención de búsqueda del usuario. 

Jungle Scout ofrece una forma de determinar si tu producto pertenece a un nicho de baja dificultad.

Encontrar el mejor nicho de mercado está determinado por varios factores como que haya demanda suficiente, baja competencia y oportunidades de monetización adicionales.

Utilizar eBay para identificar productos.

WatchCount es una herramienta que identifica los productos más populares en eBay, en tiempo real.

Es una manera de enfocar aún más tu lista de productos para vender en Amazon.

Investiga a los afiliados de Amazon.

Como sabes, muchas páginas web trabajan con afiliación de Amazon, es decir, ganan una comisión por las ventas que generan en Amazon.

Suponen una buena fuente de información para descubrir productos populares, investigando hacia dónde están orientando su tráfico.

Buscar productos en AliExpress o Alibaba.

Buscar en Alibaba es una buena forma de encontrar productos de marca blanca que se venden.

En Alibaba encontrarás productos de todo tipo ofrecidos por proveedores extranjeros. Seguir la pista a los productos más vendidos puede ayudarte a elegir productos para vender en Amazon.

Investigar las tendencias en Google.

Las tendencias en Google también pueden ofrecer buenas pistas para decidir los productos a vender en Amazon.

Google Trends destaca los productos populares en una amplia gama de categorías, por lo que supone una herramienta de investigación a tener en cuenta para localizar los artículos ideales para vender en Amazon.

Al final, la investigación de productos tiene como objetivo determinar qué productos serán los que mejor se vendan al precio más alto, posible para que las tarifas de Amazon afecten lo menos posible a las ganancias. 

Amazon facilita una calculadora gratuita de ingresos y gastos que puede resultar muy útil.

Lo que hay que entender es que, vender en Amazon de forma rentable es una carrera de fondo, por lo que un enfoque inteligente es concentrarse en generar experiencia y capital con estrategias de bajo riesgo cuando estás comenzando, para seguir con estrategias más complejas a medida que tienes los recursos y el conocimiento necesario para hacerlo.

Qué productos se venden mejor en Amazon.

Amazon es un mercado impulsado por los precios, de manera que, si tu rango de precios no es de los mejores para el mismo producto lo más probable es que no obtengas la venta.

Algunos productos se venderán mejor en tu sitio web mientras que otros conseguirán más ventas en el mercado de Amazon. Veamos cuándo ocurre esto:

Cuando la diferenciación de marca no importa y tienes el precio más bajo.

Si tienes productos genéricos que puedes ofrecer al precio más bajo, Amazon será una buena plataforma de venta.

En este contexto, al comprador solo le importa el precio, de modo que frente a los competidores gana el precio más bajo.

Cuando tienes una idea de producto diferenciada y validada.

Si tu producto es único, con unas características que nadie más tiene o unas condiciones o servicios añadidos diferentes, con la estrategia correcta en Amazon, podrás obtener grandes ventas.

2. Gestiona tus productos en Amazon.

Una vez hayas decidido qué productos te conviene más vender en Amazon, el siguiente paso es ponerlos a disposición de los clientes en la plataforma de Amazon.

Como vendedor de Amazon puedes crear tu listado de productos de dos formas: añadir tus artículos a las listas ya existentes o crear una nueva lista de productos.

En cualquier caso, lo que buscas es que tu producto aparezca en los primeros resultados. Con la investigación de palabras clave, sabrás exactamente qué palabras usan los compradores para buscar un producto como el tuyo.

Cómo crear un listado de productos en Amazon.

Veamos las opciones para crear un listado de productos en Amazon:

A

Agregar artículos a los listados existentes es la fórmula más fácil y popular para la mayoría de los vendedores que comienzan a vender en Amazon.

Solo hay que verificar si otros vendedores ya tienen a la venta el mismo producto en la plataforma y añadir el tuyo desde el botón “Vender en Amazon” de la propia ficha de producto o desde tu panel de control en Seller Central.

Asegúrate de que se trata del mismo producto mediante el código de referencia del artículo.

Y elige el mejor listado. A veces se pueden encontrar varios listados para el mismo artículo. Busca la lista mejor clasificada, con la mejor información, imágenes y reseñas.

A

Crear un listado nuevo de productos.

Los vendedores de Amazon Pro pueden crear listados de productos completamente nuevos para artículos que aún no se venden en Amazon.

Por supuesto, esto supone empezar de cero, tendrás que entrar en tu centro de ventas y agregar el producto en el inventario, creando una nueva lista de productos.

Esto inicia el proceso y deberás completar todos los detalles, seleccionar la categoría y subcategoría a la que pertenece, poner el título, imágenes, la descripción, referencia, dimensiones, detalles de las variaciones, etc.

Añadir productos manualmente puede llevar mucho tiempo, igual que añadir manualmente muchos artículos a los listados existentes. La entrada manual está bien cuando se venden unos pocos artículos pero si se tiene una colección grande o cambiante, es necesaria una solución de carga masiva.

Un vendedor Pro tiene la opción de agregar muchas listas a la vez, cargando todos los datos mediante una hoja de cálculo y, si también vende en su propio sitio web, puede conectar directamente los productos a Amazon, utilizando plataformas como Shopify o BigCommerce, por ejemplo.

En todo caso, hay algunas decisiones importantes a tomar antes de ingresar los productos para su venta en Amazon como el precio, si vas a utilizar el envío de Amazon o lo gestionas por tu cuenta y algunas más que veremos a continuación.

Estrategia de precios en Amazon.

La forma en que fijes los precios de tus artículos tendrá un gran impacto en tu rentabilidad.

El objetivo principal a la hora de fijar los precios es generar ventas a la vez que se maximizan las ganancias.

Por lo que una buena estrategia cuando hay otros vendedores para el mismo producto es fijar el precio en línea con la competencia. 

En este caso busca el precio más bajo del vendedor que utiliza el mismo método de cumplimiento que tú, e iguala el precio o súbelo ligeramente.

Esto evitará una guerra de precios que acabe erosionando los márgenes para todos.

En caso de duda, puedes fijar el precio en el extremo superior del rango de la competencia, siempre puedes bajarlo más tarde si es necesario.

Es recomendable supervisar y ajustar los precios con frecuencia, incluso varias veces por semana ya que la competencia puede cambiarlos.

Existen herramientas de revisión de precios, como el Amazon Repricer de BQool, que rastrea automáticamente los de la competencia y ajusta el tuyo según los parámetros que establezcas para mantener tus productos competitivos y en la Buy Box.

También hay que tener en cuenta que, los productos Prime se pueden vender a mayor precio. Cuando los artículos se venden a través de la logística de Amazon, los clientes Prime reciben los mismos beneficios que en artículos vendidos por Amazon, lo que genera una mayor confianza en el comprador, que puede estar dispuesto a pagar un precio más alto.

Logística de Amazon frente al cumplimiento por el vendedor.

Para Amazon el cliente es el eje principal, de modo que es muy exigente con los vendedores. Tendrás que estar preparado para enviar pedidos por tu cuenta o subcontratar esta tarea, atendiendo a los requerimientos de Amazon o tu calificación como vendedor se verá afectada.

Al publicar tu artículo, tendrás que decidir si enviarás el artículo tú mismo o si Amazon se encargará del envío por ti.

A

Enviar pedidos mediante el cumplimiento por el comerciante (FBM).

En este caso, Amazon permite cobrar por el envío de productos u ofrecer envío gratuito.

El uso de software de envío como Stamps.com puede ayudar a procesar los pedidos de una forma más sencilla.

A

Enviar pedidos mediante la logística de Amazon (FBA).

En este caso, envías varios artículos en una sola caja al almacén de Amazon que te indiquen y ellos se encargan del resto.

Las principales ventajas de utilizar este método es que ahorra tiempo, los productos pasan más tiempo en la Buy Box y los productos Prime puede tener un precio más alto que los artículos cumplidos por el vendedor.

Administrar el inventario en Amazon.

Administrar el inventario con precisión es clave, ya que Amazon reducirá la calificación del vendedor si no envía un pedido de un artículo que muestra en stock.

Amazon reduce automáticamente el recuento de inventario a medida que se venden los artículos, por lo que si se vende solo en Amazon, el recuento debería ser correcto, pero no ocurre lo mismo si también vendes en tu sitio web o tienda minorista.

En este caso, puedes ajustar el inventario de forma manual dentro en la pantalla de inventario de Seller Central, cambiando las unidades disponibles. Una solución viable cuando se venden pocos artículos.

Pero si tienes que administrar una mayor cantidad de productos, necesitas una solución mejor que los ajustes manuales.

Puedes hacerlo mediante una hoja de cálculo o utilizando tu plataforma de comercio electrónico o herramienta de gestión de inventario. También puedes utilizar herramientas de gestión de inventario específicas para Amazon y otros marketplaces como Vendio, Joe Lister o SellerLabs.

Optimización de la lista de productos de Amazon.

Los listados de productos son la herramienta principal para generar ventas, por lo que requieren trabajo.

Estos listados necesitan ser optimizados para generar más ventas. Por ejemplo:

=

Utilizando palabras clave específicas en los títulos y la descripción de los productos.

=

Cuidando las imágenes de calidad que aporten toda la información necesaria al comprador.

=

Completando la ficha con las características clave del producto.

=

Alimentando las reseñas y opiniones.

Promociones y publicidad en Amazon.

Para impulsar las ventas en Amazon, se pueden realizar promociones y anuncios pagados.

Amazon ofrece ciertas opciones para las promociones que se pueden llevar a cabo en los artículos como:

=

Códigos promocionales para redes sociales, esto permite crear un código de cupón personalizado que puedes compartir.

=

Descuentos, por ejemplo: 10% de descuento comprando 2 unidades.

=

Promociones de tipo la tercera unidad sale gratis o con un descuento. 

Los anuncios patrocinados ayudan a obtener más exposición y generar más ventas. Aparecen tanto en los resultados de búsqueda como en las páginas de productos.

Responder consultas de clientes.

Una de las tareas más importantes como vendedor en Amazon es responder a los mensajes de los clientes. La pauta aceptable para Amazon es responder al 90% de los mensajes en 24 horas.

Las opciones de notificación de mensajes pendientes pueden ser por correo, mediante una notificación en la aplicación móvil Amazon Seller o al iniciar sesión en Seller Central.

¿Qué sucede si suspenden mi cuenta?

La mejor manera de evitar suspensiones es seguir las reglas y mantener buenas calificaciones en las métricas de vendedor.

Sin embargo, es posible una suspensión a pesar de hacer todo lo posible por ser un buen vendedor. 

En esta situación, las explicaciones de Amazon suelen ser escuetas y dependerá de ti investigar más a fondo y tomar las medidas necesarias para afrontar el problema.

En cualquier caso, podrás apelar la suspensión para restablecer la cuenta, aunque esto puede llevar algún tiempo.

3. Después de la primera venta en Amazon.

Una vez realizada la primera venta, el trabajo no ha acabado. Es el momento de llevar a cabo algunas tareas importantes.

Enviar el artículo.

Si el artículo está gestionado por el vendedor, una vez que recibas el pedido mediante un correo electrónico o notificación en la aplicación de Amazon, tendrás que enviar el artículo. 

El plazo de envío predeterminado es de 2 días hábiles desde el pedido aunque puedes cambiar esta configuración.

El precio del envío dependerá de las dimensiones de la caja, su peso y la distancia al destino.

Obtener revisiones.

Como sabes, las reseñas son una parte esencial de la compra en Amazon.

Cuando vendes productos de tu marca, obtener reseñas en Amazon es muy importante. No es igual cuando vendes productos que ya tienen listados en Amazon.

De todas formas, debes saber que Amazon tiene algunas pautas muy estrictas en relación a las revisiones debido a abusos producidos en el pasado. Revisa sus condiciones para no infringir las reglas.

Cuando solicitas comentarios a los compradores, cierto porcentaje dejarán su reseña. Por lo que obtener reseñas depende del número de ventas.

Algunos vendedores lanzan un producto a un precio reducido para obtener ventas iniciales y un lote de revisiones.

También puedes considerar unirte a programas como Early Reviewer o Amazon Vine para obtener revisiones tempranas.

Cobrar los artículos vendidos.

Las ventas de Amazon se reflejan en el saldo de tu cuenta Amazon Payments.

Amazon aumentará el saldo cada vez que cobre un pedido y restará del saldo las tarifas aplicables por los servicios contratados y los reembolsos a clientes.

El saldo se acumula y se transfiere a tu cuenta bancaria cada 14 días.

4. Estrategias de escala.

Para aumentar tus ventas en Amazon puedes utilizar estrategias para generar resultados rápidos y estrategias que generan resultados a lo largo del tiempo.

Lo ideal es considerar una combinación saludable de ambos tipos de estrategias para generar las mayores ganancias.

Para dar un impulso a tus ventas rápidamente puedes:

Z

Actualizar a una cuenta profesional.

Z

Utilizar herramientas de modificación de precios para resultar más competitivo.

Z

Aprovechar la Logística de Amazon para ofrecer beneficios Prime al cliente.

Z

Optimizar las listas de productos cuando vendes tus propios artículos.

Z

Llevar a cabo promociones.

Z

Configurar anuncios patrocinados.

Para construir un negocio sólido también necesitarás estrategias a largo plazo como:

Z

Reinversión constante en inventario. Cuanto menos reinviertes, más lento creces.

Z

Añadir nuevas estrategias de abastecimiento, expandir tu oferta de productos y ampliar la presencia y autoridad de tu marca.

Z

Estrategias de automatización y delegación para liberar tu tiempo y dedicarlo a las actividades que mayor valor generan para tu negocio.

Pin It on Pinterest

Share This