crear una tienda online
¿Te has planteado crear una tienda online para complementar tu negocio físico? o ¿Quieres empezar a vender a través de un ecommerce?

Cómo iniciar una tienda de comercio electrónico, es uno de los retos más importantes tanto para minoristas como para productores.

En esta guía te mostramos distintas opciones para empezar a vender online, que no necesitan mucha inversión ni conocimientos técnicos.

No hace falta que te diga que el comercio electrónico mueve miles de millones de Euros y sigue creciendo rápidamente.

Para el cliente tiene la ventaja de comprar desde cualquier lugar y en cualquier momento pero también tiene ventajas para el negocio, como los pequeños costes iniciales, la baja barrera de entrada, la posibilidad de acceso a un mercado global y comenzar a vender rápido, aunque tienes que saber que estas ventajas no están aseguradas, si no se hacen las cosas bien.

No es necesario ser propietario de una gran empresa para lanzar una plataforma comercial efectiva pero sí hay que tener algunas cuestiones en cuenta.

¿Es mejor encargar la tienda online a un desarrollador externo o hacerlo yo mism@?

Todo tiene sus pros y sus contras, en este caso un diseñador web es la opción más cómoda, por contra, te resultará más caro y además, no conocerás la esencia de la estructura de tu comercio electrónico.

Si lo haces por tu cuenta controlas el proceso y, si utilizas la herramienta adecuada, obtendrás el resultado deseado siendo consciente de todos los matices y detalles de tu sitio.

¿Es posible lanzar una tienda online gratuita?

Teóricamente todo es posible, pero en la práctica siempre tienes algunos costes, como mínimo tendrás que pagar el dominio y el alojamiento.

Por supuesto, al hacerlo tú también tendrás que invertir tiempo.

Por otro lado, los planes gratis de las plataformas de creación de sitios web tienen limitaciones importantes que pueden convertir tu proyecto en algo poco funcional.

Entonces… ¿Cómo lo hago?

Es mejor pagar por las características y opciones que garanticen el resultado deseado pero verás que las soluciones que te proponemos en este artículo son asequibles.

Lanzar una tienda online tiene ventajas sobre una tienda física, no tienes que pagar renta y puedes llegar a millones de clientes pero, no te engañes, nada es tan fácil, tan rápido y tan efectivo como muchas veces se pinta.

El éxito requiere esfuerzo y dedicación, ya se trate de un proyecto online o de cualquier otro modelo de negocio.

Lo más importante es trabajar con inteligencia, conociendo las opciones y procurando dar los pasos correctos desde el primer momento.

De todo esto vamos a hablar en este artículo, un tutorial paso a paso sobre cómo crear tu propia tienda en línea sin tener conocimientos de programación ni un presupuesto elevado.

Antes de comenzar a crear tu tienda, tienes que decidir qué quieres vender. Para ello puedes tomar varios enfoques:
l
La demanda del mercado.

Está claro que si la demanda de un producto es alta, habrá más posibilidades de que la gente compre ese producto online y pague más por él.

Puedes investigar la demanda utilizando la herramienta gratuita de planificación de palabras clave de Google.

Escribe la palabra clave del producto en cuestión, por ejemplo, tallas grandes. Si hay un alto volumen de búsquedas significa que muchos compradores buscan ese producto en línea.

A medida que aprendas más sobre tu mercado objetivo, tus decisiones mejorarán.

Averigua quién es tu público objetivo y qué quiere.

Busca productos similares a los tuyos y mira quién los está comprando, qué dicen en sus reseñas, cuáles son las quejas más habituales, esto te ayudará a crear una imagen de tu cliente.

l
La competencia.

Puede haber mucha demanda de ese producto pero, si también hay demasiada competencia, es probable que tu tienda tenga dificultades para destacar.

Una simple búsqueda en Google de esa palabra clave, mostrará las empresas que aparecen en la parte superior de los resultados de búsqueda.

Determina cómo te vas a diferenciar de esa competencia para convencer a los compradores de que compren en tu tienda.

Haz una lista de la competencia y observa qué hacen, qué venden, quiénes son sus clientes y cómo es su oferta… ¿Hay algo que puedas hacer mejor que ellos y que aporte valor al cliente?

Trata de ser realista con tus competidores más fuertes, será difícil ganarles en su terreno, de modo que es mejor jugar en otra liga, aprovechando tus puntos fuertes.

l
Las tendencias.

Si puedes comenzar a vender productos que son tendencia, tendrás la posibilidad de llegar a los primeros clientes antes que tu competencia.

Busca en sitios como Amazon, eBay o Etsy y navega por sus listas de tendencias o lo más deseado para localizar los productos más nuevos y buscados.

l
Tus pasiones.

Vender algo que no te interesa o de lo que sabes muy poco, puede ser arriesgado.

Tus gustos y conocimientos pueden marcar la diferencia, haciendo que tu oferta se muestre mucho más apetecible y completa.

Si realmente disfrutas con lo que vendes y crees en tus productos, es más fácil conectar con el cliente y más probable que te elijan.

También cuentas con distintas opciones de venta online.
Vender productos o servicios que tú mism@ creas.
Vender productos que previamente adquieres de otros proveedores.
Vender servicios que otros producen.
Dropshipping o vender los productos de otro desde tu sitio web pero donde el proveedor maneja el stock y el envío.
Maketplaces o vender tus productos en las plataformas de otras tiendas.
Si tienes una tienda física querrás vender los productos que ya tienes.

En este caso, tienes la ventaja de que los compradores pueden estar familiarizados con el producto y su valor, pero tendrás que diferenciarte de los competidores en otros aspectos.

También puedes investigar sobre artesanos y pequeños productores que buscan nuevos lugares para vender sus productos.

Puedes encontrarlos a través de búsquedas en Google, en ferias comerciales, directorios o navegando por las redes sociales.

Ten en cuenta que ciertos productos son más propicios para vender en línea que otros, cuando no se pueden ver, tocar o probar.

Al crear una colección de múltiples proveedores, asegúrate de pensar en la consistencia y el valor de tu marca.

¿Tiene sentido que una tienda venda esta colección de productos?

Considera por qué quieres que tu tienda sea conocida.

Si aún no estás convencido de lo que quieres vender, busca necesidades que no están siendo satisfechas en el mercado actual.

Si, por el contrario, quieres vender productos de fabricación propia, tienes que contar con un inventario de antemano o convencer al cliente de que merece la pena esperar para recibir un artículo exclusivo.

Prueba tus artículos en el mercado a pequeña escala.

En el mundo físico, antes de lanzarte a fabricar un producto, es prudente ver cómo funciona en mercadillos o a través de otras tiendas.

En el mundo online ocurre lo mismo, antes de lanzar tu tienda intenta vender tus artículos a través de eBay, Amazon, Etsy, Wazala, Wallapop, Facebook o Instagram.

De esta forma podrás estudiar quién compra, puedes ofrecer un descuento si responden una breve encuesta, para ver si están contentos con tu producto, cómo lo describen, cuál es su experiencia… Experimenta con distintos precios para saber cuánto están dispuestos a pagar por tu producto.

Otra opción sería crear una tienda de afiliado de Amazon, donde venderás productos de Amazon en tu web.

No tienes que crear el producto ni gestionar el inventario, envíos o seguimiento de existencias, obteniendo un porcentaje por cada producto que Amazon vende a través de tu web.

Haz un pequeño Plan de Acción. No puedes ser adivino pero sí planificar los primeros pasos a seguir para arrancar el negocio. Ten en cuenta factores como evaluar los costes y las prioridades.

Establece las expectativas correctas antes de crear tu tienda online

Antes de empezar, siempre es bueno tener en cuenta que la falta de experiencia puede suponer un freno en el avance de tu negocio.

Si no tienes experiencia en el negocio electrónico es fácil caer en errores comunes como:

Expectativas de ventas poco realistas.

La mayoría de la gente quiere una tienda en línea para ganar dinero y piensan que lo más complicado es construir el sitio web, agregar los productos y ponerse en marcha.

En realidad, esta parte es la más fácil, lo realmente difícil es vender. Para convertirse en una tienda exitosa con muchos ingresos se requiere tiempo y trabajo.

Por tanto, es importante establecer objetivos realistas para que los pequeños logros se vean como importantes y nos motiven a conseguir metas más ambiciosas.

Sin público objetivo.

No todos serán tus clientes, de hecho si intentas ser bueno para todos conseguirás ser invisible.

Por eso, necesitas definir a tu cliente ideal para diseñar tu tienda y comercializar tus productos, teniendo en cuenta las particularidades de estas personas.

Además, debes darle a tu público una razón para elegir tu tienda en lugar de grandes sitios como Amazon o El Corte Inglés.

Diseño pobre de la tienda.

Muchas veces, no somos conscientes de la importancia de un buen diseño.

Si el diseño de tu comercio electrónico es confuso, poco profesional o difícil, los compradores se irán en cuestión de segundos.

Por lo tanto, es crucial asegurarse de que el diseño es atractivo, la navegación fácil y rápida, así como, compatible con dispositivos móviles.

Promover la confianza entre los visitantes de tu tienda, es necesario para que te den una oportunidad.

Servicio al cliente.

Un buen servicio al cliente es una de las partes más importantes de tener una tienda exitosa.

Los clientes comprobarán estos aspectos antes de realizar cualquier compra.

Una política de envíos y devoluciones clara, una información de contacto asequible y un servicio de soporte rápido y eficiente, es fundamental para no perder clientes.

Elegir una plataforma de comercio electrónico.

Elegir la plataforma correcta, es una decisión importante porque es difícil retroceder si te das cuenta de que no es la adecuada.

Así que, vamos a darte varias opciones para que puedas valorar cuál puede ser la que necesitas.

Z
La primera decisión será, si quieres crear una tienda online agregando funcionalidades de comercio electrónico a tu propio sitio web o blog.

Por supuesto, si aún no tienes un sitio web, primero deberías crear uno, visita nuestra guía para crear un sitio web paso a paso.

Z
La segunda opción es crear una tienda online a través de una plataforma de comercio electrónico.

Se trata de un software en línea que permite crear una tienda online, así como administrar las ventas y operaciones.

Una de las mejores opciones si has decidido integrar la tienda en tu propio sitio web de WordPress, es utilizar el complemento WooCommerce.

Este complemento gratuito te ofrece un control total sobre tu tienda y, si estás familiarizado con WordPress, podrás crear fácilmente una tienda o convertir tu sitio web o blog en un ecommerce.

WooCommerce viene con una serie de funciones integradas como envío, procesamiento de pagos, administración de inventario, cupones, informes…

También tiene la posibilidad de adquirir extensiones y complementos de terceros para ayudarte a aumentar tus ventas.

Para comenzar con WooCommerce todo lo que necesitas es un nombre de dominio, un certificado SSL y una cuenta de alojamiento web.

Es importante saber que para utilizar WooCommerce debes crear tu sitio con WordPress.org, no con WordPress.com.

Como opciones más avanzadas cuentas con Prestashop, una solución que instalas en tu servidor.

En este caso, el grado de personalización puede ser mayor pero el trabajo de configuración requiere conocimientos técnicos, de forma que seguramente necesites ayuda externa.

Otra de las soluciones más robustas del mercado es Magento, ideal para empresas medianas o grandes, con muchas transacciones pero que presenta el mismo inconveniente que la anterior para su personalización.

Si lo que decides es utilizar una plataforma de comercio electrónico, tienes mucho donde elegir, por ejemplo:

I
Shopify. Una de las plataformas más populares de comercio electrónico integral.
I
Wix y 1&1 Ionos. Creadores de sitios web con funcionalidades de comercio electrónico.
I
Squarespace, Weebly, Jimdo, Bigcommerce, Site123 y un largo etc.
Cualquiera de estas opciones puede ser buena para empezar pero si tienes aspiraciones de escalar, Shopify es la solución más robusta en esta categoría, el resto son aconsejables si solo quieres vender algunos productos.

De todas formas, todas suelen contar con pruebas gratuitas con las que puedes experimentar y comparar antes de decidir.

Cuando hagas estas pruebas siempre es bueno hacerse preguntas como:

¿Es fácil elegir una plantilla o tema y hacer cambios personalizados?
¿Son las plantillas adecuadas para mi negocio?
¿Es fácil agregar productos y categorizarlos?
¿Cuento con todas las funcionalidades necesarias para ayudarme a vender?
En el fondo, se trata de encontrar una opción que no solo sea fácil de usar sino que también te ofrezca todo lo que necesitas.

¿Cuáles son las diferencias entre Shopify y WooCommerce?

Shopify es un sistema todo en uno donde pagas una tarifa mensual para utilizar el diseño web, el comercio electrónico y las herramientas de administración de productos.

Solo tienes que elegir una plantilla, cargar los productos y empezar a vender.

Shopify hace que sea muy fácil lanzar una tienda, permite cierta personalización del diseño, aunque limitada en comparación con una solución auto-hospedada.

También hay que tener en cuenta que, además de la tarifa mensual, puedes tener que pagar tarifas de transacción por cada pedido.

Como beneficios de Shopify podríamos destacar:

Es fácil de usar y de aprender.
Shopify gestiona tu tienda online por ti.
Escalar el sitio web es asequible.
Los contras:
No tienes el control total de tu tienda.
Si pagas tasas de transacción puede volverse bastante costoso.
Personalización limitada al no tener todas las funciones que puedes necesitar.
WooCommerce funciona de otra manera, al ser un complemento que debe instalarse en un sitio de WordPress.

Funciona de maravilla y te permite un control absoluto sobre el aspecto y el funcionamiento de tu sitio pero requiere un poco más de trabajo.

WooCommerce es la plataforma de comercio electrónico más usada en España y, aunque requiere configuración, puede valer la pena a largo plazo.

Algunos beneficios de WooCommerce son:

Tienda online completa.
Control total de tu tienda en línea.
Posibilita la gestión de inventario, pedidos, costes de envío, impuestos…
La personalización es infinita con los complementos.
Permite la gestión de descuentos y cupones.
Sin comisiones por transacción. 
Más asequible que otras plataformas de comercio electrónico.
Los inconvenientes pueden ser:
Que debes administrar tu propio sitio, incluida la seguridad, actualizaciones, etc.
Las características ilimitadas pueden hacer el comienzo un poco abrumador.
Para escalar tu tienda tendrás que pagar más por el alojamiento web administrado.
A la hora de elegir, piensa en tus objetivos, preferencias y habilidades y ten presente que, hay dos mitos que debes desterrar cuanto antes, uno es que se puede crear un negocio online rentable de manera gratuita y otro, su rápida promoción.

Tómate el tiempo necesario para valorar cada opción, ya que esta decisión desempeñará un papel fundamental en la experiencia de tus clientes y en el éxito de tu negocio.

Sé paciente desde el principio y trabaja con seriedad tanto en el diseño y contenido de tu plataforma como en la administración de tu negocio, considera todos los detalles sobre los productos, destinos de envío, proveedores, métodos de promoción, análisis de competidores…

Cuánto más simple, atractivo y lógico sea todo, más posibilidades tendrás de vender.

Crear una tienda online.

¿Qué necesitas para iniciar una tienda online con WooCommerce?

En principio sería similar a crear un sitio web.

Las tres cosas que necesitas para crear una tienda online en WordPress usando WooCommerce, son:

l
Registrar un nombre de dominio.

Elige un nombre atractivo y fácil de recordar. También debe ser único.

Intenta distintos nombres hasta encontrar uno que te satisfaga y esté disponible.

l
Un servicio de hosting o alojamiento web para WooCommerce.

Vale la pena encontrar un buen servicio para tu sitio web, ya que será la columna vertebral de tu tienda online.

l
También es necesario un certificado SSL o certificado digital que añade una capa de seguridad especial en tu sitio web, por lo que puedes aceptar información confidencial como el número de la tarjeta de crédito.

Además, este certificado genera confianza en los clientes. Si tu tienda online no es segura, los usuarios tendrán miedo a comprar.

En muchos proveedores de hosting este certificado SSL es gratuito.

Por supuesto, necesitarás una cuenta bancaria donde recibir los cobros o utilizar PayPal como otra opción.

¿Cómo crear una tienda online con Shopify?

Hay una razón por la que Shopify es tan popular y es por lo fácil que resulta crear una tienda online.
l
Solo tienes que registrarte en Shopify.
l
Personalizar la apariencia del sitio y elegir una plantilla.
l
Seleccionar un dominio para que tu sitio esté activo y elegir el Plan que mejor se adapte a tus necesidades.
l
Elige y activa tu procesador de pagos para aceptar cobros e incluirlos en tu cuenta.

Personaliza tu comercio electrónico.

El diseño de tu tienda en línea tiene que adaptarse a tu marca y a tus objetivos.

En términos de diseño, piensa en tu tienda en línea como en una tienda física.

Tu sitio debe ser fácil de usar, donde comprar se convierta en un proceso sencillo.

Una navegación deficiente es como una tienda desordenada donde es imposible encontrar nada, en poco tiempo el visitante se cansa y se va.

El cliente se sentirá frustrado si tiene que hacer clic en innumerables páginas antes de llegar a la categoría de productos que desea.

¿Qué pasa con la seguridad?

La seguridad es una gran preocupación para los compradores en línea.

Por eso, es fundamental eliminar sus preocupaciones haciendo que tu sitio sea seguro.

Las plataformas de tiendas en línea lo resuelven por ti con certificados SSL (Secure Socket Layer), que encriptan los datos del usuario para que su navegación sea segura. Lo reconocerás por el candado verde que aparece a la izquierda de la dirección web.

Además de que los clientes se sientan seguros, también tiene la ventaja de que Google recompensará tu sitio web con una clasificación más alta.

La mayoría de las plataformas lo incluyen en sus planes o como un complemento.

Por otro lado, también debes asegurarte de elegir una plataforma de comercio electrónico que integre un pago seguro.

Cumplir las normativas legales.

La mayoría de las reglas para el comercio minorista en línea son similares a las que se aplican fuera de línea.

Pero también debes conocer las regulaciones específicas del comercio online, como los impuestos internacionales, la Directiva de venta a distancia de la UE o el Reglamento general de protección de datos.

Consulta la normativa aplicable a tu caso e impleméntala en tu negocio.

Añade funcionalidades extra a tu tienda online.

Algunas plataformas de comercio electrónico, por sí solas, no incluirán todas las características que te gustaría para tu tienda.

Sin embargo, muchas permiten la integración de complementos que agregan nuevas funcionalidades con las que poder:

E
Mostrar recomendaciones de productos.
E
Recuperar los carritos de compra abandonados por los clientes que estaban a punto de comprar.
E
Permitir al cliente hacer listas de deseos.
E
Permitir comentarios y opiniones o generar calificaciones.
E
Gestionar el inventario, datos y cuentas. Por ejemplo, el plugin WooGlop para e-commerce y tienda física.

Comenzando con la tienda en línea.

Ahora que ya has elegido y configurado tu plataforma, utilizando la plantilla o tema que más se adapta a las necesidades y características únicas de tu negocio y los complementos necesarios, es el momento de comenzar a añadir los productos.

Los elementos principales de una ficha de producto

^
Nombre.
^
Precio.
^
Categoría.
^
Imágenes.
^
Descripción.
Los diferentes creadores de sitios de comercio electrónico tienen diferentes límites en cuanto al número de productos que puedes subir o el número de opciones para cada producto, como los diferentes tamaños o colores del mismo artículo.

Es algo que también hay que tener en cuenta a la hora de elegir.

En las fichas de producto conviene incluir:

^
Las especificaciones del producto y los beneficios que supone.

Recuerda mantener el tono de tu marca también al redactar esta parte.

^
Múltiples imágenes del producto desde diferentes ángulos.

Lo ideal es incluir imágenes usando el producto.

^
El tamaño y las dimensiones del producto con la mayor precisión posible.
^
La lista de ingredientes, composición o materiales que componen el producto.
^
Cualquier riesgo para la salud como alérgenos o peligros de uso.
Experimenta regularmente para ver qué funciona mejor, por ejemplo, dándole a ciertos productos una ubicación destacada.

¿Cómo escribir las descripciones de los productos?

Donde la tienda online tiene desventaja es en que el cliente no puede tocar o probar el producto antes de comprarlo.

Por lo tanto, es importante ofrecerle la mayor cantidad de información posible.

Las descripciones de los productos deben ser sugerentes a la vez que realistas.

Evita la jerga compleja, los clichés y las oraciones largas.

Ten en cuenta que, la descripción puede ser decisiva para que el cliente compre, por tanto, es necesario incluir las características técnicas del producto y fundamental, sus beneficios para el comprador.

Otra cosa a tener en cuenta en las descripciones es el SEO (optimización de motores de búsqueda). Aquí es donde Google actúa para mostrar a sus usuarios los productos que buscan.

Cuanto más arriba aparezcas en los resultados, más tráfico obtendrás y cuanto más tráfico, más ventas.

Por eso, es bueno añadir palabras clave en las descripciones, las palabras que los usuarios utilizan en sus búsquedas.

Además, procura no copiar y pegar las descripciones de otros artículos o proveedores para evitar contenido duplicado y diferenciarte de tus competidores, aunque se trate de los mismos productos.

Por supuesto, utizar técnicas de copywriting o escritura persuasiva, te ayudará a seducir al cliente y hacer tus productos irresistibles.

¿Cómo tomar las mejores imágenes de productos?

Al igual que la descripción, las fotografías deben reflejar con precisión lo que vendes.

Aquí tienes algunas recomendaciones para que tus productos se vean bien:

I
Utiliza imágenes de alta calidad, que no se vean borrosas o demasiado pequeñas.
I
Asegúrate de que las imágenes tengan el mismo tamaño.
I
Si puedes, toma tus propias fotos con una buena cámara o teléfono.
I
Ofrece una visión de 360º para que los clientes puedan ver el producto desde distintos ángulos.
I
Agrega imágenes de las variaciones del producto como los distintos colores.
I
Añade una opción de zoom para ver los detalles del producto.
Por último, optimiza las imágenes con alguna herramienta de compresión en línea, para reducir el tamaño del archivo sin comprometer la calidad de la imagen ni la velocidad del sitio web.

Las imágenes y también los vídeos, son esenciales en una tienda online pero cuantas más imágenes tenga tu tienda más tiempo puede tardar en cargarse la página y los compradores decidirán irse antes de ver tus productos.

Encontrar el equilibrio entre imágenes de alta calidad y velocidad del sitio es crucial.

¿Qué pasa con la construcción de categorías de productos?

Las categorías de productos son áreas diferentes en las que los productos pueden incluirse para facilitar que los clientes encuentren, cuanto antes, lo que buscan en tu tienda.

Por ejemplo, hombre, mujer, accesorios, novedades, más vendido, tendencias…

La forma más fácil de crear categorías es preguntarse ¿qué me gustaría encontrar si aterrizo en esta tienda?

Como siempre, el equilibrio es fundamental, por tanto no abuses de las categorías si no quieres arriesgarte a confundir a los compradores con demasiadas opciones.

Ten en cuenta, también, toda aquella información que puede ayudar al comprador a encontrar lo que busca y a comprar más. 

I
Rango de precios.

Mostrar los rangos de precios añade claridad y evita que los compradores naveguen por productos que no les interesan.

I
Productos destacados.

Una buena manera de guiar a los clientes por su ruta de compras preferida.

I
Opciones de filtrado.

Permite a tus clientes filtrar por tamaño, marca, precio, color, características…

I
Proporciona información adicional sobre el producto, todo lo que al cliente le gustaría saber sobre el producto que está viendo.
I
No olvides los comentarios de otros usuarios, resultan muy interesantes para el cliente y ayudan en la decisión de compra.
I
Añade también productos complementarios que resulten relevantes para cada compra.

Configura los métodos de pago.

Esta es una parte crucial para convertir a un visitante en comprador.

Es muy importante optimizar el proceso para hacerlo fácil, confiable y efectivo.

También contar con diferentes opciones como PayPal, Visa, Apple Pay, Mastercard, Amazon… Siempre, teniendo en cuenta tu tipo de cliente y producto.

Si tienes compradores de distintas nacionalidades asegúrate de satisfacer las preferencias de pago de cada uno y los impuestos a aplicar, así como la moneda.

La configuración de envío.

Ya has añadido productos y opciones de pago para que tus clientes puedan comprar, el siguiente paso sería asegurarse de que puedes entregarles los productos en tiempo y forma.

Tendrás que decidir entre diferentes opciones como, envíos gratuitos a partir de una determinada cantidad de gasto, lo que puede aumentar el valor medio de tus pedidos, tarifa plana, calcular el coste de envío en función del peso o el destino del paquete, recogida en tienda, tarifa reducida por cierta cantidad de gasto, si el cliente quiere podría pagar un poco más para recibir el pedido antes…

También tendrás que decidir entre diferentes servicios de envío, eligiendo distintos proveedores como Correos u otras compañías.

¿Funciona?

Ahora que tu tienda en línea está casi terminada y antes de lanzarla, es el momento de asegurarse de que todo está en orden.

Aquí tienes una lista de verificación que incluye cada paso que debes comprobar antes de publicar tu sitio de comercio electrónico.

Z
Asegúrate de tener todas las páginas que necesitas como productos, sobre nosotros, contacto… También necesitas un carrito de compras y una página de pago.

Puedes añadir una página próximamente para entusiasmar a tu público antes del lanzamiento.

Z
Asegúrate de que todo funciona correctamente, cualquier botón o enlace debe funcionar. La barra de navegación debe ser fácil de utilizar.

Pide a tus amigos y familiares que prueben el sitio y comenten sus impresiones.

Z
Revisa el contenido. Lanzar una tienda online con errores en el contenido hace que parezca amateur.

Comprueba la ortografía, la gramática, las fotos…

Z
Verifica que funciona en el móvil.

Tu sitio tiene que funcionar perfectamente en cualquier dispositivo que utilice el usuario en cada momento, ordenador, tablet y móvil.

Z
Prueba tu tienda en distintos navegadores.

Tus clientes no solo utilizan distintos dispositivos sino también navegadores diferentes, Chrome, Firefox, Safari, Internet Explorer…

Z
Prueba la velocidad de tu sitio para que esté optimizado. Puedes encontrar diferentes herramientas en línea para hacerlo como, por ejemplo, Page Speed.
Z
Comprueba de nuevo la configuración de tu tienda: idioma, moneda, zona horaria, dirección, datos de contacto, impuestos…
Z
Instala Analytics para rastrear los datos de tu sitio web.
Z
Optimiza tu sitio para SEO.
Z
Configura el email marketing.

Tendrás que enviar correos electrónicos a tus clientes tras su compra, además puedes generar una lista de correo a la que los visitantes puedan apuntarse para mantener la comunicación.

Z
Realiza un pedido de prueba.

Asegúrate de que el proceso de compra es sencillo y funciona correctamente.

Z
Puedes utilizar Grow My Store, la nueva herramienta de Google para un análisis rápido y sencillo de la experiencia del cliente en tu sitio web.
Z
Promociona tu tienda.

Comienza a promocionarte a través de las redes sociales, creando un blog o utilizando publicidad de pago con Facebook Ads o Google Ads.

Haz crecer tu tienda online.

Como comerciante, tu objetivo final además de la satisfacción del cliente, es aumentar tus ventas e ingresos. Hay muchas formas diferentes de generar más ventas en tu tienda en línea.

Echemos un vistazo a algunas:

Conducir más tráfico a tu negocio.

En este punto debes tener en cuenta que más tráfico solo supondrá más ventas si se trata de un tráfico cualificado, es decir, gente interesada en lo que vendes.

Algunas formas de conseguir este objetivo son:

Z
SEO.

Mejorar el SEO de tu sitio para ayudar a los clientes potenciales a encontrar tus productos en Google y otros motores de búsqueda.

Z
Crear un Blog.

Combinar tus productos con el conocimiento experto, es una excelente manera de atraer más gente a tu tienda.

Por ejemplo, si tu producto está relacionado con la moda, crea un Blog de estilo que presente algunos de tus productos de vez en cuando, incluso los productos de otras tiendas a cambio de que ellos también presenten los tuyos.

Z
Anuncios pagados.

El SEO requiere tiempo, por lo que una solución más rápida para atraer tráfico cualificado es invertir en anuncios.

Z
Programa de afiliados.

Se trata de incentivar a otras personas o empresas a promocionar tu negocio.

Construye una lista de correo electrónico.

Una de las razones por las que no conviertes a tus visitantes en clientes, es no tener una relación con ellos.

Si los compradores no te conocen, tendrán miedo de hacer una compra en tu comercio.

Por eso, crear una lista de correo electrónico es la mejor manera de fomentar las relaciones con tus clientes.

Por supuesto, no hace falta decir que no se trata de cargar sus buzones con spam pero tiene sentido enviar información relevante para cada cliente, incluyendo de vez en cuando actualizaciones de surtido, ofertas especiales, etc.

Domina las técnicas de Marketing.

Tu tienda online puede ser la más elegante y tus productos increíbles pero, si nadie sabe que existes, no venderás.

Por eso es muy importante conocer a tu público objetivo y considerar diferentes técnicas como:

Z
Enviar productos de muestra a personas influyentes, con seguidores que se adaptan a tu cliente ideal, para darte a conocer.
Z
Realizar ofertas especiales que en lugar de minimizar tu imagen de marca se basen en alguna forma de venta cruzada.
Z
Alentar a los clientes a que hablen sobre tu negocio en las redes sociales utilizando hashtags, competiciones, concursos…
Z
Realizar un calendario de las campañas en las que quieres participar y tenerlo todo preparado para esas fechas o eventos especiales.
Otras consideraciones que puedes tener en cuenta son:
Z
Utilizar un asistente en línea para los usuarios que tienen dudas sobre la marcha.
Z
Disipar los miedos mediante certificados de calidad, garantía de devolución, demostrar los beneficios de hacer negocios contigo.
Z
Ofrece más de lo que los clientes esperan.

A veces, un mensaje amable o un agradecimiento especial significa más para tus clientes que cualquier descuento pero también es importante tener detalles especiales como una bonificación, cuidar el embalaje de los productos, añadir una tarjeta escrita a mano, enviar muestras gratuitas…

Espero que estos consejos te hayan aclarado un poco la mente y te ayuden a tomar las mejores decisiones para hacer tu lanzamiento al mundo online más comprensible y eficaz.

Pin It on Pinterest

Share This