Hosting

Para responder a la pregunta de qué es Hosting o alojamiento web piensa en un sitio web como en una casa. Una casa tiene dos elementos relacionados, una dirección y el espacio físico donde se sitúa. Los sitios web funcionan igual.

Todo sitio web en Internet, sea grande o pequeño, debe tener un nombre de dominio y un alojamiento web (traducción del inglés hosting).

El nombre de dominio sería la dirección de la casa, cómo vamos a encontrar esa web dentro de Internet y el hosting es el espacio donde se construye la casa. En este caso, la porción del servidor, propiedad de una empresa de alojamiento web, que alquilas para situar los archivos de un sitio web.

De modo que, para que tu web sea visible necesitas una dirección a la que tus visitantes puedan acudir (nombre de dominio) y una cuenta de alojamiento donde construir tu web.

N

Nuestro Hosting favorito: Webempresa.

Aquí tienes más información. Puedes utilizar el cupón holawebempresa para obtener un 20% de descuento en el plan de hosting que elijas.

El alojamiento web es un servicio en línea que permite publicar un sitio web en Internet.

Al registrarnos en un servicio de hosting, básicamente, estamos alquilando espacio en un servidor físico donde almacenar todos los archivos y bases de datos necesarios para que un sitio web funcione correctamente.

Un servidor es una computadora física y real que funciona sin interrupciones para que los sitios almacenados en ella estén disponibles en todo momento.

El proveedor de hosting es el responsable de mantener ese servidor en funcionamiento, protegerlo de posibles ataques y transmitir su contenido, texto, imágenes, archivos, etc., desde el servidor hasta los navegadores de los visitantes.

De esta forma, cuando alguien escribe tu nombre de dominio en la barra de direcciones de su navegador, el proveedor de hosting transfiere todos los archivos necesarios para atender esa solicitud.

Este servicio funciona de forma similar al alquiler de una vivienda, por lo que será necesario pagar una cuota con regularidad para mantener el servidor disponible para nuestra web.

Tipos de alojamiento web

La mayoría de los proveedores de hosting, ofrecen diferentes tipos de alojamiento para satisfacer las necesidades de diferentes clientes, desde un blog personal simple, hasta grandes tiendas en línea. Al mismo tiempo, cuentan con distintos planes y precios, incluso algunos ofrecen planes gratuitos, aunque con poca capacidad.

La cantidad de espacio asignado forma parte de los diferentes planes pero también la tecnología utilizada, el nivel de gestión prestado y los servicios adicionales que se ofrecen.

Estos planes también pueden incluir herramientas para administrar y construir el sitio web de una forma asequible para cualquiera.

Cuando quieres lanzar tu web y empiezas a investigar, es normal sentirse un poco perdido con tantas opciones disponibles. Por eso, lo principal es determinar antes de nada cuáles son tus necesidades.

Por lo general, es mejor empezar con poco y cuando el sitio alcance más tráfico, actualizar a planes más avanzados.

Las empresa de hosting suelen ofrecer más de un plan de hosting profesional para cada tipo de alojamiento, con el fin de adaptarse a las distintas necesidades. Pero antes, vamos a ver los tipos de alojamiento:

Z

Hosting compartido. 

Es el tipo de alojamiento más común para la mayoría de necesidades y una excelente solución para pequeñas empresas y blogs personales. Funciona como alquilar un puesto en un espacio de coworking.

En este caso, compartes un mismo servidor con otros clientes, de forma que los sitios web alojados en el mismo servidor comparten todos sus recursos, memoria, potencia, espacio en el disco, etc.

El coste de este servicio es más barato y no es necesario tener conocimientos técnicos específicos para el mantenimiento y la administración, aunque no tendrás control sobre la configuración del servidor y los aumentos repentinos de tráfico en otros sitios pueden ralentizar el tuyo.

Z

Hosting VPS.

Sería como alquilar una oficina dentro de un parque empresarial.

Un VPS es un servidor privado virtual, en este tipo de alojamiento sigues compartiendo el servidor con otros usuarios pero tienes asignado un espacio completamente dedicado y una cantidad de recursos y memoria reservada. 

Es una buena opción para empresas medianas, tiendas en línea o blogs importantes. 

Este servicio resulta más caro y requiere conocimientos técnicos.

Z

Alojamiento en la nube.

En este caso dispones de un grupo de servidores, cuando un servidor en la nube está ocupado o tiene un problema, el tráfico de tu web se dirige hacia otro servidor del grupo.

En general, en lo que respecta al alojamiento web, “nube” significa que una gran cantidad de computadoras están agrupadas y cualquier aplicación que se ejecute en ellas puede hacer uso de sus recursos informáticos combinados.

Si hay un aumento repentino en el uso de recursos porque un sitio tiene un pico en el tráfico, los recursos aumentan. También funciona bien para adaptarse a los sitios a medida que crecen, al poder asignarles más recursos o reorganizarse para mantener un rendimiento óptimo. 

Otro beneficio del alojamiento en la nube escalable es que, generalmente, se paga por lo que realmente se usa.

Z

Hosting dedicado.

En este caso, el sitio tiene su propio servidor físico dedicado y un control total sobre el servidor en su conjunto, así como toda la responsabilidad. Siguiendo los ejemplos anteriores, sería como instalarse en un edificio de oficinas completo.

Por lo general, esta opción está más orientada a grandes empresas en línea, ya que los costes son elevados y requiere conocimientos técnicos y de gestión.

Z

Hosting administrado.

En este caso, la empresa de hospedaje brinda algún tipo de soporte técnico, desde preinstalar el software y ayudar con la configuración inicial hasta el monitoreo y actualización continuo.

Un tipo particular de alojamiento administrado es el hosting de WordPress.

Se trata de una forma particular de alojamiento compartido, creado para sitios de WP. El servidor está configurado específicamente para optimizar el sitio, haciendo que se cargue más rápido y se ejecute con menos problemas.

Estos planes suelen incluir también características adicionales relacionadas con WP como temas prediseñados y constructores de arrastrar y soltar, por ejemplo.

Es una solución económica y muy recomendable para principiantes.

También existen ofertas de Hosting WooCommerce.

Un tipo de alojamiento creado especialmente para obtener el máximo rendimiento y óptima seguridad, para tiendas online creadas con WooCommerce.

Para comprender los distintos esquemas de precios disponibles en el mercado, es importante saber qué estás comprando realmente. 

Por un lado, los servidores, el equipo físico, ordenadores rápidos y potentes que pueden no ser igual en todos los proveedores de hosting. Un equipo más rápido significa menos tiempo de carga para tu web, lo cual influye en el tráfico del sitio y, lógicamente, más tráfico supone más ventas.

Además, es muy importante contar con un proveedor que brinde un buen soporte ante cualquier problema.

A la hora de elegir un buen hosting para nuestro sitio, es fácil elegir en función del precio, asumiendo que son todos iguales o pensando que lo más caro debe ser mejor.

Sin embargo, la mejor manera de contratar un plan de hosting es pensar primero en lo que la empresa necesita y luego comparar varios planes que se ajusten a los requisitos mínimos y cuenten con buenas referencias.

Hosting Webempresa [Cupón descuento]

Empresa española, con la que tenemos contratados los servicios de hosting de nuestros proyectos más importantes, por su fiabilidad y el excelente soporte.

Echa un vistazo a todas las opciones de contratación desde aquí y, si te decides, ahora te facilitamos un cupón para obtener un 20% de descuento en sus planes de hosting.

Solo tienes que realizar el proceso normal de contratación del plan de hosting e incluir el cupón holawebempresa en el espacio reservado para ello, validar el cupón y verás automáticamente el descuento aplicado en el precio del plan.

Pin It on Pinterest

Share This