rotación de stock

Como minorista, lo natural es que siempre estés buscando formas de aumentar las ventas y las ganancias. La rotación de stock es una parte importante de la rentabilidad de tu negocio. Cuando el margen es ajustado, la mejor forma de aumentar la rentabilidad es incrementar la rotación.

Hay un delicado equilibrio entre tener demasiadas existencias y tener muy pocas. 

Demasiado inventario supone dinero inmovilizado y costes de almacenamiento, mientras que muy poco stock puede suponer perder ventas. Ninguna de estas dos situaciones te interesa.

El objetivo de la gestión de inventario es encontrar ese equilibrio y garantizar que cuentas con los productos correctos en el momento adecuado.

Una de las métricas clave para ayudarte a resolver todo esto, es la rotación de stock, que desempeña un papel fundamental en la planificación y gestión de tus existencias.

Pero… Vayamos por partes.

El inventario es la cuenta de todos los bienes que una empresa tiene en stock.

Generalmente, incluye productos terminados como ropa en una tienda de moda. Sin embargo, el inventario también incluye materias primas, por ejemplo, la tela utilizada para confeccionar prendas, forma parte del inventario del fabricante.

¿Qué es la rotación de stock?

La rotación del stock es una proporción que mide cuántas veces se ha vendido y reemplazado la mercancía, durante un periodo de tiempo determinado.

Calcular la rotación de stock puede ayudarte a tomar mejores decisiones en relación a los precios, la comercialización y la compra de inventario.

El índice de rotación de inventario muestra la eficiencia al administrar el inventario, es decir, el número de veces que somos capaces de recuperar la inversión en existencias durante el periodo analizado.

Por ejemplo, un negocio con un stock promedio de 1.000€ y unas ventas de 10.000€, habrá recuperado 10 veces su inversión.

Esta relación es importante porque la rotación total depende de dos componentes principales de rendimiento, las compras y las ventas, es decir, cómo gestionas los costos y si tus esfuerzos de venta son efectivos.

Si compras muchas existencias tendrás que vender más para mejorar tu facturación, si no puedes, el dinero invertido en esos bienes queda inmovilizado, no puedes usarlo, además, tendrás costes de almacenamiento y de oportunidad, ya que el espacio que ocupan los bienes que no se venden podría estar cubierto por bienes nuevos que sí se vendan y, esos bienes, pueden quedarse anticuados o, si son perecederos, inservibles.

El segundo componente son las ventas, las estrategias de marketing y ventas utilizadas influyen decisivamente en que el inventario se venda.

Veamos algunas algunas consideraciones:

Z

Cuanto mayor sea la rotación de stock, mejor.

Una alta rotación del inventario suele significar que una empresa está vendiendo productos rápidamente y que hay demanda para ellos.

La baja rotación de existencias probablemente indique que las ventas son flojas y la demanda decreciente.

Z

La rotación de stock proporciona información sobre si el negocio está administrando sus existencias de manera adecuada.

Si has sobreestimado la demanda comprando demasiado producto, tendrás una rotación baja.

Si la rotación es muy alta es posible que no hayas comprado suficiente y pierdas ventas.

Z

Idealmente, el inventario debe coincidir con las ventas.

La rotación de stock es un indicador de la efectividad de las ventas pero también de la gestión de los costes.

En las prácticas contables, normalmente, este índice se calcula de forma anual pero podrías hacerlo también trimestral o mensual, según te convenga.

El promedio anual te dará una idea más clara de la situación de tu negocio porque a lo largo del año hay picos y valles debido a las vacaciones, las compras de temporada, determinadas campañas, etc., que pueden sesgar el análisis.

¿Por qué necesitas medir la rotación de inventario?

Si aún no estás midiendo la rotación de stock en tu negocio, aquí tienes algunas razones para hacerlo.

Medir el índice de rotación de stock, te pone en una mejor posición financiera. La rotación de stock es un indicador clave de rendimiento (KPI) para administrar y hacer crecer tu negocio.

También muestra a los bancos, a la hora de garantizar un préstamo, la liquidez de tus activos, es decir, que el inventario es fácil de vender y puede convertirse rápidamente en efectivo. 

Tomarás decisiones comerciales más inteligentes.

Vigilar de cerca la rotación de existencias te permite tomar mejores decisiones de compra, mantener la mercancía en movimiento y vender más de los productos que el cliente demanda.

Esta métrica te proporciona información sobre:

 

  • Qué artículos debes pedir. Si la rotación de existencias para un artículo en particular es alta, podrías necesitar más unidades.

 

  • Qué hacer con determinados artículos. Los artículos que no se venden lo suficientemente rápido corren el riesgo de convertirse en existencias muertas, de modo que, es el momento de pensar qué hacer con ellas, situarlas en un lugar destacado del establecimiento, hacer algún tipo de oferta…

 

  • Lo que debes pedir con anticipación. Los artículos con un amplio tiempo de fabricación o envío, que tienen una rotación alta, deben pedirse con antelación para no quedarse sin existencias.

Cómo calcular la rotación de stock.

Como hemos visto, la rotación de stock, detalla cuánto inventario se vende durante un periodo de tiempo.

El índice de rotación de stock se calcula dividiendo el costo de los bienes vendidos, en un periodo de tiempo, entre el inventario promedio del mismo periodo.

La fórmula es:

Rotación = Ventas del periodo (precio de coste) / Stock medio del periodo.

Esta fórmula puede utilizarse en términos de valor, tomando los precios de coste de la mercancía, o en número de unidades.

El inventario promedio se usa en lugar del inventario final porque en muchos negocios la mercancía fluctúa mucho a lo largo del año. Si compras mucha mercancía a principios de año para venderla durante el resto del año, el saldo final en Diciembre no refleja el inventario real durante el año.

El inventario promedio o stock medio se calcula sumando el stock inicial y el stock final y dividiéndolo entre 2.

Inventario promedio = (Stock inicial + Stock final) / 2

Los cálculos del índice de rotación de inventario son bastante fáciles, una vez que comprendes los conceptos claves de la fórmula.

Lo verás más claro con algunos ejercicios resueltos:

Supongamos los datos de un minorista ficticio donde durante un año, el costo de los bienes vendidos ascendió a 100.000€.

El inventario inicial fue de 300.000€ y su inventario final fue de 400.000€.

Hacemos los cálculos:

               100.000

________________________    = 0,28

    (300.000 + 400.000) / 2

 

Vemos que el índice de rotación es de 0,28. 

Esto significa que no vendió ni siquiera un tercio de su inventario durante el año.

También implicaría que le costará, al menos, 3,5 años vender todo su inventario. 

Simplemente dividiendo 365 días que tiene un año, entre el índice de rotación, tendremos el número de días que, en teoría, tardaremos en vender todo el inventario.

Periodo de rotación de inventario = 365 / Índice de rotación de inventario.

El índice de rotación de stock en este caso indica que, se está gastando demasiado dinero en artículos que permanecen en la tienda sin venderse.

El exceso de existencias puede apuntar a ineficiencias en marketing, ventas o compras, o a una recesión económica a nivel local, regional o nacional.

Veamos otro ejemplo:

Supongamos que un negocio gasta 10.000€ (precio de coste de las ventas del periodo) en 5.000 unidades de inventario (inventario promedio) en los últimos 12 meses.

Tasa de rotación de stock = 10.000 / 5.000 = 2.

Periodo de rotación = 365 / 2 = 182.

Por lo tanto, una tasa de rotación de 2 supone que el inventario se convierte en ventas por tanto, en efectivo, en 182 días.

¿Qué te dice esto? En principio, nos dice que esta empresa vende sus existencias aproximadamente cada 6 meses, es decir, repone su inventario completo dos veces durante el año.

Análisis de los resultados.

Esta fórmula se puede usar para medir la eficiencia general del negocio.

En general, ya sabemos que una mayor rotación indica un mejor rendimiento y una rotación baja, ineficacia.

Esto se debe a que, una rotación alta, supone que no estás desperdiciando recursos, que vendes lo que compras y repones efectivo.

La baja rotación, por el contrario, puede ser causada por un exceso de existencias o por ineficiencias en los esfuerzos de marketing y ventas.

Por lo general, es mala señal, ya que los productos tienden a deteriorarse, estás incurriendo en gastos innecesarios y tu efectivo está atado.

Sin embargo, hay varios matices a estas reglas generales.

Una tasa de rotación excepcionalmente alta puede apuntar a fuertes ventas o a que te has quedado corto con determinados productos y esto puede provocar escasez de existencia y pérdida de ventas.

Una buena regla es que, si tu índice de rotación de inventario multiplicado por el margen de beneficio bruto (en porcentaje) es 100% o más, entonces el inventario no es demasiado alto.

La velocidad a la que una empresa puede vender existencias es una medida crítica del desempeño del negocio. Los minoristas capaces de moverlo rápido tienen un rendimiento mayor.

Cuanto más tiempo se mantenga un artículo en la tienda, mayor será su costo y menos razones tendrá el consumidor para volver a visitar el establecimiento.

Un buen ejemplo es el negocio de moda rápida, como H&M y Zara.

Estas compañías reemplazan el inventario agotado rápidamente con nuevos artículos, lo que incentiva a la gente a volver.

¿Cuál es un buen índice de rotación de existencias en el comercio minorista?

La rotación de stock de una empresa varía según la industria.

Los minoristas de moda pueden estar en índices entre 3 y 6, las tiendas de comestibles pueden llegar a superar el índice de 20 y los automóviles pueden estar en 2 o 3.

En resumen, las industrias de bajo margen tienden a tener índices de rotación de stock más elevados que las de alto margen, porque tienen que compensar las menores ganancias por unidad con un mayor volumen de ventas. 

Si deseas saber si estás en el promedio de tu industria, ten en cuenta dos reglas:

^
Cuando investigues, compárate con productos y negocio similares al tuyo.
^
Compara también tu rendimiento pasado con el actual y establece metas futuras a partir de ahí.

Rotación de inventario y stock muerto.

La rotación de inventario es un dato especialmente relevante para los minoristas de productos perecederos y otros productos sensibles al tiempo.

Puede tratarse de alimentos, moda rápida o tecnología, por ejemplo.

Un exceso de jerseys de lana puede conducir a un inventario sin vender y a perder ganancias, especialmente cuando cambia la estación y necesitas efectivo para inventario nuevo.

Este stock no vendido se conoce como inventario obsoleto o stock muerto.

Cómo mejorar la rotación de inventario.

Ahora que conoces la importancia de esta métrica, vamos a ver cómo se puede influir positivamente en ella.
A

En primer lugar, nunca podrás optimizar nada si no lo mides antes.

Por eso, es necesario contar con una buena plataforma de gestión de inventario y terminal de punto de venta que te permita realizar un seguimiento de las ventas y niveles de existencias en tiempo real.

Estas plataformas te ahorran los cálculos manuales pero siempre es necesario entender los conceptos para poder optimizar las métricas.

A

Al mismo tiempo, es importante mantenerse informado de qué productos son los que más se venden y cuáles no generan ningún interés.

Determina qué artículos generan mayor ganancia, cuáles las mayores ventas y cuáles no vale la pena pedir.

A

Trabajar en el aumento de tráfico en la tienda a través de estrategias de marketing.

A

También tendrás que aplicar técnicas de venta eficaces y capacitar a tu equipo en ellas.

A
Desarrollar un proceso de compra según el modelo just in time, trabajando con pedidos más ajustados, aunque teniendo en cuenta que esto puede provocar no poder atender picos de venta y una reducción en los descuentos por volumen de compra.
A
Investiga a tus clientes potenciales para conocer sus gustos y acertar con los pedidos.
A
Divide tu presupuesto de compras en varias fases, por si aparecen nuevas tendencias interesantes para tu negocio.
A

Intentar optimizar la rotación de stock con descuentos o liquidaciones es otra opción, pero ten cuidado porque puede reducir significativamente el retorno de la inversión y la rentabilidad de tu negocio.

Esperamos que estos consejos te ayuden a saber qué productos vender y cuántos pedir, para tener un control sólido de tu inventario y de la rentabilidad de tu negocio.

¡Buenas ventas!

Pin It on Pinterest

Share This