negocios despues del cornavirus

El impacto económico en los negocios después del coronavirus está siendo devastador para muchas empresas, especialmente pequeños negocios como bares y restaurantes, muchas tiendas y empresas de servicios. 

De repente, el mundo se ha parado y los pequeños negocios luchan por sobrevivir y volver a abrir sus puertas.

Desgraciadamente, es posible que no todos puedan salir adelante, sin embargo, las empresas que se preparen para adelantarse al nuevo escenario, prosperarán.

La vuelta a la normalidad dejará un consumidor nuevo, con nuevos hábitos de compra e, incluso, una nueva forma de pensar. No vamos a volver a la situación en la que estábamos y, en muchos aspectos, habrá que comenzar de cero. 

El coronavirus empieza a derribar las barreras que muchos pequeños negocios tenían en relación con el cambio porque, todos intuimos que, el futuro de la industria minorista puede ser bastante diferente de lo que conocíamos hasta ahora.

Algunos de los cambios ya están tomando forma, impulsando al sector hacia una nueva dirección.

Los supermercados y el cuidado de la salud, eran los últimos reductos de resistencia del consumidor hacia el comercio electrónico, sin embargo, la pandemia ha acelerado la adopción del supermercado digital como la opción más deseable.

Los pagos a través de aplicaciones o del móvil, podrían volverse más comunes como soluciones de pago sin contacto.

Las interacciones humanas pueden hacerse detrás de una pantalla de metacrilato pero, es posible que tomen fuerza otras opciones similares a la experiencia de Amazon Go, una venta sin pago, donde uno escanea un código de barras al entrar y luego sale con los productos deseados, sin interacciones ni colas.

Las tiendas pueden transformarse en lugares para la recogida de pedidos, una especie de gran máquina expendedora, haciendo que los minoristas ahorren costes en mano de obra y gastos de envío y, el cliente, obtenga la conveniencia de adquirir bienes dónde y cuándo los necesita, de una forma segura.

Ya hemos visto las nuevas utilidades de los drones, las impresoras 3D o la robótica durante esta crisis, por lo que no sería raro que ciertas operaciones en la tienda puedan reemplazarse por robots o drones para labores de limpieza o reabastecimiento.

Estas soluciones tecnológicas ya existen y se estaban implementando antes de la crisis del COVID-19, por lo que la pandemia podría hacer que se acelere su implantación.

Si nos paramos a pensar en todo esto, parece una locura y surgen muchas incógnitas… ¿Supone esto menos puestos de trabajo? ¿Los pequeños negocios pueden competir a este nivel? ¿Qué pasará con determinados sectores basados en la interacción humana?

Lo que parece claro es que las empresas tendrán que seguir funcionando por el bien de todos y que la industria minorista, de todos los tamaños, acabará adaptándose a los distintos escenarios.

Cómo adaptar tu negocio a la nueva realidad.

La transformación digital de los pequeños negocios o, al menos, la transición hacia lo digital, es fundamental para adaptarse a esta crisis.

De nuevo, surgen muchas preguntas, ¿cómo usar la tecnología para adaptar tu empresa a un mundo que cambia rápidamente? ¿en qué tecnologías enfocarse y cómo integrarlas en un pequeño negocio? o ¿cómo tomar prestados principios y procesos disruptivos para competir?

Ante cualquier alteración, ya sea tecnológica, política, económica o ambiental, la respuesta de las empresas siempre es la misma, adaptarse o morir y, ante un cambio de paradigma tan profundo como el que se presenta, en muchos aspectos habrá que empezar prácticamente de cero.

La única opción es adaptarse y no solo eso, sino adaptarse mejor y más rápido que los competidores.

De modo que, tenemos que buscar fórmulas simples pero efectivas. Veamos a qué nos enfrentamos.

I

El miedo es un mal consejero.

El miedo es fundamental para la supervivencia, nos aconseja no adentrarnos en un callejón oscuro con sombras sospechosas pero solo es eficaz para guiar decisiones a muy corto plazo.

Sin embargo, en tiempos como el que nos ha tocado vivir, es inevitable… ¿Sobrevivirá mi negocio a esta crisis? ¿Podré pagar el alquiler el próximo mes? ¿Cómo aguantar ante tanta incertidumbre?

Si te fijas, todas estas preguntas se basan en el miedo y, en realidad, no buscan una respuesta que nos ayude a avanzar, solo refuerzan los supuestos negativos, por tanto, no pueden ser la base de una estrategia de supervivencia y adaptación.

¿Y si nos hacemos otro tipo de preguntas? Como:

  • ¿Qué puedo hacer para asegurarme de que mi negocio sobreviva a esto?
  • ¿Qué medidas debo tomar de inmediato, la próxima semana, dentro de dos semanas y dentro de un mes, para darle a mi empresa las mejores opciones?

Estas preguntas resultan más útiles para tomar decisiones.

I

Encontrar respuestas a las preguntas más críticas lo más rápido posible.

Cuanto mejor sea la información de que dispones, los datos, mejores serán las ideas que surjan como respuestas y más oportunas las decisiones que tomes.

Si no puedes imaginar lo que puede venir y las opciones que tienes, sigue este modelo:

  • ¿Qué está sucediendo fuera de mi ecosistema empresarial? Cuáles son los comportamientos del mercado y qué hacen otras empresas.
  • ¿Qué está pasando dentro de mi ecosistema? Cómo están reaccionando mis clientes, qué amenazas y oportunidades pueden derivarse de ello.
  • ¿Qué puedo hacer para adaptarme? Evalúa las distintas opciones para resolver los problemas de tus clientes.
  • ¿Qué puedo hacer para asegurarme de que la forma de adaptarme a los nuevos desafíos funciona? Analiza la efectividad de las iniciativas en relación con los objetivos propuestos para optimizar los resultados.
I

Construir nuevas prácticas lo más rápido posible.

Las diferentes industrias y negocios tienen desafíos propios, por lo que, las necesidades de tecnología y procesos no son iguales para una tienda que para un hotel o un restaurante.

Por tanto, la tecnología a utilizar y los procesos que haya que crear entorno a su uso, serán únicos para cada negocio.

Sin embargo, no importa cuáles sean tus necesidades comerciales y operativas, las soluciones tecnológicas que necesitas para acceder a mejores datos, automatizar procesos, mejorar la productividad, enviar productos o abordar las necesidades cambiantes de los clientes, ya existen, están disponibles y son asequibles.

La pandemia ha acelerado las cosas y nos ha dejado en una situación más precaria pero, gestionar un negocio, es un ejercicio que supone resolver problemas y adaptarse.

La digitalización de los puntos de venta para la reapertura y adecuación a las necesidades de los negocios después de Coronavirus.

Partimos de la base de que la reapertura de negocios y la desescalada, está llena de incertidumbre.

El Covid-19 es la mayor crisis sanitaria de la humanidad en tiempos modernos y sus consecuencias económicas están aún por determinar. Pero, lo que también está claro, es que no podemos quedarnos quietos ante ello y que tenemos que salir de esto lo más rápido y del mejor modo posible.

¿Qué hacer si soy un retailer, un restaurante o una sucursal de seguros y necesito volver a la actividad porque estoy al límite de la subsistencia?

Lo primero que tenemos que entender es que necesitamos cumplir las normativas de sanidad pero, ¿con eso basta? Crear un entorno seguro para nuestros clientes, será clave para que decidan ir o no a nuestro establecimiento. 

¿Por qué no utilizar la digitalización en los puntos de venta? ¿Cómo utilizar los medios online para convertir el punto offline en un espacio seguro? La empresa española Ladorian ha creado una estrategia basada en ello, donde, a través de la tecnología, se pueda generar ese estado de tranquilidad que reclaman nuestros clientes.

Esto se puede conseguir mediante la utilización de pantallas para comunicar las medidas de higiene y sanidad adoptadas, emitir mensajes de compromiso y solidaridad con la situación, información sobre el aforo, sugerencias para el comportamiento del cliente, informes de las últimas desinfecciones, estado de salud de los empleados, etc.

La utilización de una cámara que me dice el aforo del negocio, diferencia al cliente por edad y sexo, las zonas de máxima afluencia o las distancias de seguridad, me servirá para gestionar el interior del establecimiento.

La creación de una app móvil que gestione las reservas para entrar y no tener que esperar dentro, muy utilizada en el canal Horeca (Hoteles, Restaurantes y Cafeterías) y peluquerías, que gestione turnos, que permita no hacer cola en la caja, que comunica al cliente que el local tiene un sello que garantiza la desinfección continua, etc.

Nosotros, nos tenemos que hacer esta pregunta no como empresarios sino como clientes… ¿Iríamos a un local con estas medidas adoptadas o elegiríamos cualquier otro que no las tuviera? La respuesta es obvia, ¿verdad?

El marketing digital se vuelve más importante que nunca para los negocios después de coronavirus.

Sin duda, la propagación del virus produce un cambio importante en el comportamiento del consumidor. Los potenciales clientes pasan más tiempo en línea, por lo que el marketing digital se convierte en el medio más eficaz para defender los negocios después del coronavirus.

Sin embargo, el comercio electrónico, desde el más pequeño hasta Amazon, también se enfrenta a grandes desafíos. Por un lado, muchos productos que dependen de China están sufriendo demoras y cuellos de botella que dejan a las marcas sin saber cómo abastecer a los clientes, por otro, la masificación de determinados pedidos y la dificultad en los envíos.

En todo caso, a largo plazo es posible que estos nuevos hábitos de compra desde el móvil o el portátil se afiancen, a medida que la gente se sienta más cómoda y segura, navegando y comprando en línea.

El retail se va a transformar a marchas forzadas. Un sector basado en la relación directa con el cliente tendrá que reinventarse para adaptarse al distanciamiento social.

El ahorro, la salud, la higiene, la comodidad en el hogar y el acceso a los productos a través de medios digitales serán la norma.

Es prioritario pensar en el corto y medio plazo, sin dejar de lado cómo prepararse para el largo plazo.

Z

Reenfocar el negocio.

Será necesario hacer ajustes para adaptar los negocios a la realidad dentro de uno o dos años.

Z

Restaurar la relevancia del negocio.

Si el comportamiento del consumidor y sus necesidades cambian, será necesario adaptar la promesa de marca a las nuevas circunstancias.

Z

Reinventar la experiencia de compra.

El cambio en los hábitos de consumo influirá en las experiencias que los clientes busquen y en la diferenciación que les resulte relevante.

Z

Ganarse la confianza del consumidor. 

El consumidor buscará seguridad y conveniencia, además de fijarse en cómo ha reaccionado el negocio para adaptarse a sus problemas.

De esta crisis surgirán nuevos modelos de negocio, adaptados a los nuevas formas de consumo.

El impacto de todos estos cambios afectará a muchas de las características principales de las tiendas. Por ejemplo:

l

La organización del espacio cambiará.

El distanciamiento social, sin duda, influirá en la distribución de las tiendas que tendrán que ordenarse de una forma más espaciosa, empezar a controlar el aforo y reducir el contacto entre el vendedor y el cliente, pensando ya en espacios dedicados a la entrega de pedidos.

l

Prioridad de las medidas de seguridad e higiene.

Se impondrán soluciones de equipamiento de los espacios más fáciles de limpiar o seguras. Incluso podrían surgir nuevos materiales antivirus para empaquetar los productos.

l

Forma de pago sin contacto.

Llaveros, gafas, pulseras, smartphones…

l

Rediseño de determinadas áreas de las tiendas.

Los probadores, las salas de espera o las áreas de recogida de pedidos, adquirirán cierto protagonismo y tendrán que adaptarse a los protocolos de seguridad y limpieza.

l

Optimización de la cadena de suministro.

La tecnología y la innovación serán esenciales para lograr una cadena de suministro más flexible, sostenible y capaz de asumir los nuevos retos.

l

El comercio en línea ha sido la tabla de salvación para muchos pequeños negocios.

De ahora en adelante, cualquier comercio minorista deberá disponer de venta electrónica. La tienda física tendrá que estar más conectada con la tienda online.

La digitalización y la omnicanalidad serán decisivos para permanecer competitivos.

10 ideas de marketing para sobrevivir a la crisis del COVID-19.

Conexión con los clientes en las redes sociales.

Todos estamos lidiando con el impacto que la pandemia está teniendo en nuestras vidas. Todos necesitamos apoyo, comprensión y empatía.

Las comunidades se necesitan mutuamente y las redes sociales pueden proporcionar exactamente eso.

Asegúrate de que tu negocio se pueda encontrar online.

Ahora hay más personas en línea que nunca. Todos buscamos información, entretenimiento, aprendizaje, formas de pasar el tiempo y esto incluye también, comprar en línea.

Por tanto, tu negocio debe subir a la parte superior de los resultados de Google para que tus clientes potenciales puedan encontrarlo.

La publicidad de pago por clic (PPC) es inteligente ahora mismo.

Con más gente en casa frente a sus pantallas, es una gran oportunidad para que las empresas utilicen la publicidad online para conectarse con sus clientes.

Además, los costes han disminuido, lo que supone una oportunidad para obtener la cuota de mercado que otros anunciantes pierden al retirarse durante este tiempo.

Sigue optimizando tu sitio web y su contenido.

Aparecer en los primeros resultados de búsqueda no es una tarea sencilla, si no continúas optimizando el sitio web de tu negocio y su contenido, perderás terreno en los resultados de búsqueda.

Ante una crisis, es normal intentar reducir los costes y puede resultar tentador empezar por los presupuestos de marketing. Sin embargo, esta decisión puede suponer un error crítico para tu negocio del que tarde en recuperarse.

Prepara tu negocio para la vuelta.

Lo que hagas hoy afectará a los resultados de los próximos meses, cuando vuelva la normalidad o, al menos, las medidas se suavicen.

Las circunstancias únicas brindan oportunidades para una oferta especial.

Es el momento de mostrar apoyo a tu base de clientes mediante descuentos especiales que mantengan tu flujo de caja. 

Muchas personas están buscando ofertas especiales y descuentos para ahorrar dinero en tiempos de incertidumbre.

Los descuentos especiales son una forma de interactuar con tus clientes y mantener un flujo de ingresos.

Puedes enviar estas ofertas a través de la publicidad, las redes sociales o el email marketing.

La economía local es más importante que nunca.

Los viajes se han reducido y cuando salimos de casa buscamos servicios y suministros cercanos para abastecernos.

Por tanto, es importante utilizar estrategias de SEO local para que los clientes cercanos puedan encontrar tu negocio fácilmente desde el teléfono o el ordenador.

Además, durante esta crisis, la gestión de la reputación es muy importante. Proporcionar el servicio o producto adecuado en un momento tan estresante, será valorado positivamente por tus clientes.

Prepárate para pivotar si es necesario.

Estamos en un momento donde es necesario encontrar formas de conectarse con los clientes y resultar relevantes.

Esto implica encontrar nuevos modelos para adaptar tu negocio, lo antes posible, a las circunstancias actuales y a los cambios que vayan surgiendo según se avance en la resolución de la crisis.

Está claro que, ahora, es el momento de ser visible digitalmente porque otras formas de marketing tradicional están estancadas.

También es necesario buscar nuevas formas de atender a los clientes mientras permanecen en sus hogares y pensar en qué pasará después, cómo podremos adaptar el negocio a las medidas de distanciamiento social o a las nuevas normas sanitarias.

Al mismo tiempo, tendremos que pensar en las consecuencias económicas de esta crisis y en cómo van a afectar al bolsillo del consumidor, qué productos va a demandar y qué precios será capaz de soportar.

Los negocios que muestren más agilidad tendrán más oportunidades de sobrevivir que los que no alteren sus enfoques.

Las tiendas físicas no esenciales están cerradas, pero eso no quiere decir que tengan que dejar de vender, de ahí la importancia del marketing digital.

Los salones de belleza también están cerrados, sin embargo, la gente necesita saber cómo teñirse, qué color elegir o cómo cortar el pelo a los niños. Como propietari@ de una peluquería puedes aprovechar estas búsquedas para ofrecer consejos respondiendo a esas preguntas e incluso tutoriales en video y productos, lo que hará que tu marca quede fortalecida de cara a la vuelta al trabajo.

No caigas víctima del pánico.

¿Te acuerdas de lo que pasó con el papel higiénico? Eso es una reacción instintiva que no tiene mayores consecuencias que tener un armario lleno en casa.

Sin embargo, en las decisiones empresariales, las reacciones instintivas pueden ser peligrosas.

Para implementar una estrategia de marketing digital inteligente, es necesario utilizar métricas y analizar los datos disponibles antes de tomar decisiones.

Dedica tiempo a las tareas digitales.

Si ahora cuentas con algo más de tiempo, puedes abordar esas tareas digitales que han caído en el olvido.

Quizá construir o actualizar tu sitio web, revisar tu estrategia de marketing, investigar nuevas tendencias, familiarizarte con herramientas digitales con las que optimizar tu trabajo

Si cuentas con un sitio de comercio electrónico, ahora hay gente comprando en Internet que antes no lo hacía, no está familiarizada con el mundo digital y le cuesta entender sus dinámicas.

Piensa en ellos a la hora de actualizar tu sitio, proporciona mejores descripciones del producto, fotos y videos geniales que ayuden a las personas a obtener una imagen precisa del producto o a manejarse y comprar dentro de tu sitio.

Desde el punto de vista logístico, actúa con sinceridad sobre la escasez o los retrasos en los envíos y actualiza la información para un mejor seguimiento por parte del cliente.

También puedes considerar crear una lista de espera o un sistema de pre-venta para productos con una alta demanda.

La experiencia demuestra que las empresas que en tiempos de crisis reorientan el gasto en lugar de hacer recortes en actividades tan esenciales como el marketing, salen reforzadas.

Estas son solo algunas ideas de marketing que pueden inspirarte para ajustar tus estrategias y encontrar la manera de probar nuevos enfoques para que tu negocio pueda seguir en activo.

Esperamos que esta información te inspire para darle una vuelta a tu negocio y seguir siendo relevante. Mucho ánimo!!!

Pin It on Pinterest

Share This